Fuera de Series Fuera de Series

El día que ‘The Big Bang Theory’ fue más longeva que ‘Cheers’

Los frikis han batido el récord de número de capítulos de una comedia de situación multicámara

AD

No ha sido precisamente rezando como ‘The Big Bang Theory’ ha logrado su récord. (Fuente: CBS)

Parece mentira, pero es que ya son doce los años que The Big Bang Theory lleva en antena. Muchísimo tiempo para una comedia que tampoco ha cambiado tanto desde su arranque. Sí, sus personajes han crecido y poco tienen que ver con los jovencitos que no sabían moverse sin estar pegados. Pero en esencia seguimos con los mismos escenarios y las mismas personas. El pasado mes evidenciaba su longevidad con un récord, el de la sitcom multicámara con mayor número de episodios, 276.

Dicho así no suena tanto, pero esto quiere decir que hasta el momento ningún otro título había alcanzado tantos capítulos, ni siquiera Cheers, quien ostentaba tal honor con 274. Desde canales del tamaño de la CBS no hay propuesta pequeña, y es cierto que casi cualquier título de las grandes marcas puede convertirse en un éxito si tiene varias cosas a favor, pero quién podría esperar que superaría a Cómo conocí a vuestra madre, a Friends o a tantos otros títulos que han marcado generaciones enteras.

Pero ¿qué es lo que hace que The Big Bang Theory funcione a pesar del paso del tiempo?

Sus protagonistas masculinos

Los chicos que arrancaron el título despiertan ternura. Por mucho que Sheldon sea insoportable, Howard un baboso, Raj un niño de papá y Leonard… bueno, Leonard posiblemente sea el único que se salve. El caso es que, pese a los inconvenientes, no son mala gente, están muy poco capacitados para enfrentarse al mundo y lo solucionan como pueden. No restan ganas de encerrarlos en el cuarto de los ratones, pero a la vez hace que entiendas hasta cierto punto qué los ha llevado donde están y por qué simplemente necesitan aprender a vivir en sociedad.

Ellas

The Big Bang Theory repite un cliché habitual en el que ellos estarían perdidos sin un apoyo femenino que los defienda y, a la vez, los obligue a encarar el mundo. Son las primeras que pegan dos gritos a sus parejas cuando hace falta y las primeras que los defienden con uñas y dientes. Es repetir un comportamiento casi maternal que lo cierto es que no acaba de ser recomendable en la vida real, pero en comedia funciona. Al momento te coloca en una situación de confort en la que intuyes qué tipo de rutinas se van a desencadenar y sabes que te harán gracia. Llegar a ellas no es tan sencillo y no es lo único que tiene, o toda comedia alrededor de una o varias parejas funcionaría, pero no por ello deja de ser un lugar un común.

Bernadette dando una paga a Howard sería terrible en la vida real, pero en pantalla, donde él no sabe administrar el dinero porque se lo gasta todo en tonterías, resulta hilarante. Como esta hay multitud de rutinas establecidas entre ellos que llevan al extremo situaciones que, de alguna forma, se repiten mucho en la calle, pero que en semejante extremo funcionan. Y como muestra tenemos cualquiera de las múltiples escenas en las que Penny y Leonard no necesitan tener un hijo propio, porque para eso está Sheldon enfadado en un pasillo repleto de juguetes.

Las bromas con ‘Star Trek’ son un tema recurrente. (Fuente: CBS)

El friki cercano

Para la historia quedará que The Big Bang Theory es una serie de frikis. Porque son científicos, visten con piezas cómodas y tienen por hobby cosas aparentemente infantiles. Pero, por otro lado, así estamos muchos que ya somos adultos. La generación que jugaba a Dragones y Mazmorras, se gastaba la paga en tebeos y libros y soñaba con disfrazarse de un personaje de su serie favorita ha crecido. Somos mayores y nos hemos multiplicado. Nuestros padres han aprendido a convivir con hijos que superamos la treintena y tenemos muñequitos en casa.

Dicho de otra forma, el raro de esta serie ya no es tan raro. Estamos entrando en la mediana edad, tenemos cierto poder adquisitivo y nos hace gracia una gente que pasa el sábado noche jugando con los amigos porque ya es un poco lo que seguimos haciendo nosotros. Son raritos, pero tampoco tanto. Lo que los hace pintorescos, pero no incómodos. Llevan a la caricatura comportamientos que tenemos con nuestros propios amigos, donde la cuadrilla se ha convertido en una familia escogida con la que sigues comiendo pizza en un sofá y haciendo maratones de películas.

Cada familia es un cliché en sí mismo

Pese a que The Big Bang Theory es una serie de blancos, tema del que Sheldon a menudo hace bromas, entre ellos tienen caracteres y herencias familiares muy distintas. La madre de Howard era una judía controladora cuyo sueño era que su niñito se casara con otra judía de bien. La madre de Sheldon es una católica tejana que vive en función de lo que su párroco dé por bueno. La madre de Leonard es una científica de lo más racional y aséptica. Y los padres de Raj querrían una boda con mucho color, elefantes y una india de buena familia que diera honor a su apellido.

Algo parecido pasa con las mujeres. Cada núcleo familiar debe representar una caricatura de la América moderna, y los chistes con todos ellos son un tema recurrente. Pese a que los padres de los protagonistas, en especial las madres, han protagonizado capítulos gloriosos, lo cierto es que aparecen poco en pantalla. Y sin embargo, sus personajes son de los que más peso han dado a la ficción, convirtiéndose en una guía del usuario de sus hijos y en una justificación al carácter de cada uno.

The Big Bang Theory se retira este año de las pantallas, y posiblemente sea algo bueno para no acabar de gastar a la comedia, pero lo va a hacer por todo lo alto, con casi 300 episodios y un humor todavía en forma.

‘The Big Bang Theory’ se emite los jueves, a las 21:45 h., en TNT.

El ascensor en ‘The Big Bang Theory’ es la amistad entre Leonard y Sheldon
Tras un fondo de escenario que vemos a menudo, se esconde la lógica tras la relación de los dos protagonistasfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir