Fuera de Series Fuera de Series

FDS opina: nuestros momentos seriéfilos de 2017

La redacción elige las mejores escenas que nos han dejado las series este año

AD

Hemos repasado las 10 mejores series de 2017 según los votos de la crítica y tenemos en marcha la última ronda de votaciones para que los lectores elijan a sus favoritos en los FDS Awards, pero todavía queda un último repaso a lo que ha dado de sí el año en cuanto a series, y es el de los momentos que se nos quedaron grabados a fuego en la memoria.

La redacción de Fuera de Series ha querido repasar algunas de esas escenas seriéfilas que más les han impactado durante 2017, y las hay para todos los gustos.

Valentina Morillo

Atesoro muy buenos momentos seriéfilos este año; intentaré resumir.

Planos icónicos: Diane en la habitación roja (Twin Peaks), Wynonna Earp embarazada y empuñando a Peacemaker, el final de ‘American Bitch’ (Girls), Duke y la mujer triste en la playa (Better Things), Ofglen en el coche y June dejando caer la piedra (The Handmaid’s Tale).

Momentos musicales: Supergirl en Marte con Britney Spears sonando en la radio del Cadillac, el vídeo ‘Let’s Generalize about men’ de Crazy Ex-Girlfriend, la escena de baile de Aubrey Plaza en Legión, cuando suena ‘You Don’t Own Me’ en el último de Sweet/Vicious (y todo lo de antes y después del episodio 10), la coreografía del final de temporada de Better Things y el baile de quinceañera de Día a día.

Menciones especiales: La escena en la playa del final de Big Little Lies, la conversación entre Bette y Joan en la escena de ensoñación del final de Feud, el episodio Time Arrow de Bojack Horseman y Meredith ganando el Harper Avery (Anatomía de Grey).

Marina Such

Todos los años, las series dejan grandes momentos que recordamos bastante tiempo después de que esos episodios se hayan emitido. Puede ser el primer vistazo a la nave klingon de Star Trek: Discovery o un divertido e incómodo gag en una clase de inglés en Vergüenza, siempre hay escenas e instantes que marcan nuestra experiencia seriéfila en el año.

Si tengo que hacer repaso rápido de ellos, estaría ese cruce de miradas entre Celeste, Jane y Maddie en el último episodio de Big Little Lies, el Bolero de Ravel de Legión, Diane Lockhart viendo la toma posesión de Trump en el arranque de The Good Fight, el ensayo del combate entre Ruth y Debbie, enemigas íntimas, en GLOW, la entrada de Nora Durst en esa máquina tan de ciencia ficción en The Leftovers, la fiesta de Félix con todas las clones (su “galaxia de mujeres”) en Orphan Black, cualquier plano que compartan Miranda y Robin en Top of the lake: China Girl, la agria discusión de Frank y Claire en Outlander, el homenaje a Barry Lyndon de El Ministerio del Tiempo cuando Pacino y Alonso intentan salvar la vida de Simón Bolívar, la mirada de terror de Ofglen, aprovechando al máximo los ojos de Alexis Bledel, en el tercer episodio de The Handmaid’s Tale, el modo en el que descubrimos que Bill está dentro de un cyberman en Doctor Who, esa bolera que consigue mezclar El gran Lebowski y Twin Peaks en Fargo

Las 10 mejores series de 2017, según la crítica
La redacción de Fuera de Series y los críticos de televisión eligen sus series del añofueradeseries.com

Hablando de la serie de David Lynch, podrían destacarse también muchas imágenes de su regreso, pero la que se me ha quedado grabada es esa tierna y triste despedida de la Dama del Leño que era, al mismo tiempo, la despedida real de su intérprete, Catherine Coulson, que falleció muy poco después de rodar esas escenas. Y sin destacar momentos concretos, tengo también que mencionar los planos abiertos de paisajes repletos de nieve de Wynonna Earp y el uso del color y la luz en Riverdale.

Oh, casi me dejo la escena del año: Drogon sobrevolando el ejército Lannister en Juego de Tronos.

Francis Arrabal

De este 2017 me llevo principalmente tres momentos seriéfilos, que me removieron en el asiento e impactaron hasta hoy. El primero de ellos fue con el primer episodio de The Handmaid’s Tale, la escena en la que van las criadas paseando frente a un muro con personas colgadas. La escena, milimétricamente dirigida, era tan potente y desgarradora que entrabas de golpe en ese universo de desolación que nos plantea Bruce Miller en la serie.

