Quantcast
10 claves que han definido la década de 2010 en lo relativo a las series - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

10 claves que han definido la década de 2010 en lo relativo a las series

Del fin de la era de los antihéroes al movimiento #MeToo y la guerra del streaming, hacemos repaso a diez años de industria

Diez años dan para mucho en el mundo de las series, aún más si el objeto de análisis es precisamente la década de 2010–2019, un período en el que el panorama de la ficción televisiva, la industria y las formas de consumo han experimentado un proceso de transformación tan grande como el que hemos seguido de cerca estos años.

Para hacer un repaso que nos sirva de balance y reflexión, hemos identificado las que pueden las tendencias más importantes que han definido esta década de series de televisión delante y detrás de cámaras. Del fin de las series de prestigio protagonizadas por antihéroes al movimiento #MeToo y la guerra del streaming, estos son los diez hitos más importantes de esta década.

El fin de la era del antihéroe

(Fuente: IMDB)

La llamada Edad de Oro de la televisión estuvo marcada por las series que consideramos en la primera década del siglo como de prestigio, las creadas y protagonizadas por hombres blancos, cuyo centro fueron los antihéroes: Tony Soprano, Dexter Morgan, Don Draper, Walter White, Vic Mackey.

Conforme estas series fueron llegando a su final, el espacio se fue abriendo a un abanico más amplio de historias, que abrió las puertas a personajes más diversos, como Fleabag, las veinteañeras de Girls, Carrie Mathison de Homeland, Jane Villanueva de Jane The Virgin, Jessica Jones, las muchas mujeres de Orange is The New Black o el particular universo de Atlanta.

La llegada del streaming

(Fuente: Netflix)

A partir de 2013, con la llegada de Netflix como plataforma de vídeo bajo demanda y productora de contenido original, y su posterior lanzamiento global, se inició una revolución que cambió el panorama de la ficción televisiva tal como la conocíamos.

De repente, ya no había que encajar un número de series limitado en las parrillas de los canales, y esperar a que acabara la temporada de un título para estrenar otro. Ahora los estrenos podían ser simultáneos y desembarcaban varias temporadas completas un mismo día, algo que aumentó dramáticamente la oferta del mercado y transformó las formas de consumo.

La década del “Peak TV “

(Fuente: FX Networks Search)

El término acuñado en 2015 por John Landgraf, jefe de FX, describe de forma gráfica la avalancha de contenido original de los últimos años. En aquel momento, Landgraf explicaba que eran tantas las series que se estaban produciendo en Estados Unidos que ya no era capaz, no de verlas, sino de seguirle la pista a todas.

Ese pico ha ido en aumento cada año, pues cada vez se suman más agentes interesados en producir contenido propio; pero dejando al lado la imposibilidad de verlo todo, este fenómeno tiene un lado muy positivo: ha generado más espacios para nuevas historias, oportunidades para nuevos creadores y que se apueste por las series de nicho.

Renovación de los formatos: temporadas más cortas y dramas de media hora

Roberts y Stephan James en ‘Homecoming’. (Fuente: Amazon Prime Video)

La proliferación de contenido original ha cambiado las reglas de juego. Como en el nuevo tablero es muy complicado conseguir las cifras de audiencia a las que se llegaba antes, las cadenas y plataformas han decidido experimentar y arriesgarse, produciendo más series con temporadas más cortas y eliminando las constricciones por las que se asociaban los géneros con las duraciones de los episodios.

En los últimos años ya no pensamos en los dramas como episodios de 40–60 minutos, ni en que los episodios de media hora están limitados a las comedias o dramedias; ahora los dramas también vienen en formatos pequeños, como vemos en Homecoming, Sorry For Your Loss o Servant.

La vuelta de las antologías

Carrie Coon en ‘Fargo’. (Fuente: Movistar+)

Después del éxito de las propuestas de American Horror Story y Black Mirror, cuyas primeras temporadas se estrenaron en 2011, muchos otros han elegido los formatos de antología episódica o de temporada.

Series como Fargo, True Detective, American Crime, Love Death & Robots, American Crime Story, Channel Zero, Room 104 o The Twilight Zone, demuestran que la serialidad no es un requisito para garantizar la fidelidad del espectador.

El auge del True Crime

Robert Durst en el primer episodio de ‘The Jinx’. (Fuente: IMDB)

Desde que Errol Morris sembró con The Thin Blue Line (1988) las semillas de las convenciones del true crime audiovisual de calidad, pasando por la miniserie documental The Staircase (2004), en esta década se sofisticó y popularizó el género, cuando en 2014 llegaron las series documentales The Jinx y Making a Murderer.

A partir de ese momento, y sin olvidar el fenómeno que fue Wild, Wild Country, se ha producido tanto de este género (también en España) que es fácil perder la cuenta. Y tal como demuestra la noticia de adaptación de The Staircase como serie de ficción, la moda ha llegado para quedarse.

Los Emmy 2017, una edición de récords

Si analizamos las entregas de los premios Emmy como un reflejo del momento históricos en el que surgen, la de 2017 es la que mejor define esta década televisiva. Fue el año del reconocimiento a la diversidad (Atlanta, Donald Glover, Master of None, Lena Waithe y Riz Ahmed) y a las series protagonizadas y/o producidas por talento femenino.

Hulu se convirtió en la primera plataforma de streaming en conseguir el gran premio de la noche, el de mejor serie de drama, con El cuento de la criada, y también rompió, con Reed Morano, la racha de más de 20 años sin que una mujer se llevara la estatuilla a la mejor dirección de un episodio dramático. Big Little Lies fue la otra gran triunfadora de la noche en la categoría de miniserie, y en TV Movie, el premio lo consiguió el episodio San Junipero de Black Mirror.

El Movimiento #MeToo

Unas semanas después de aquella histórica entrega de premios, The New York Times publicó el reportaje de investigación de Jodi Kantor y Megan Twohey, en el que se hacían públicas las primeras acusaciones a Harvey Weinstein. En ese momento, se creó un clima que permitió iniciar un proceso de saneamiento de la industria, que ha llevado a una transformación total de la forma en la que se hacen las series y las historias que cuentan.

Uno de los mejores ejemplos de este proceso transformativo es la incorporación desde 2018 de la figura del coordinador de intimidad en los sets de rodaje, una persona que ejerce de intermediaria entre las necesidades del director y los límites de los actores, garantizando que se sientan cómodos, protegidos y seguros; evitando que cosas como las que han ocurrido se repitan

El final de ‘Juego de tronos’, el último gran fenómeno global en directo

(Fuente: IMDB

La serie de HBO estuvo presente durante casi toda la década y generó un fenómeno que fue creciendo con cada temporada, hasta convencernos de que nunca veremos otro igual. A día de hoy, parece casi imposible que con tantas series, tantos sitios donde verlas y los ritmos personajes de cada espectador, surja otro título capaz de reunirnos a todos de forma global durante la emisión de sus episodios. Ese es el mayor reto que deja Juego de tronos a todas las series que vengan después.

Integración vertical y la guerra del streaming

(Fuente: Disney+)

Netflix llegó primero, y fue líder durante muchos años, en los que otras plataformas de streaming, como Amazon Prime Video, con la que competía desde 2016 a nivel global; o Hulu o CBS All Access, en el mercado de Estados Unidos, nunca llegaron realmente a hacerle sombra a nivel de imagen de marca o tamaño del catálogo.

En los últimos años han entrado al juego más competidores y se ha ampliado el terreno de batalla (Facebook Watch, DC Universe, Apple TV+), pero será 2020, cuando plataformas como Disney+ y HBO Max hagan su desembarco internacional, el momento decisivo en el que se demuestre el verdadero alcance de todas estas empresas.

Además de los lanzamientos de nuevas plataformas, el otro gran cambio a nivel de industria de esta época ha sido la reconfiguración de los conglomerados mediáticos de Estados Unidos, con compras millonarias por parte de oligopolios que han apostado por la integración vertical de todas sus propiedades. Si tenéis curiosidad, en el episodio Feel-Good Story de la temporada 6 de BoJack Horseman explican muy bien este concepto.

Podcast: Gran Angular — Cómo han cambiado las series en la última década (ep.74)
C.J. Navas, Marina Such y Valentina Morillo se han puesto el reto de hacer balance del panorama televisivo entre el…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir