Fuera de Series Fuera de Series

Por todo esto debes ver ‘Día a día’

La redacción de Fuera de Series te da las razones para subirte a la tercera temporada de la sitcom de Netflix

Marcel Ruiz, Justina Machado y Rita Moreno, en la tercera temporada de ‘Día a día’. (Fuente: Ali Goldstein/Netflix)

Este fin de semana desembarca la tercera temporada de Día a día en Netflix, y probablemente lo haga levantando menos polvareda que cualquiera de los otros estrenos de la plataforma. Que sea una sitcom familiar genera ciertos prejuicios ante algunos espectadores que les impiden disfrutar de una serie que sabe perfectamente cómo equilibrar los momentos más divertidos con los más emocionales, y que tiene además mucho que decir en el panorama actual de Estados Unidos (y del mundo, por extensión).

En la redacción de Fuera de Series somos muy fans de la serie, por lo que hemos querido proponeros varias razones por las que deberíais darle una oportunidad a Día a día.

Rita Moreno

Cuando comencé a ver Día a día me sorprendió que me llamase la atención un detalle: los brazos de Rita Moreno. Al verlos, me di cuenta que la televisión evita exponer la piel de las personas mayores a toda costa (sobre eso ya bromeaban en el sketch Last f**kable day).

Por eso es un regalo que nos encontremos un personaje como Lydia Riera que no es solo la abuela de alguien, sino que es un personaje con sus propios conflictos e intereses amorosos y sexuales que van mucho más allá del clásico gag de la yaya salida. Y si lo hace alguien tan divertida y talentosa como Rita Moreno qué más se puede pedir. — Álvaro Onieva.

Aprovecha su formato

Día a día es una sitcom de toda la vida, de las que estábamos acostumbrados a ver hasta que se pusieron de moda las comedias más naturalistas. Se graba con público en plató, como si fuera una obra de teatro, con varias cámaras al mismo tiempo, y eso condiciona el ritmo y la interpretación de los actores. Pero también puede darle un encanto especial.

La mezcla de humor y emoción de la serie queda bien patente con la reacción de esos espectadores en directo. El silencio que se hace en el plató cuando está ocurriendo algo importante (como la caída en la depresión de Penélope en la segunda temporada) deja bien claro que a esos personajes se los toma muy en serio. — Marina Such.

Penélope asiste a terapia de grupo para superar las secuelas psicológicas de su paso por el ejército. (Fuente: Ali Goldstein/Netflix)

La inmigración en Estados Unidos

Poco podía olerse esta comedia que tendría un discurso tan importante en un momento tan delicado para la actualidad estadounidense. Con Trump en el gobierno manteniendo su duro e incomprensible discurso sobre la inmigración, la situación del personaje de Rita Moreno en sus primeras temporadas cobra especial relevancia. Pero no sólo ella.

La familia es inmigrante. Incluso Elena y Álex, nacidos en Estados Unidos, mantienen una parte de su carácter, crianza y costumbres de una Cuba que nunca han visto. Viven y pagan sus impuestos en el país norteamericano y, aún así, deben soportar ser señalados por tener un comportamiento y origen algo distintos. Día a día habla mucho del cómo lidiar con una herencia cultural diferente al lugar en donde vives, pero sobre todo de cómo hacerlo con mucho orgullo, y viéndolo como algo que enriquece el mundo en el que vivimos. Dale, papito es todo un himno a una defensa de modo de vida. — Maritxu Olazabal.

Visibiliza a la comunidad latina

Día a día es una comedia clásica, de esas que nos hacen reír de verdad, pero aprovecha sus episodios para hablar de temas socialmente relevantes como el alcoholismo, las posturas ante la religión, relaciones tóxicas, la brecha de género en los salarios, el síndrome de estrés postraumático, el control de armas, depresión o temas de la comunidad LGBTQ+. Sabe cómo combinar el humor con momentos muy emocionales; con Día a día puedes pasar de la risa a la lágrima con una frase. Y también al revés.

Y lo hace desde la perspectiva latina, algo que es importante porque se abordan temas que son tradicionalmente tabúes en su comunidad, lo cual sirve para que se inicien conversaciones en los hogares; y porque visibiliza a los Álvarez como personas, como cualquier otra familia americana, una en la que a todos nos gustaría vivir, algo que es vital en una época en la que los latinos están siendo tan estigmatizados desde el gobierno de Estados Unidos. — Valentina Morillo.

La tercera temporada de ‘Día a día’ se estrena mañana, 8 de febrero, en Netflix.

7 series que me hicieron comerme mis palabras
Una declaración en contra de los prejuicios seriéfilosfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir