Fuera de Series Fuera de Series

Elite’ vs ‘Skam España’: 7 diferencias y 2 parecidos entre las dos series juveniles

La ficción de Netflix y la de Movistar+ aspiran a mostrar una cara distinta de los adolescentes por métodos diferentes

A la izquierda, Marina, una de las protagonistas de ‘Élite’. A la derecha, Eva, la protagonista de la primera temporada de ‘SKAM España’. (Fuente: Manuel Fernández-Valdés/Netflix/Movistar+)

El público juvenil ya no ve la televisión. Al menos, no la ve a la manera tradicional, ni reacciona a ella del mismo modo que espectadores de mayor edad, y las cadenas no saben cómo llegar a ellos o, directamente, han desistido de ofrecerles contenido. Sin embargo, en los últimos meses estamos asistiendo a un renacimiento de la ficción juvenil gracias a una Netflix que ha identificado ese público como uno ávido de contenido que no estaba recibiendo y, por otra parte, a canales que han dedicado sus plataformas de vídeo online a producir series para ellos.

Sólo en España, Atresmedia y RTVE, a través respectivamente de Flooxer y Playz, han centrado buena parte de las producciones de ficción en esas webs a historias para jóvenes como, por ejemplo, Si fueras tú o la próxima Más de 100 mentiras, y desde el pasado fin de semana hay dos que coinciden en emisión y que representan dos maneras diferentes de afrontar estas series. La que lleva más tiempo en “emisión” (entre comillas porque no se ve de la manera tradicional) es SKAM España, remake de Movistar+ de la ficción juvenil noruega, mientras el viernes llegó a Netflix una de sus grandes apuestas internacionales, la española Élite.

Ambas se dirigen básicamente al mismo público, pero aunque estén protagonizadas por adolescentes, cuentan historias bastante distintas y las afrontan desde puntos de vista y modelos narrativos también diferentes. Es tentador compararlas porque han coincidido en el tiempo, así que aquí os dejamos 7 diferencias, y dos parecidos, entre Élite y SKAM España.

Las 7 diferencias

1. Un thriller / un drama

La primera diferencia es obvia desde la misma sinopsis de ambas series. En Élite hay un asesinato que permea toda la temporada; una parte muy importante de cada episodio es intentar averiguar por qué murió esa persona y quién la mató. SKAM España, por su parte, aspira a contar la historia de una adolescente en el principio del nuevo curso. Es más un drama sin las convenciones tan marcadas de un género como el thriller. O más que el thriller, del whodunnit.

2. Protagonismo masculino / protagonismo femenino

Samuel y Eva, los protagonistas principales de Élite y SKAM España, pueden parecerse en que son tímidos y están aún buscando dónde encajan en el instituto, pero que sean chico y chica cambia el punto de vista desde el que se cuentan sus historias. También hay que apuntar que Eva son los únicos ojos desde los que vemos las tramas en SKAM España, mientras el protagonismo en Élite está un poco más repartido. Samuel puede ser el personaje central, pero no es el único importante.

3. Realidad aumentada / naturalismo

Esas convenciones del género que comentábamos antes marcan también el tono de ambas series. Élite se mueve en una realidad un poco aumentada en la que los personajes son todos un poco más sexy de lo habitual y las relaciones son más intensas y van más rápido. SKAM España apuesta por algo más naturalista, con bastantes planos en los que la cámara está lejos de los personajes y unos diálogos más cercanos a como hablarían dos adolescentes por la calle.

4. Tratamiento de sus temas

Tener dinero o no, las enfermedades de transmisión sexual, las traiciones entre amigos, las fiestas… Realmente, los temas que ambas series tocan no son tan distintos, pero cambia la manera de tratarlos. En esa realidad aumentada del thriller en Élite es todo más intenso y, si podemos decirlo así, exagerado. La relación entre Samuel y Marina tiene unos obstáculos que casi podrían ser del tamaño del Everest.

En SKAM España, lo que está en juego es más pequeño, aunque para sus personajes sea lo más importante del mundo. No se le da mayor relevancia a que beban o practiquen sexo, más que son partes de sus vidas.

5. El lenguaje

La diferencia de tono establece, igualmente, un lenguaje distinto, no sólo narrativo sino en los diálogos de sus personajes. Los chicos de Élite hablan a menudo más como adultos enredados en un juego de poder y mentiras, mientras los de SKAM España manejan unas expresiones más coloquiales y naturalistas.

Podcast: Razones para ver… ‘Élite’. (ep.5)
Comentamos nuestras primeras impresiones del estreno de la nueva serie juvenil de Netflixfueradeseries.com

6. El estatus de sus actores

Esto puede parecer algo demasiado superficial, pero es relevante porque determina las diferencias ya en la concepción de ambas ficciones. En Élite, se conoce sin mayores problemas quiénes son sus actores. María Pedraza, Miguel Herrán o Danna Paola no esconden sus nombres detrás de los personajes y participan en la promoción de la serie como ellos mismos.

SKAM España ha optado por seguir el ejemplo de la original noruega y no ha anunciado su reparto. Los intérpretes, además, ya no están activos en redes sociales, donde sólo están en marcha los perfiles de sus personajes. Todos sabemos que Samuel es Itzan Escamilla, pero desconocemos el nombre de la actriz que da vida a Eva (al menos, oficialmente, porque los fans sí han terminado encontrando a los actores de SKAM España por su cuenta).

Nora y Eva, en ‘SKAM España’. (Fuente: Movistar+)

7. El método de emisión

Netflix y Movistar+ han optado por dos maneras completamente opuestas para lanzar sus series. La primera ha hecho la campaña de promoción habitual para Élite, con lonas, carteles por todas partes, entrevistas de los actores y hasta un directo en redes sociales para ver el último episodio. La serie está disponible completa en la plataforma desde el pasado viernes 5 de octubre.

La segunda, por su parte, apenas ha promocionado SKAM España. No tiene perfil oficial en Twitter y la cadena casi sólo lanzó un teaser y un trailer antes del estreno el 9 de septiembre, y ese estreno tampoco fue el común. La ficción no se “emite” de modo tradicional; la componen diferentes vídeos cortos que se cuelgan en su web diariamente, más conversaciones de WhatsApp y actualizaciones en los perfiles de Instagram de sus personajes. Se recopilan todos los vídeos en un episodio que se emite los domingos en #0, de todas maneras.

‘SKAM España’ quiere ser algo más que el remake de un fenómeno
Sus responsables nos cuentan cómo afrontaron la adaptación de la serie juvenil noruegafueradeseries.com

Los dos parecidos

1. La sombra de ‘SKAM’

Curiosamente, da la sensación de que los responsables de Élite han visto la SKAM original noruega. Se nota en la inclusión de una chica musulmana que lleva hijab y que tiene que luchar contra los prejuicios y las propias normas de su familia, aunque Nadia y Amira (como se llama el personaje en la versión española) tienen luego menos aspectos en común.

2. El uso de la música

En ambas series es importante la utilización de la música, y también la integran indistintamente como parte de la escena (diegética) o como algo externo a lo que estamos viendo (extradiegética). Y las dos emplean canciones de C. Tangana.

‘Élite’ está disponible en Netflix. ‘SKAM España’ puede encontrarse en su web y los domingos en #0.

Subir