Mi segundo momento seriéfilo del año ocurrió en el quinto episodio de la tercera temporada de Better Call Saul, Chicanery. El enfrentamiento final en la audiencia entre Jimmy y Chuck McGill supuso para el protagonista el bautismo pleno a Saul Goodman. Por el camino, nos dejó un duelo memorable entre hermanos, en el que Jimmy desnudaba a Chuck y lo exponía frente a la realidad, de la que siempre fue consciente: que jamás le quiso, pese a su amor incondicional, y que durante toda su vida intentó dificultarle el camino. La escena conmueve, en un debate moral del espectador, pues terminas aliándote con el más débil a pesar de sus trucos ilícitos y al margen de la ley.

Las 23 series más esperadas de 2018
Del regreso de ‘Westworld’ a ‘The Romanoffs’, repasamos las novedades del año que vienefueradeseries.com

Mi tercer momento seriéfilo del año ha sido el sexto episodio de Manhunt: Unabomber al completo. Otra tesis moral del narrador al espectador, en el que la serie se detiene y decide ir hacia atrás, hasta la infancia del villano y recorrer todo el camino para explicarnos qué hay detrás de Ted Kaczynski, cómo un prominente graduado de Harvard y ayudante de profesor en la Universidad de Berkeley, termina convirtiéndose en el hombre más buscado por el FBI durante 17 años. El fenómeno que hemos visto durante este año, en el que las series ya no se quedan en retratar al monstruo, si no que se detienen en darle contexto y contar al espectador el por qué (Mindhunter), Unabomber lo lleva al último grado de excelencia durante este episodio. Y no os cuento más por si aún no lo habéis visto.

Otros momentos seriéfilos del año:

  • La ensoñación de encuentro final de Joan Crawford junto a Bette Davis y Jack Warner en el último episodio de Feud: Bette and Joan.
  • Todos los episodios de Master of None.
  • Drogon sobrevolando al ejército Lannister y la “resurreción” de Viserion en Juego de tronos.
  • Ted Danson en todas sus escenas de The Good Place.
  • El tercer episodio de El fin de la comedia, ¿Vas para el Barranquito o qué? y su debate sobre el humor y la percepción de el.
  • Ver volar a la Discovery en Star Trek: Discovery.
  • La vergüenza ajena de Jesús Gutiérrez en Vergüenza.
  • Eduard Fernández y su Héctor Uría en La Zona.

Maria Santonja

Aunque American Gods ha tenido muchas escenas memorables, la que se me ha grabado a fuego en el cerebro es la del cierre de temporada. Me llegó al corazoncito la escena de montaje en paralelo de Manhunt: Unabomber recordándose bailando en el bosque y entrando en prisión. También me fascinó la primera escena de la primera formación de los agentes del FBI de Mindhunter con un grupo de policías. Por otro lado, cuesta escoger una única escena de la que para mi es la serie del año, The Handmaid’s Tale, pero recuerdo emocionada el reencuentro entre June y Moira.

La televisión este año nos ha traído también algunos grandes momentos de comedia, como las brillantes escenas del mansplaining de Día Día o la escena del tranvía de The Good Place; la hilarante clase de inglés de Vergüenza; o la dulce y divertida noche de pijamas de Master of None.

Y como cada temporada a Juego de Tronos se le puede dedicar un artículo completo de mejores momentos, como de hecho hicimos, pero me quedo con un par de ellos, el del dragón Viserion en el Norte y la reunión de los bandos opuestos en las afueras de Desembarco del Rey.

C.J. Navas

En los últimos años hay dos momentos en los que recuerdo quedarme en el filo del sofá, con la boca abierta, pendiente únicamente de lo que ocurría en mi televisión. El primero fue con Ozymandias, el antepenúltimo episodio de Breaking Bad. El segundo ha sido este año en el último capítulo de The Leftovers, hipnotizado por Carrie Coon en esa escena final.

A partir de ahí, y sin ningún orden en especial:

  • Confirmar semana tras semana que The Good Place sabía lo que hacía.
  • Reencontrarme con Star Trek en la Discovery.
  • Descubrir que American Vandal era mucho más de lo que esperaba que iba a ser.
  • Soltar mis lagrimitas de rigor al ver la nueva temporada de BoJack Horseman.
  • Ver por primera vez clásicos como La Chica de la Tele o Lou Grant.
  • Alucinar con lo que estaba pasando en el salto al “loot train” en Juego de tronos.

Y por encima de todo, leer los artículos de la redacción de Fuera de Series cada día en estas páginas.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir