Fuera de Series Fuera de Series

¿De verdad han cambiado tanto las series en diez años?

Las formas de consumo y de comentar las ficciones sí son diferentes; ¿lo son dichas ficciones?

Una imagen de ‘Boardwalk Empire’, estrenada en 2010. (Fuente: HBO)

Diez años sí pueden ser mucho en televisión. Las plataformas digitales, las redes sociales y las caídas en picado de las audiencias en directo han pintado un panorama bastante diferente en cuanto a la manera en la que los espectadores ven las series, se relacionan con ellas y también en la visibilidad que pueden adquirir. Los factores externos, como si dijéramos, a su alrededor se han transformado a lo largo de esta década hasta el punto de que sería interesante preguntarse si una serie estrenada en 2010 como Boardwalk Empire habría sido acogida de manera diferente en este 2019.

La percepción de las ficciones, los maratones y la importancia de Twitter son factores que no existían o tenían mucha menos importancia hace diez años, ¿pero las series en sí eran tan distintas? ¿Realmente no podría haberse hecho Stranger Things en 2014? ¿O The Morning Show en 2011? ¿O Mad Men ahora? Con unas pocas excepciones, casi todas las series que estamos viendo en este final de década podrían haberse producido sin problemas en sus primeros años. Los resortes dramáticos siempre han sido los mismos.

Ha cambiado la manera de verlas, pero no su ADN. Los cuatro estrenos iniciales de Apple TV+ atrajeron, probablemente, críticas peores de las esperadas porque eran series que podrían haberse hecho sin mayores problemas en cualquier otra cadena o plataforma y en cualquier otro año de los últimos diez (o quince). No había nada en ellas que dijera “esto sólo puede hacerlo Apple en 2019”. Y no es algo malo. Como dicen en El irlandés, es lo que es.

Es cierto que sí ha habido aspectos que han evolucionado desde 2010, como la apertura a otros puntos de vista distintos del tradicional en televisión y un mayor atrevimiento visual. Euphoria, por ejemplo, sí que no podría haberse puesto en pie en otro momento que no fuese ahora, y lo mismo se aplica a Atlanta, por ejemplo, e incluso a Batwoman, una serie que sigue un desarrollo y un camino dramático que ya hemos visto muchas veces, pero con un personaje en su centro que habría sido impensable encontrarse en una serie mainstream en 2012.

Hay excepciones que confirman la regla, por supuesto, pero estos diez años no han representado una metamorfosis tan radical de las series como tales. Sí han alterado por completo el modo de verlas y de enfrentarse a ellas, pero no sus resortes internos. El deus ex machina no lo inventaron los guionistas de Perdidos, aunque muchos fans lo crean así, sino los dramaturgos griegos de hace miles de años. Su deus ex machina también era mucho más divertido, y literal.

Podcast: Gran Angular — Cómo han cambiado las series en la última década (ep.74)
C.J. Navas, Marina Such y Valentina Morillo se han puesto el reto de hacer balance del panorama televisivo entre el…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir