Fuera de Series Fuera de Series

Solo es una serie de televisión

Cuando la ficción refleja, y nos ayuda a entender, el mundo real

Samira Wiley como Poussey en la temporada 4 de ‘Orange is the new black’. (Fuente: JoJo Whilden/Netflix)

El pasado lunes, George Floyd, un ciudadano afroamericano de Minneápolis, moría al ser arrestado por la policía. Varios agentes lo inmovilizaron en el suelo, con uno de ellos presionando su rodilla contra el cuello hombre para que se quedara quieto. Desde entonces, multitud de manifestaciones protestando contra la brutalidad policial y disturbios se han sucedido por todo Estados Unidos, movilizaciones que ya vivieron hace pocos años tras la muerte de, por ejemplo, Eric Garner en 2014 en Nueva York y de Michael Brown en Ferguson en ese mismo año, ambos también a manos de la policía.

Estos incidentes no son, por desgracia, algo inusual en Estados Unidos. Lo que es un poco más reciente es que las series hayan perdido el pudor a tratarlos de frente, a explorar el racismo sistémico que late bajo muchos de ellos. La cuarta temporada de Orange is the new black, por ejemplo, introdujo el tema con la muerte accidental de Poussey a manos de un guardia joven e inexperto que la inmoviliza en el suelo presionando con una de sus rodillas, ignorando que ella repite la misma frase que Eric Garner: “no puedo respirar”.

Lo que siguió después en Litchfield fue un motín de tres días que centró su quinta temporada, pero lo que ocurre con Poussey es una manera de reflejar la realidad y de motivar el debate entre sus espectadores, y en los medios que hablan de la serie: por qué el guardia reacciona automáticamente así (cuando él es, físicamente, mucho más grande y fuerte que la reclusa y puede inmovilizar sin tener que recurrir a esa táctica), por qué son las presas no blancas las que reciben esa respuesta cuando elevan su voz para reivindicar algo, por qué el sistema elude su responsabilidad en todo lo ocurrido, por qué la violencia es casi siempre el primer recurso de estos guardias…

Las protestas de estos días han llevado a que la muerte de Poussey vuelva a recordarse. Será solo una serie de televisión, pero que Orange is the new black se animara a incluirla de esa manera puede ayudar a que muchos espectadores entiendan mejor de dónde viene la rabia y la indignación detrás de los disturbios desencadenados en Estados Unidos. La representación en televisión también es esto, mostrar un mundo que, aunque a algunos nos pille lejos, está ahí.

El espejo de la ficción
Las historias nos ayudan a comprender el mundo mejor que las noticiasfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir