Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Star Trek: Discovery’ 1×08 — ‘Si vis pacem, para bellum’

El penúltimo episodio de esta entrega prepara una gran confrontación final

Tyler, Burnham y Saru tienen una misión en el planeta Pahvo. (Fuente: CBS All Access)

Sólo queda un episodio para que la primera mitad de la temporada de Star Trek: Discovery se acabe. Las emisiones se retomarán en enero, y los guionistas van a despedirse hasta entonces con un gran enfrentamiento entre la Discovery y la Sarcophagus, la nave principal de la flota klingon. Ese aspecto de la serie sigue siendo el más flojo, pero en este octavo capítulo tenemos un avance que puede ser interesante: L’Rell quiere desertar.

O eso le asegura a la almirante Cornwell. Desde que Kor asumió el puesto de T’Kuvma, su único objetivo ha sido buscar la manera de derrocarlo, pero no es una empresa fácil porque Kor ha equipado a todas las naves klingon con el escudo de invisibilidad y ha logrado la adhesión de casi todas las casas. Y las que no le juran lealtad, son exterminadas. Es perfectamente posible que L’Rell sea sincera en su conversación con la almirante. También cabe la posibilidad de que sea todo una estratagema para presentarse como la verdadera campeona klingon.

Lo cierto es que no es una línea argumental que se haya visto bien trabajada por la serie, pero al menos aporta cierto conflicto en el lado klingon que puede resultar entretenido.

Mientras tanto, la Discovery envía al planeta Pahvo a una patrulla que debe utilizar en su favor un extraño repetidor natural. Y, ahí, es donde tenemos una nueva exploración del clásico dilema de olvidar los problemas o enfrentarse a ellos. ¿Quieren quedarse allí, como si fueran los soldados desertores de La delgada línea roja, o cumplen su misión e intentan ganar la guerra?

Burnham y Tyler siguen desarrollando su relación. (Fuente: CBS All Access)

Si vis pacem, para bellum no es uno de los mejores episodios de la temporada, pero al menos se molesta en plantear y explorar el dilema al que Burnham, Tyler y Saru se enfrentan en Pahvo. Es un dilema muy básico en este tipo de series y sirve más para profundizar en Saru, y lo que representa la naturaleza de los kelpianos en medio de una guerra.

Crítica: ‘Star Trek: Discovery’ 1×07 — ‘La magia que vuelve loco al hombre cuerdo’
La serie consigue uno de sus mejores episodios con una clásica aventura de bucles temporalesfueradeseries.com

Tener miedo constantemente, estar siempre alerta por si aparecen depredadores es agotador. A Saru se le ofrece un momento de paz, y se toma el ofrecimiento de los pahvianos demasiado en serio. La idea es tentadora hasta para Burnham y Tyler, pero ellos no son tan receptivos como Saru. La pelea entre los tres es muy clásica de las space operas y de la propia Star Trek, pero deja al menos unas espectaculares tomas del planeta y sus habitantes, muy del estilo de la Pandora de Avatar.

Ése es un pequeño defecto de la serie hasta ahora; sus tramas fuera de la guerra contra los klingon son muy familiares para cualquier seguidor de la saga. Eso puede lograr que se vea en sintonía con el universo trekkie, pero también le resta algo de personalidad.

Tilly intenta averiguar qué ocurre con Stamets. (Fuente: CBS All Access)

De todos modos, está plantando bien las semillas de esa realidad espejo que tenemos que acabar viendo en algún momento. ¿Cómo? A través de los cambios de estado de ánimo de Stamets. Es muy probable que lo que los tripulantes de Discovery vean sean dos Stamets distintos: el serio y gruñón habitual y el feliz y hippie del espejo, que se alternan con cada salto del motor de esporas. Teniendo en cuenta lo bien que salió el episodio del bucle temporal, éste puede ser de los notables.

Sin embargo, la semana que viene tendremos guerra. Porque los pahvianos no pensarán que Lorca y Kor van a quedar a tomarse un café y comentar el canal en directo de Operación Triunfo. Oh, y Cornwell no está muerta. Va a ser divertido cuando se despierte.

Notas al margen

  • Hay ya varias teorías circulando sobre que la almirante Cornwell va a acabar siendo Lete, un personaje de la serie original que, cuando conoce a Kirk y compañía, trabaja como terapeuta en una prisión de la Federación, sin recordar su vida anterior. Lete es el río del Hades que borra la memoria de quienes beben sus aguas; en griego clásico, de hecho, lethe significa olvido.
  • Si vis pacem, para bellum es una expresión latina que quiere decir “si quieres la paz, prepara la guerra”, y proviene de los escritos de Flavio Vegecio Renato.

Todas las críticas de ‘Star Trek: Discovery’

La primera temporada de ‘Star Trek: Discovery’ está disponible los lunes en Netflix.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir