Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Star Trek: Discovery’, 2×14 — ‘Tan dulce tristeza’ parte 2

La serie termina su segunda temporada con un salto adelante que la lleva a terreno desconocido

(Fuente: CBS All Access)

Y así, de un plumazo, Star Trek: Discovery se libera de las constricciones del canon de la franquicia con las que ha estado jugueteando y dándose de bruces durante dos temporadas. Que transcurriera diez años antes de la serie original ha permitido, por ejemplo, todos esos guiños al primer piloto de Star Trek de los capítulos octavo y noveno, pero también ha creado perturbaciones en el canon, como que en ninguna serie ni película se mencionara jamás a la nave Discovery, ni que Spock tenía una hermanastra humana. Era, al mismo tiempo, una bendición y una maldición.

Pues bien, ya no es ni una cosa ni la otra. En el capítulo más espectacular que la serie ha hecho hasta ahora (hasta más espectacular que aquella imagen de la Enterprise lanzándose contra un enjambre de pequeñas naves al ritmo de Beastie Boys en Star Trek: Más allá), Discovery empieza a trazar su propio camino al saltar 950 años al futuro. Es la manera de evitar que Control, o cualquier otro villano megalómano, se haga con el archivo de la Esfera viviente y se sienta tentado de utilizarlo para arrasar toda la galaxia, y es también el modo en el que el canon de Star Trek queda limpito de nuevo.

La tripulación a las órdenes de Saru se sacrifica hasta el punto de que sus nombres son eliminados de todos los registros de la Flota Estelar. Nadie debe hablar de ellos y, por lo tanto, han de ser olvidados. La tercera temporada, de golpe, entra en un territorio inexplorado que puede ser muy estimulante.

(Fuente: CBS All Access)

Hasta llegar a ese momento, con un plano muy Star Trek en el que Burnham y Discovery atraviesan el agujero de gusano, el capítulo da toda la acción que se había insinuado en el anterior y hasta un poco más. Tenemos una batalla espacial por todo lo alto en la que hasta se involucra la clásica Ave de Presa klingon, a la Enterprise pasándolas canutas, a la almirante Caldwell sacrificándose para salvar a toda la nave (otro fleco suelto que se resuelve) y a Spock y Burnham escenificando la conexión que creían haber perdido.

Es curioso que muchas de las quejas dirigidas hacia Star Trek: Discovery se centren en que Michael está siempre en el meollo de todo. La trama del Ángel Rojo está protagonizada por ella o por su madre, y era la única variable que Control no podía predecir. Es la protagonista de la serie, ¿qué otra cosa esperábamos? Como tal, Burnham es quien tiene el viaje emocional más complicado y quien debe asumir los riesgos y el sacrificio que representan asestar el golpe definitivo contra Control. ¿Quién va a hacerlo si no? ¿Bryce, de comunicaciones? ¿El capitán Pike, que tiene su propio destino?

Michael es una buena protagonista porque aguanta perfectamente llevar todo el peso de la serie y, además, su primer salto hacia el pasado para cerrar ese bucle temporal autocumplido es una de las imágenes de la temporada televisiva: ella sola en medio de la negrura del espacio, con el traje del Ángel Rojo, atravesando ese mar de chispas que debe llevarla al punto donde apareció la primera señal. Y sí, toda la temporada es básicamente Los cronocrímenes.

(Fuente: CBS All Access)

¿Y qué más da? El final nos ha dejado a Georghiou vengándose de Leland (y de Control) de la manera más dolorosa imaginable, a Spock y Burnham reconociendo por fin los lazos que los unen (y a Michael poniendo a su hermano en el camino de su futura amistad con el capitán Kirk) y la promesa de que veremos mucho más al resto de la tripulación. Los vistazos que hemos tenido a la dinámica entre Tilly, Owosekun y Detmer ya eran simpáticos y dejaban con ganas de más.

El final de la temporada ha tenido épica y, realmente, en ocasiones daba la sensación de ser más un último episodio de toda la serie que sólo de la entrega. Pero es que Star Trek: Discovery va a entrar en otra fase de su vida, una en la que puede crear su propio canon.

Todas las críticas de la temporada 2 de ‘Star Trek: Discovery’

‘Star Trek: Discovery’ está disponible completa en Netflix.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir