Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Feud: Bette and Joan’ 1×03 — El cóctel más amargo

‘Mommie Dearest’, un episodio sobre madres, hijas y Mamacitas

Fotograma del cuarto episodio de ‘Feud’

“Well in the desert that was my childhood, I was grateful for any kind of genuine affection to feel cherished.”
– Joan.

Cada episodio de Feud se desarrolla alrededor de un tema; si en el anterior, se reflexionaba principalmente sobre los dobles estándares de la industria de Hollywood, en este, todo gira alrededor de las relaciones de Joan y Bette con sus propias madres y cómo se desenvuelven ellas ahora que han asumido ese rol.

No importa cuántas anécdotas hayamos leído sobre la problemática relación entre Joan Crawford y Bette Davis, ni si hemos visto la película ¿Qué fue de Baby Jane? o si conocemos todos los detalles de lo que pasó detrás de cámara durante su rodaje. Da igual lo que creamos saber, presenciar la escena en el bar entre esas dos mujeres hablando de su infancia lo es todo.

“He was a lovely man. Meant the world to me. Well, we called him Daddy Cassen, but he wasn’t really my daddy. We weren’t blood relations, so it wasn’t incest, but he was kind and gentle, and he loved me. I led him into it.”
– Joan.

En este momento totalmente devastador, todos somos Bette Davis. Su expresión de incredulidad, compasión, estupor y frustración representa nuestras emociones al escuchar la historia de abuso de Joan y la indiferencia de su madre; una infancia destrozada por la soledad y la falta de afecto que la llevó a procesar y justificar, de la única forma que supo, lo horrible de lo sucedido. Esto le añade otra dimensión a sus anhelos de fama, admiración y reconocimiento: no es solo ambición, hay una herida y un vacío que son mucho más profundos.

Por el contrario, la historia personal de Bette Davis con su madre parece cariñosa, aunque su niñez tampoco estuvo exenta de momentos duros que agradece porque la convirtieron en la mujer que es. Lo que esta información nos revela sobre el personaje de Bette es que carece de amigas, al igual que Joan, porque su madre era la única que tenía. Pero, más importante, nos muestra el contraste en la relación con sus hijas, se sabe mujer trabajadora como su madre y cree que eso la valida para estar ausente.

Este episodio nos permite conocer detalles sobre la relación de ambas con sus hijas: la de Joan con las gemelas, a quienes infantiliza para retrasar el momento en el que crezcan y la dejen sola; y con Christina, fuera de casa ya, y a quien aún no hemos visto en la serie. Llama la atención cómo Joan rechaza escribir frente a las gemelas la nota en la tarjeta que le da Mamacita y solo lo hace cuando ellas se han retirado de la mesa. En el caso de Bette, notamos su condescendencia con B.D., al establecer el paralelo con Víctor, en quien reconoce talento; y posteriormente vemos su situación con la pequeña Margot, a quien reconoce que no puede cuidar.

Fotograma del cuarto episodio de ‘Feud’

Los paralelismos entre la relación de Joan y Bette y la de Blanche y Jane se han establecido como claros desde el principio, lo que le da a serie, a la película y a la vida real un nivel muy metarreferencial. En este episodio en concreto, con el rodaje de la que es la escena final de la película y cómo se resignifica su frase final: “Y pensar que durante todo este tiempo podíamos haber sido amigas”. Lo peor es que nunca lo supieron.

Es una escena muy potente en la que ambas actrices están fantásticas, y en la que Jessica Lange consigue transmitir el profundo dolor de su personaje. Después de conocer la historia de Joan, no puedo evitar verla como la Jane de la película, una muñeca rota. Y si pienso en la canción I’ve Written a Letter to Daddy, me dan escalofríos.

Este es el tercer episodio de los ocho que conforman la temporada y el rodaje de ¿Qué fue de Baby Jane? ya ha finalizado, pero queda mucho por contar: el estreno de la película, la campaña y gala de los Oscar de 1963, el siguiente proyecto de Robert Aldrich y la etapa que haya elegido Ryan Murphy para cerrar la historia.

Fotograma del cuarto episodio de ‘Feud’

Notas al margen:

  • Mommie Dearest es el nombre de las memorias que publicó Christina Crawford en 1978 y que sirvieron como base para la película de 1981 en la que Faye Dunaway interpretaba el papel de Joan Crawford.
  • B.D. Merrill también publicó sus memorias sobre su madre Bette Davies en 1985 con el nombre My Mother’s Keeper. Otra cosa cosa en común entre Crawford y Davies, así como el terrible retrato que de ellas hicieron sus hijas.
  • Bette llama ‘Lucille’ en un momento a Joan Crawford. Lucille LaSouer es su nombre real y una persona a la que seguramente no quería recordar.
  • En la gala de los Oscar de 1950 a la que se hace referencia, el premio a mejor actriz lo ganó Anne Baxter, la Eva de Eva al desnudo, película en la que Bette Davis interpreta a Margot (así llamó a su hija pequeña) y papel por el que fue nominada. Gloria Swanson también estuvo nominada por El crepúsculo de los dioses.
  • Conmueve la escena en la que Joan va al orfanato con la intención de adoptar a un niño solo para llenar el vacío de su soledad. Las motivaciones no son las correctas, pero vemos cómo la respuesta que recibe afecta su frágil ego. Esta situación es la que motiva su obsesión con el lifting casero durante el rodaje en la playa. Procedimiento que, por cierto, aún no entiendo cómo funciona.
  • La serie sortea muy bien los cambios de tono en el episodio. Acierta en el drama y entretiene con la comedia. Los montajes de cómo se saboteaban la una a la otra durante el rodaje, y el de la escena en la que B.D. practica sus líneas frente a su madre, fueron muy divertidos. Enorme Kiernan Shipka fingiendo que no sabe actuar.
  • No hemos tenido esta vez las declaraciones de Kathy Bathes y Catherine Zeta-Jones, pero con lo que se avecina, en los próximos episodios tendremos a su personaje, Olivia de Havilland, en el presente de la narración.
  • Gracias por existir, Mamacita. No sabemos qué sería de Joan y de nosotros sin ti. Grandes tus “buenas noches” y mejor aún el “¿qué agua?” en el rodaje en la playa. Era vodka, lo sabemos todos.

Todas las críticas de ‘Feud: Bette and Joan’

Los nuevos episodios de Feud: Bette and Joan están disponibles los lunes en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir