Fuera de Series Fuera de Series

Qué es ‘Viaje sangriento (Bloodride)’, la serie noruega de terror de Netflix

La plataforma acaba de estrenar un conjunto de seis historias independientes a cargo del director de la ‘Maniac’ original

Uno de los artífices de la ‘Maniac’ noruega firma también esta serie. (Fuente: Netflix)

Netflix se ha quedado bastante lejos durante este último año del estándar del terror de calidad que la propia compañía se marcó con aquella obra maestra que era Black Summer: cosas como el apocalipsis cómico de Daybreak o la fantasía estremecedora de Locke & Key no han terminado de cuajar. Esperemos que la propuesta de Viaje sangriento (o Bloodride, según el título original), la nueva serie de este corte de la plataforma, en este caso de origen noruego, sí lo haga.

La serie se presenta no tanto como una antología sino como un conjunto de historias que se ramifican desde un denominador común: un misterioso autobús del que se van bajando los personajes que protagonizan cada relato. Pequeños pueblos que esconden oscuros secretos, casas aparentemente habitadas por más inquilinos de los que uno desearía, pacientes de hospitales psiquiátricos que han dejado la institución antes de tiempo… El tráiler de Viaje sangriento pasa por muchas de las semillas clásicas de los relatos horripilantes; que, según parece, tendrán también su vis humorística.

Esta primera temporada de la serie, que ya está disponible en el catálogo de la plataforma, consta de seis episodios de una media hora. En cada uno de estos cuentos perversos encontraremos una historia que empieza y acaba en sí misma, a pesar de la presencia del autobús como nexo. Aunque no haya tenido un impacto especialmente reseñable en las últimas iteraciones de mano de Netflix (como la ya mencionada Daybreak), el de la sangre y la risa es un cóctel explosivo que tiene enamorado hasta las trancas a buena parte del público de las historias fantásticas y de terror, y puede funcionar a las mil maravillas con esta serie.

La persona al mando de Viaje sangriento y de su terror impregnado de humor negro y absurdo es Kjetil Indregard (coescritor y director de Maniac, la serie también noruega que inspiró el remake de Netflix con Cary Fukunaga). Compartirá créditos de autoría con Atle Knudsen, que también dirigirá algunos de los episodios. Este último ya se ha acercado al género con producciones como ZombieLars, una serie de la televisión pública noruega, NRK, en la que también nacieron producciones como la SKAM original.

Kelly Luegenbiehl, vicepresidenta de contenidos originales en Europa, Turquía y África para Netflix, aseguró en el anuncio de la serie en la pasada Berlinale que Viaje sangriento mezcla el terror puro con el lúgubre humor escandinavo de una manera que deleitará a audiencias de todo el mundo. Sobre esta capacidad de la serie para apelar a públicos globales a través de lo local también se ha pronunciado Monster Scripted, la productora, desde donde dicen “creer enormemente en la fuerza de emplear una perspectiva local para contar historias autóctonas”.

‘Bloodride’ puede verse completa bajo demanda en Netflix.

Los planes para ‘Élite’ tras la temporada 3 y el final de su historia
Hablamos con Darío Madrona y Carlos Montero, creadores de la serie, sobre lo que vendrá despuésfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir