Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Star Trek: Discovery’ 2×11 — ‘Infinito perpetuo’

Control ha puesto ya todas las cartas sobre la mesa

(Fuente: Imdb.com)

La saga Star Trek ha tenido sus historias sobre máquinas, o seres que en realidad son máquinas, que buscan la destrucción de todo lo que encuentren a su paso. Los Borg asimilaban a los humanos y a los alienígenas a su Colectivo y buscaban alcanzar la idea que ellos tenían de perfección. El momento en el que Leland se convierte en una marioneta de Control puede recordar a las asimilaciones de los Borg, pero el objetivo es diferente.

Para empezar, Control no es una mente colmena de miles de individuos interconectados; es una única inteligencia artificial autoconsciente . Su propósito no es la asimilación, sino de la destrucción de toda la vida inteligente. Y toma posesión del cuerpo de Leland porque necesita poder manejarse en el entorno físico. Sólo así puede acceder al archivo de la Esfera e intentar quitarse de en medio a Gabrielle Burnham.

Como hemos venido diciendo siempre en Star Trek: Discovery, es el viaje emocional de su protagonista lo que constituye el centro de la serie. Si en los episodios anteriores tenía que reconciliarse con su hermanastro Spock, ahora debe asumir no sólo que su madre está viva, sino que en realidad era una especie de Vengadora intertemporal. Y que no puede regresar del punto en el futuro al que saltó cuando los atacaron los klingon, veinte años atrás.

El capítulo, de hecho, despliega dos líneas argumentales paralelas: la de Burnham y la de Georghiou sospechando que algo extraño pasa con Leland y, después, dándose cuenta de que es la personificación de Control.

(Fuente: Imdb.com)

Ahí ha estado toda la tensión de este Perpetuo infinito. Sin ser original (no es la primera vez en esta temporada que Discovery debe impedir una descarga de archivos), el componente de Leland como infiltrado le añadía un toque de urgencia que contrastaba bien con el jaleo emocional de Michael. Ella está abrumada por haber recuperado a esa madre que creía muerta, aunque sea brevemente, y es Philippa quien termina descubriendo la verdad (y Tyler, pero de una manera mucho peor).

Gabrielle Burnham entra, por otro lado, en el arquetipo del viajero del tiempo que ha asumido que su sino es estar solo para lo que le quede de vida, y más si el tirón gravito-temporal del traje del Ángel Rojo la devuelve siempre a 850 años en el futuro. Su pelea contra Control es solitaria y eterna, y su armadura sólo se quiebra por un breve momento, cuando es consciente de que, esta vez, no va a volver a ver a su hija nunca más.

La amenaza de esta IA no es original, pero la manera en la que afecta a los personajes está dejando algunos detalles que merecen la pena. Spock y Burnham, por ejemplo, parecen haber decidido que lo que les une es mucho más importante y que si trabajan juntos tienen una oportunidad.

Todas las críticas de la temporada 2 de ‘Star Trek: Discovery’

Los nuevos episodios de ‘Star Trek: Discovery’ están disponibles los viernes en Netflix España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir