Fuera de Series Fuera de Series

Netflix produce cada vez más, pero lo más visto no son sus series originales

Títulos licenciados de Warner y Disney encabezan las preferencias de los clientes en Estados Unidos

Una imagen de ‘The Office’. (Fuente: NBC)

El pasado mes de octubre, CNN (entre otros medios) informaba de que Netflix pretendía pedir préstamos por valor de unos 2.000 millones de dólares para financiar sus proyectos de producción propia, que van desde series a películas, reality shows y especiales de comedia. La compañía redobla cada vez más sus esfuerzos por tener contenido original, y de su propiedad, en su catálogo, buscando que todos sus abonados puedan encontrar algo que les guste allí.

Pero mientras añade nuevos títulos propios, Netflix no deja de licenciar contenido de terceros, pues eso también le ayuda a crecer y, sobre todo, a afianzar en sus sucriptores la idea de que todo lo que quieren ver lo tienen en la plataforma. Esto puede crear un problema, y es que esos títulos de terceros están a merced de que sus propietarios, un día, decidan sacarlos de Netflix y explotarlos por su cuenta. Es la razón por la que la compañía empezó a producir sus propias series, y tal vez uno de los grandes quebraderos de cabeza si los estudios sobre visionados en streaming que han ido apareciendo en Estados Unidos son fiables.

El último es un gráfico de Recode elaborado con datos de la empresa Jumpshot, que recogió las conexiones a Netflix de unos 100 millones de navegadores anónimos en Norteamérica entre enero y noviembre del año pasado. Cada vez que esos navegadores reproducían una serie en la plataforma, lo contaba como un visionado. Y la serie más vista, con un 7,19% de todos los visionados, es el remake de NBC de The Office, que terminó en 2013 y que es contenido licenciado de NBC Universal.

Las series más vistas en Netflix, en relación al total de visionados en Netflix. Las barras rojas identifican contenido que podría salir del catálogo más pronto que tarde. (Fuente: Rani Molla/Recode)

La manera en la que se han recogido los datos (y que algunas de las series más populares de Netflix, como Stranger things, no figuren en la lista) obliga a tomarse este gráfico concreto con bastante distancia, pero sí que abunda en un tema que los medios estadounidenses llevan tiempo comentando, que es la sensación de que la plataforma de streaming aún es demasiado dependiente de las licencias en su catálogo.

Otra empresa de análisis de datos, 7Park, elaboró un estudio en 2017 en el que concluía que el 80% de los visionados en Netflix correspondían a propiedades de terceros, una tendencia que se repetía en Hulu y Amazon Prime Video. Aunque no haya confirmación oficial por parte de ninguna de estas plataformas, ni se den datos de visionados, estos estudios pueden ayudarnos a comprender por qué Netflix está dispuesta a pagar 100 millones de dólares para mantener Friends en su catálogo un año más, y perdiendo la exclusividad.

Y también explican la carrera actual de todos los conglomerados mediáticos por lanzar sus propios servicios de VOD. ¿Por qué va a venderle Warner los derechos de streaming de Friends a Netflix cuando puede explotarlos ella misma a través del futuro WarnerMedia?

La solución que le queda a Netflix es fichar grandes creadores de series para asegurarse contenido propio más allá de adquirir en exclusiva los derechos de distribución internacional de, por poner un ejemplo, Star Trek: Discovery, que en realidad es propiedad de Paramount y CBS.

Netflix está dispuesta a todo para mantener ‘Friends’ en su catálogo
100 millones de dólares ha pagado por la licencia no exclusiva de la serie durante 2019fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir