Fuera de Series Fuera de Series

Rory Kinnear: “Catalina la Grande no iba a ceder poder ante un hombre”

El actor interpreta en la miniserie de Sky al ministro Panin, tutor del hijo de la emperatriz

Rory Kinnear, a la izquierda, en ‘Catalina la Grande’. (Fuente: Sky)

Catalina la Grande, que Sky estrenó ayer en España, no sólo es la historia de los últimos años de reinado de esa emperatriz de Rusia. También es importante el papel que jugaron en ellos sus ministros y asesores, algunos “heredados” de su marido, Pedro III, como Nikita Panin. Las maniobras para acercarse al círculo de confianza de Catalina, una de las monarcas absolutistas más poderosas de Europa, forman parte integral también de la miniserie, y Panin tiene ahí mucho que decir.

Este papel está interpretado por un veterano actor como Rory Kinnear, más conocido por sus trabajos en series como Penny Dreadful, Black Mirror, Una vacante imprevista o, últimamente, Years and Years, y que tiene la tarea de ser el polo opuesto a la alianza que forman desde el principio Catalina y el teniente Potemkin. Kinnear cuenta en esta entrevista quién fue la persona real detrás de su personaje y cuál es su rol en toda la historia.

¿Cómo de importante es el ministro Panin para la historia?

Formaba parte del anterior gobierno del marido de Catalina, Pedro III, y era su ministro de Asuntos Exteriores, a cargo de crear relaciones con otros países, mantener la estabilidad y, al mismo tiempo, fomentar el crecimiento de Rusia. También era el tutor del hijo de Catalina, Pablo, desde las primeras etapas de su vida, formándolo para ser el gobernante que estaba destinado a ser. Su relación con Pablo conforma gran parte de este papel durante la serie y es interesante ver como afecta esto a su situación con Catalina.

¿Qué proceso de documentación seguiste sobre el ministro Panin antes de interpretarlo?

Leí bastante. hay varios libros sobre el rol de Panin tanto como tutor de Pablo como ministro de Asuntos de Exteriores. Catalina y él, al final, se distanciaron por sus ideas expansionistas, sobre todo en su atención en moverse territorialmente hacia el este, lo que preocupaba a Panin porque miraba mucho más al oeste que Catalina que Potemkin. Es interesante ver cómo esta tensión en la serie aún se siente en la Rusia moderna entre quienes miran al oeste y los que miran al este.

Helen Mirren y Jason Clarke, como Catalina y Potemkin. (Fuente: Sky)

Panin fue testigo de la noche en la que Catalina subió al trono. ¿Cómo consiguió entrar en su círculo interno?

A la vez que estaba coprometido con su papel, Panin era también un astuto operador y sabía con qué facciones congraciarse. Cuando Catalina subió al trono, se aseguró de que ella supiera que estaba al tanto sobre los Orlov y cómo tuvo lugar la marcha de Pedro III. Como resultado, Catalina, pensando en tener a sus enemigos cerca, introdujo a Panin en su círculo, lo que sorprendió a mucha gente porque había estado asociado con el anterior poder en el gobierno. Pero para ella, Panin era una amenaza que necesitaba manejar con mucho cuidado.

¿Cuáles dirías que eran las fortalezas de Catalina? ¿Y sus debilidades?

Catalina era políticamente astuta y muy consciente de su papel como mujer gobernante. Había habido emperatrices de Rusia antes pero, en el caso de Catalina, no iba a dejar que ningún hombre le arrebatara el control, por lo que después de la muerte de su marido, y pese a tener muchas relaciones desde entonces, nunca se comprometió de verdad, ya que sabía que, automáticamente, cedería poder al hacerlo. En cuanto a puntos débiles, terminó siendo muy cruel, probablemente porque estuvo en el poder durante mucho tiempo. No permitía que nadie cometiera un error, o los echaba, y a pesar de haber sido una gobernante bastante liberal y de mente abierta, terminó siendo bastante autoritaria, especialmente en sus últimos años.

Y si nos referimos al ministro Panin, ¿cuáles eran sus puntos fuertes y débiles?

Creo que a Panin le apasionaba de verdad Rusia y su lugar en Europa. Se sentía muy cercano a Pablo, lo que de alguna manera acabó siendo su debilidad porque estaba emocionalmente involucrado en todos los aspectos de su vida. Catalina y él, al final, se enfrentaron sobre la estrategia y creo que Catalina desconfiaba de él por su proximidad a Pablo, quien era esencialmente una amenaza para ella y tenía que ser mantenido a distancia.

Rory Kinnear, caracterizado como Panin. (Fuente: Sky)

En esta historia, ¿cuáles crees que eran las motivaciones de Panin en relación con Catalina? ¿Qué quería conseguir para Rusia y para él mismo?

En un país tan volátil y tan grande, creo que Panin intentaba mantener estabilidad y seguir desarrollando contactos entre Rusia y Occidente. Se veía a sí mismo como una fuerza civilizadora, pero sabía que las cosas debían progresar a un ritmo constante en lugar de tener una revolución, lo que, a veces, se enfrentaba con lo que Catalina esperaba lograr con el nuevo estado ruso que ella veía. En las cartas que escribió se puede ver que Panin trabajó muy duro, y estaba muy comprometido no sólo con su trabajo, sino también con el papel de Rusia en Europa. Creo que antepuso eso a todo lo demás.

¿Y cómo ve él a Potemkin y a los otros amantes de Catalina?

El ascenso de Potemkin no sólo en los afectos de Catalinam sino también en el país y en las responsabilidades que se le conceden, es muy desconcertante para Panin, que pensaba que ella, realmente, había perdido la cabeza por él. Para él, parecía que ella, como la gran operadora política que había sido, estaba dando pasos en falso por todas partes por culpa de su obsesión con Potemkin. Le parecía tosco, sin educar y, ciertamente no tiene la visión occidental de Panin. Creo que no Panin no sólo desconfiaba de Potemkin, sino que le repelía, y esto fue lo que al final llevó a su caída en desgracia ante Catalina.

¿Se aprovecha él de que la emperatriz tenga otros amantes?

Es gracioso que la reputación posterior de Catalina está para mucha gente centrada en su apetito sexual cuando a los gobernantes varones que vivieron durante su tiempo se les disculpara de este escrutinio. Catalina no iba a casarse otra vez porque sabía que eso significaba ceder poder, pero podía tener varias relaciones con diferentes hombres en la corte. Panin vio esto como una manera, potencialmente, de alejarla de Potemkin y creyó que superaría su relación con él. Buscó los jóvenes más guapos y tontos de la corte para que ella se fijara en ellos y pasara a otro. Ella era capaz de tener todas esas relaciones y, aun así, seguir estando conectada emocionalmente a Potemkin, para frustración de Panin.

¿Cómo ha sido la colaboración con el director, Philip Martin, a la hora de interpretar a Panin? ¿Te dio él alguna pista que pueda ofrecernos un vistazo sobre tu personaje?

La primera vez que conocí a Philip, creo que ambos queríamos alejar al personaje de ser un operador político maquiavélico y darle más corazón. Lo vemos a través de su relación con Pablo y de la percepción de sí mismo como un operador más habilidoso que Catalina. Philip también quería rusificarlo todo, lo que a veces puede ser difícil, pero optamos por un acercamiento más directo; aprecias la diferencia entre cómo se mueve Panin, que creció trabajando en Europa Occidental, en comparación con personajes como Potemkin, que encarna cualidades más tradicionalmente rusas.

¿Y cómo ha sido trabajar con Helen Mirren?

Es una gran suerte poder crear un personaje como éste para una actriz como Helen, y la hemos visto interpretar a mujeres poderosas antes, pero creo que éste es un lado nuevo de la Helen con poder. Durante el rodaje, estaba en el plató todos los días y prácticamente en todas las escenas. Me asombra no sólo lo presente que estaba, sino también lo vivo que está el personaje. Ver a un gran actor en un gran papel es algo que debe apreciarse.

Habéis rodado en muchas de las localizaciones reales. ¿Cómo ha sido esa experiencia? ¿Te ayuda a meterte en el papel?

Desde luego, cuando estás en San Petersburgo y vas al Palacio de Invierno, sitios por donde caminaron Catalina, Panin y su familia, te ves transportado a la Rusia del siglo XVIII. Como alguien disfruta de la literatura rusa es fantástico ver cómo se hace realidad lo que está trazado en esos libros y, desde luego, me ayudó a prepararme para interpretar a Panin.

¿Qué hay en la raíz de esta historia? ¿Es una miniserie sobre el amor, la familia, la lealtad, el honor?

Creo que hay muchos temas a lo largo de los cuatro episodios sobre uno de los líderes más interesantes de la historia mundial. Ciertamente, los efectos corruptores del poder, y lo que se requiere para mantener el poder siendo una mujer hace más de 200 años, son muy importantes, pero también es principalmente sobre relaciones. Vemos lo difícil que son de mantener cuando estás en una posición aislada de poder, y también los aspectos positivos de formar una relación a través de la unión de Catalina y Potemkin, que marcó una nueva era para Rusia como nación.

‘Catalina la Grande’ está disponible en Sky.

Crítica: ‘Catalina la Grande’, o cómo ser crápula sin perder la elegancia
Helen Mirren da vida a una Catalina II irreverente, culta y sin miedo a nadafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir