Fuera de Series Fuera de Series

#10YearChallenge: 2009 vs 2019, series de TV y representación

Siempre puede, y debe, ser mejor, pero no está de más reconocer lo que se hace bien

Los memes y los retos virales están para evadirnos del loco mundo que nos ha tocado vivir, pero esta moda del #10YearChallenge parece una buena oportunidad para hacer un repaso de cómo han cambiado las cosas en términos de representación en las series de televisión de 2009 hasta ahora.

En este período arbitrario de tiempo no solo ha cambiado la industria, también la sociedad, y las series son un reflejo del momento cultural en el que nacen: la ficción responde a los cambios que se están produciendo, pero también sirve para provocarlos, porque cuando se normalizan actitudes y maneras de vivir en la pantalla, la sociedad tiende a asumirlas como parte de su realidad. Así lo hemos hecho siempre. Puede sonar un poco tonto, pero la tele nos ha enseñado muchas cosas.

Hoy, ver series es una opción de ocio que nos tomamos cada vez más en serio; son un fenómeno cultural, su influencia es cada vez mayor, y no hay que subestimar su importancia, porque muestra una diversidad que se está atacando desde ciertas esferas políticas. Las voces diversas delante y detrás de la pantalla son hoy más importantes que nunca.

Por eso, es importante destacar los avances que se producen en este sentido. Aunque es cierto, que las conductas discriminatorias son en muchos casos producto de una atrevida ignorancia (reconocida con orgullo), en otros, son fruto del desconocimiento, como nos ha demostrado Queer Eye. En estos casos, visibilizar otros puntos de vista y escuchar otras voces abre puertas a realidades que para algunas personas no existían simplemente porque nunca les habían hablado de ellas.

(Fuente: GLAAD)

Para hacernos una idea de cómo ha cambiado el panorama audiovisual en cuanto a la representación LGTBI uso como referencia los reportes anuales Where We Are On TV de la GLAAD. En el de 2009–2010, indican que de 600 personajes regulares en las series de las cinco networks, 18 eran LGTBI, un 3%. En el reporte de 2018, el porcentaje ha subido a un 8,8%; no parece mucho incremento en diez años, pero también ha aumentado el número de personajes (ha crecido la industria): el último año se han tenido en cuenta 859. No es solo una cifra, también ha aumentado su relevancia en las series, y sus tramas han dejado de estar definidas solo por la orientación sexual. Dejemos a un lado la abstracción de los números, para ponerle rostro a las cosas que se están haciendo bien.

Equipo técnico y creativo de ‘Pose’.

La serie Pose de FX aportó el año pasado al panorama televisivo el reparto más grande de personajes transgénero como regulares en una serie, Supergirl incluyó con Nia al primer superhéroe trans de la televisión, Billions visibilizó a Taylor, un personaje que se identifica como no binario, BoJack Horseman dedicó un episodio a la asexualidad, YOU tiene entre sus personajes recurrentes a Hari Nef (una actriz trans) interpretando a una mujer cis, y la serie Vida de Starz tiene delante y detrás de cámaras a un equipo latino queer. Algo está cambiando.

Sí, aún queda mucho por hacer, porque este proceso de visibilización debe ser siempre un trabajo continuo, tanto de quien hacen las series como de los que hablamos de ellas, pero no viene mal echar la mirada atrás para poner en valor lo que se ha conseguido.

Esto no significa que nos conformamos porque estamos (un poco) mejor que antes; nunca debemos perder el espíritu crítico, pero demuestra que el cambio es posible. Vamos por buen camino.

Lo que las series pueden hacer por la visibilidad LGTBI
Por la celebración del World Pride 2017, repasamos si ha cambiado el panorama en los últimos añosfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir