Fuera de Series Fuera de Series

Globos de Oro 2019: una gala sosa salvada por algunos premiados

El discurso de Glenn Close y un par de bromas de Sandra Oh destacaron en una ceremonia que se pasó de tiempo

El equipo de ‘The Americans’ recoge su premio a mejor serie de drama. (Fuente: NBC Universal)

A falta de unas dos semanas para que se anuncien las nominaciones a los Oscar, la gala está sin presentador tras el fiasco de Kevin Hart, que renunció después de que reaparecieran antiguos tuits homófobos suyos. Los dos que se encargaban de conducir la ceremonia de los Globos de Oro, Andy Samberg y Sandra Oh, tuvieron uno de sus pocos chistes más o menos inspirados al asegurar que era muy posible que alguien del público acabara la noche siendo nombrado presentador de los Oscar.

La labor de ambos actores demostró porqué ese trabajo, el de presentador de gala de premios, es desagradecido y poca gente se presta a él. Se esforzaron por vender las bromas, sobre todo las de la apertura, que parodiaban la costumbre en los últimos años de meterse con todos los nominados, pero pasaron prácticamente desapercibidos, sobre todo en cuanto la realización tuvo que empezar a recortar de aquí y allá para que la gala no durara más de tres horas (y fracasó, porque los discursos larguísimos de Jeff Bridges, ganador del premio Cecil B. DeMille, y Peter Farrelly, director de la ganadora en película de comedia Green Book, la alargaron veinte minutos de más).

Sandra Oh salvó la papeleta con su recordatorio de la importancia de una de las películas nominadas, Crazy rich asians, en su representación de los estadounidenses de origen asiático, dejando además el chiste de la noche al afirmar que era la primera cinta de un gran estudio con protagonistas asiáticos tras Ghost in the shell y Aloha (que protagonizaron Scarlett Johansson y Emma Stone, que gritó un “lo siento”).

Su discurso de agradecimiento del Globo de Oro a mejor actriz en serie de drama por Killing Eve fue de lo más destacado de la gala por la mención a sus padres, y marcó el camino de lo que más se va a recordar de esta ceremonia: la apasionada defensa de Glenn Close (vencedora por La buena esposa) de esas mujeres a la sombra de sus maridos y su derecho a tener su propia vida; el genuino entusiasmo de Olivia Colman (La favorita) al llamar a Rachel Weisz y Emma Stone, compañeras de reparto, “sus zorras”; la reivindicación de Carol Burnett en la historia del humor en televisión (clásica parodia de Lo que el viento se llevó incluida); la promesa de Regina King (ganadora en cine por El blues de Beale Street) de contratar un 50% de mujeres en los próximos proyectos que produzca y, sobre todo, a Amy Poehler y Maya Rudolph entregando el premio de guión parodiando las pedidas de mano en acontecimientos en directo (más la puya a Jim Carrey por ser candidato por una serie y estar sentado en la parte de cine).

‘El método de Kominsky’ fue la gran triunfadora en comedia. (Fuente: Mike Yarish/Netflix)

Las galas de los Globos de Oro, en realidad, siempre son así. El presentador se luce en su monólogo inicial, si lo tiene, y luego desaparece porque lo que interesa es entregar premios y poner minitrailers de las películas nominadas. En el apartado televisivo, los galardones se repartieron mucho, pero la que salió reforzada fue Netflix. El método Kominsky le dio un premio gordo que se le resistía, en este caso, el de mejor serie de comedia, y también significó el primer reconocimiento de este tipo para Chuck Lorre en toda su carrera. A Ted Sarandos, jefe de contenido de la plataforma, lo enfocaron más durante la ceremonia que a algunos actores que estaban nominados.

En realidad, Netflix y Amazon son las que más pueden presumir de la gala de ayer, aunque se llevaran varios Globos por series de las que ellas compraron los derechos de distribución internacional en exclusiva, pero que no han producido. Es el caso de Bodyguard (con premio sorpresa para Richard Madden) y A very English scandal (quien ganó fue Ben Whishaw), dos ficciones de BBC, que tuvo también una buena noche. Como lo fue para FX. No sólo continúa el idilio de American Crime Story con los Globos, sino que, por fin, The Americans se alzó como la mejor serie de drama. Por su última temporada, pero fue de los galardones mejor recibidos de la noche.

Y si no hablamos más de la ceremonia en sí es porque no hay más que comentar. Sí, Jeff Bridges parecía realmente El Nota en su agradecimiento larguísimo y errático del premio honorífico, y casi se ha hablado más de los trailers de Fosse/Verdon en FX y el de las nuevas series de HBO para este año que se emititieron durante sus pausas publicitarias. Se echó de menos a una Emma Thompson que presentara un galardón con los zapatos en una mano y una copa en la otra.

Globos de Oro 2019: lista completa de los ganadores en series de televisión
‘The Americans’, ‘El método Kominsky’ y ‘ACS: El asesinato de Gianni Versace’ se convierten en las grandes triunfadoras…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir