Quantcast
Por qué rescatar ‘Lucifer’ o ‘Sucesor designado’ deja a Netflix en mal lugar - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Por qué rescatar ‘Lucifer’ o ‘Sucesor designado’ deja a Netflix en mal lugar

¿Son las series mediocres de la televisión en abierto más exitosas que los hits del vídeo bajo demanda?

Kiefer Sutherland protagoniza ‘Sucesor designado’. (Fuente: Netflix)

Netflix estrenará mañana la tercera temporada de Sucesor designado, serie que rescató tras ser cancelada por el canal ABC tras dos temporadas de mediocres datos de audiencia. Lo hace un mes después de lanzar la cuarta temporada de Lucifer, otra serie que recuperó de los desperdicios de otro canal, en este caso de FOX.

No son, ni mucho menos, los primeros casos de series ajenas resucitadas por Netflix, ya que la plataforma de streaming es asidua a este tipo de movimientos: desde Arrested Development y The Killing hasta Slasher, pasando por Lovesick, The Last Kingdom o las españolas Paquita Salas y La casa de papel. Pero si antaño el análisis que se hacía de esta estrategia era que Netflix era esa salvadora que impedía que nuestras series favoritas muriesen, ahora podría ser otro.

Porque mientras que le trae cuenta continuar con la producción de series que no funcionan demasiado bien en la televisión en abierto, y que para ellos son contenido potente, no consiguen establecer sus propias marcas y terminan finiquitando propuestas como Santa Clarita Diet, Safe, Friends from collage, Girlboss, Día a día, Disjointed o Todo es una mierda, por citar algunos ejemplos de series canceladas en los últimos años sin que llegasen a ser grandes éxitos para la compañía.

Así, da la sensación de que Netflix no es que sea ese piadoso hogar para ficciones minoritarias, sino que cualquier serie de aceptación media-baja en el entorno generalista puede ser para ellos un jugador de primera liga. O dicho de otra forma, que no han encontrado aún la manera de llevar al público masivo sus productos, salvo con contadas excepciones. Y es que resulta raro que la compañía sacase pecho por rescatar Lucifer como consecuencia de la avalancha de tuits que lo pedían, pero no haga lo mismo con sus series.

Otra forma de verlo es que, simplemente, hay ficciones que en abierto no logran cuajar, pero que tienen una vida espléndida en Netflix. Ese podría ser, precisamente, el caso de La casa de papel, una serie que en Antena 3 pasó sin pena ni gloria y que en la plataforma se convirtió en éxito mundial, casi de forma inesperada. ¿Pero cuántos milagros de este tipo se pueden obrar y por qué no funcionan con muchas de las producciones originales?

Y volviendo al estreno de mañana, ¿es Sucesor designado una de esas series que nadie veía en la televisión lineal pero que mucha gente consumía después bajo demanda? ¿o simplemente su limitada pero fiel masa de seguidores está, aún con todo, por encima de la media de las series de Netflix? Es difícil saberlo a ciencia cierta, pues ellos nunca dan datos para comparar.

Crítica: ‘Así nos ven’ es la gran serie de Netflix de este año
Entre tanta paja, la plataforma nos trae un drama potente y desgarradorfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir