Fuera de Series Fuera de Series

AD

HBO Max

LOL ‘Jerrod Carmichael’: el monólogo más desgarrador

Un espectáculo lleno de secretos que convierte su stand-up en una dramedia.

Jerrod Carmichael

Esta crítica está escrita tras ver ‘Rothaniel’ y contiene spoilers.

El nuevo monólogo del cómico Jerrod Carmichael ha causado conmoción y no es para menos. A Carmichael lo vi por primera vez en la serie ‘The Camichael Show’, que recomiendo fervientemente pese a su cancelación, y tras la serie llegaron los espectáculos de stand-up que me gustaron casi más que la serie. Invasivo e irreverente, este cómico siempre nos saca la carcajada por la manera de decir la mayor brutalidad con una pausa interpretativa ampliamente calculada. Ágil en la interacciones con el público, no ha tenido nunca miedo a decir lo que piensa sin importarle las consecuencias. Hasta ahora.

Cuando le hemos visto en anteriores actuaciones siempre muy medidas y cuidadas porque sabe que va a conmocionar al espectador, mantenía la mirada fija, defensiva, vacilona, desafiante, sin embargo, en ‘Rothaniel’ tenemos frente a nosotros a una persona completamente distinta en el escenario Blue Note Jazz Club en New York. Nos lo advierte desde el principio: su especial tiene como temática los secretos. Secretos de familia escondidos durante décadas de los que es mejor no hablar y así parece que no existen. Desde las infidelidades de su padre y sus abuelos hasta los secretos más íntimos de su vida privada, los cuenta a modo de conversación entre amigos en las que el público hace preguntas, él pide consejo y admite que no sabe cuál es la salida ante la vida a la que se enfrenta desde que ha decidido ser él mismo.

Jerrod Carmichael es gay y su novio es blanco. Probablemente, te venga a la mente lo mismo que me vino a mí: «¿Y…? no veo el problema.» Él sí. Jerrod viene de una familia plagada de secretos y el suyo ha sido el mejor guardado. Enfrentarse a él le ha supuesto mucho en su vida personal y en el plano profesional, ya que esta confesión le ha llevado a ser noticia en su país causando perplejidad absoluta. Cierto es, que en todos sus espectáculos anteriores mostraba una imagen completamente opuesta. Por ejemplo: expuso que uno de sus grandes miedos en la vida era quedarse calvo antes de poder acostarse con la cantante Rihanna o que dejaría que Beyoncé le engañara y pegara si él fuera su pareja porque ella gana más dinero que él. Del mismo modo, hablaba con naturalidad de un amigo suyo que había confesado que era gay y de cuándo consideraba él que era el mejor momento para salir del armario. Pese a ser bromas, marcaba su heterosexualidad firmemente.

Aunque estamos ante un show muy bien dirigido por Bo Burnham, quien le llevó también su último espectáculo, la reacción de la audiencia es real. Encontramos de todo: desde el incrédulo que no esperaba un monólogo tan desgarrador hasta las muestras de apoyo y cariño. La presencia de él ante un escenario sentado en una silla hablando incómodamente de sus secretos más íntimos delata lo bien que ha trabajado su salida como homosexual y lo pensada que está. No sabemos tampoco, si ha sido la forma de no dar marcha atrás ante una afirmación de sí mismo que le ha costado 34 años declarar.

Esperábamos estar frente al mismo Jerrod de siempre, sin embargo, se sienta en la silla y sabemos que estamos ante otra persona y otro espectáculo diferente al que nos tiene acostumbrados. Mirada baja, pensativo, mesurado, muy calmado en su habla, pero nervioso en el lenguaje no verbal. Nos vamos a reír pero no está de broma: estamos frente a una dramedia.

En ‘Rothaniel’ hay golpes de gracia, a través de confesiones durísimas. Una historia de amor y devoción hacia su madre de la que siempre se ha sentido su protector, con la que lleva meses sin hablar cuando antes hablaba a diario con ella. Una mujer de creencias cristianas que no acepta a su hijo homosexual y un hijo que no sabe como aceptar ahora su vida como cristiano. Brutal.

Un cómico que siempre ha estado relajado sobre un escenario, con silencios largos que hacen que esperemos la siguiente gracia, nos trae un retrato de su vida en el que se quita la máscara porque le ha costado llevarla y está pagando por ello. Nos declara que no se ha acostumbrado ni siquiera él a que es gay y vemos que está procesando la información en voz alta y la mirada perdida.

Hace unas semanas os traje un artículo en Fuera de Series acerca de Daniel Sloss, otro cómico que nos deja en shock siempre en la última parte de sus espectáculos, Carmichael lo ha hecho durante toda la duración del mismo.

¿Qué os aconsejo? que veáis primero sus especiales ‘Love at the Store’ y ‘8’ y entendáis el cambio brutal que veréis en ‘Rothaniel’. Artísticamente cuidado y devastadoramente inolvidable. ¿Es una stand-up? Sí, puede ser, no sé.

‘Love at the store’, ‘8’ y ‘Rothaniel’ están disponibles en HBO Max

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir