Quantcast
Así rompe ‘Anatomía de Grey’ el techo de cristal - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Así rompe ‘Anatomía de Grey’ el techo de cristal

La “serie de mujeres” por excelencia asumió con orgullo la etiqueta para derribar barreras delante y detrás de cámara

Christina, Meredith e Izzie en la temporada 1 de ‘Anatomía de Grey’. (Fuente: ABC)

Anatomía de Grey se estrenó a mediados de marzo de 2005 como reemplazo de Boston Legal en la midseason. Se emitía los domingos a las 22, después de Mujeres desesperadas, una de las dos series estrellas de la ABC en aquel momento; la otra era Perdidos.

Tal como ha explicado Shonda Rhimes varias veces, los ejecutivos de la cadena no le prestaban mucha atención a su serie; el estreno se realizó sin casi publicidad y las primeras críticas no fueron muy halagadoras porque el tono de comedia romántica combinado con el drama médico parecía descolocar al personal.

El primer episodio registró una audiencia de 16 millones de espectadores que fue creciendo hasta conseguir 22 en el final de temporada. ABC emitió resposiciones durante el verano y, para cuando se estrenó la segunda temporada, en septiembre del mismo año, las audiencias aumentaron y la cadena empezó a mirar a Anatomía de Grey con otros ojos. Fue la serie elegida para emitirse después de la Super Bowl de 2006. El capítulo de la bomba, con Christina Ricci como estrella invitada, consiguió reunir a 38 millones de espectadores.

“It’s the End of the World”, el episodio que se emitió después de la Super Bowl 2006. (Fuente: IMDB)

Aprovechando que la serie acaba de convertirse en el drama médico de primetime más longevo de la television de Estados Unidos, después de superar a Urgencias en número de episodios, hacemos un repaso a las formas en las que Anatomía de Grey ha roto el techo de cristal delante y detrás de cámara.

Asumió con orgullo la etiqueta “serie para mujeres” y se convirtió en líder de audiencia

Christina y Meredith fueron el centro emocional de los primeros años. (Fuente: ABC)

Con Anatomía de Grey, Shonda Rhimes y su equipo desarrollaron una historia en la que su protagonista principal y la mayoría de personajes principales eran mujeres. Mujeres profesionales y ambiciosas que vivían romances, mujeres que querían y podían hacerlo y tenerlo todo.

Ahora, el panorama televisivo es muy diferente, pero a mediados de los 2000 aún era una novedad ver a tantos personajes femeninos poco convencionales y centrales en una sola serie. Una que se convirtió en líder de audiencia y demostró que las peyorativamente llamadas “series de mujeres” eran rentables.

Diversidad, temas sociales y de la salud de la mujer

Bailey diagnosticada por estrés antes de sufrir un infarto. (Fuente: ABC)

Durante sus 15 temporadas, Anatomía de Grey ha sobresalido por tener un reparto muy diverso, por celebrar por lo alto la boda de Callie y Arizona cuatro años antes de que la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizara el matrimonio entre personas del mismo sexo en sus 50 estados y por hablar de temas como la transexualidad, los prejuicios raciales en las fuerzas policiales del país, la adicción, la violencia de género, las enfermedades mentales o el síndrome de estrés postraumático.

Y también se ha preocupado por mostrar un enfoque de la salud desde el punto de vista femenino, como las dificultades al diagnosticar un infarto en las mujeres, los embarazos adolescentes, el alto índice de muertes durante el parto en Estados Unidos o los beneficios del orgasmo femenino.

Un hospital dirigido por mujeres

Maggie Pierce es la jefe de cirugía cardiotorácica del Grey Sloan. (Fuente: IMDB)

Los líos amorosos de las salas de descanso y las conversaciones íntimas en los momentos más inapropiados son clásicos de Anatomía de Grey. El romance es una constante porque los personajes básicamente hacen vida en el hospital.

Pero de forma paralela a esos encuentros divertidos en los ascensores, Shonda Rhimes y Krista Vernoff (la actual showrunner) crearon un universo en el que las mujeres son las directoras de sus departamentos, de los hospitales y las mejores cirujanas. Un universo en el que su talento nunca es cuestionado por su género y en el que son modelos a seguir para todos, aquellas que antes lucharon por conseguir lo que tienen hoy.

Con mujeres detrás de cámaras

Chandra Wilson, dirigiendo un episodio de ‘Anatomía de Grey’. (Fuente: Hollywood Reporter)

En Hollywood se ha acuñado el término Shonda Effect para definir los cambios delante y detrás de cámara en materia de diversidad que se han producido en los últimos años en la televisión. No solo sobresale en el número de guionistas mujeres, que supera a los varones, sino que también son directoras.

Treinta mujeres han dirigido episodios de Anatomía de Grey, entre ellas Krista Vernoff, actual showrunner, y dos de sus actrices, Ellen Pompeo y Chandra Wilson. Debbie Allen ha sido su mentora.

La negociación del contrato de Ellen Pompeo

Ellen Pompeo. (Fuente: IMDB)

Ellen Pompeo cobra desde hace un año más 20 millones de dólares anuales por su trabajo en Anatomía de Grey y es una de las tres actrices mejor pagadas de la televisión. Se lo debe a Shonda Rhimes, no solo por haber creado la serie, si no por los consejos que le dio a la hora de renegociar su contrato: “Decide cuánto crees que vales y pídelo. Nadie va a venir a ofrecértelo”.

Pompeo recuerda que, en negociaciones previas, cuando Patrick Dempsey aún estaba en la serie, había llegado a pedir cobrar 5.000 dólares más que él, por aquello de que ella era la protagonista y le daba título a la serie. Ya veis qué cosas. Siempre recibió respuestas negativas: “No te necesitamos a ti, tenemos a Dempsey”.

Cuando el actor se marchó de la serie en la temporada 11 y las audiencias de Anatomía de Grey no solo no cayeron, sino que aumentaron, Pompeo empezó a plantearse que merecía más de lo que había estado recibiendo y habló con Shonda, quien le sirvió de mentora en el proceso y le dio créditos como productora en Anatomía de Grey y su más reciente spin-off, Estación 19.

Romances, momentos de humor, personajes que se van y otros que llegan; tramas locas, momentos Shonda, llamadlos como queráis, pero es justo reconocer que no es fácil llegar en plena forma a más de 330 episodios en una cadena en abierto, y mucho menos mantener el interés con temporadas de más de 22 episodios.

No era fácil antes y es mucho más difícil hacerlo en 2019. Anatomía de Grey lo ha conseguido, sigue siendo la serie más vista de ABC, sigue siendo relevante y ha hecho historia en la televisión. El Día de la Mujer es una buena excusa para celebrar la “serie de mujeres” por excelencia. Y a mucha honra.

‘Anatomía de Grey’ se emite los martes a las 22:10 h. en Fox Life.

7 momentos en los que la 14ª temporada de ‘Anatomía de Grey’ fue relevante
Más de 300 episodios después, la serie sigue sorprendiendo con su interés en hacer comentarios socialesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir