Fuera de Series Fuera de Series

Entrevistas

5 cosas sobre ‘#Luimelia’ que nos contaron en FDS Directo

Los creadores y las protagonistas de la serie comentaron sus momentos favoritos y cómo va la segunda temporada

(Fuente: Atresmedia)

#Luimelia ha sido una de las pequeñas revelaciones de la ficción española en la primera mitad de 2020. Un spin-off de Amar es para siempre centrado en su pareja más popular, la que forman Luisita y Amelia, que traslada la acción de los 70 a la actualidad, producido para Atresplayer Premium y compuesto por seis capítulos de diez minutos, ha tenido tal repercusión, que merecía que le dedicáramos un FDS Directo.

En la charla con Alberto Rey, los dos creadores de la serie, Borja Glez. Santaolalla y Diana Rojo, y sus dos grandes protagonistas, Paula Usero y Carol Rovira, hablaron sobre la concepción del proyecto, la responsabilidad de la representación del colectivo LGTBI, sus momentos favoritos y cómo de avanzada está la segunda temporada. Nos enteramos de estas cinco cosas.

1. ‘#Luimelia’ es una verdadera colaboración

Durante la conversación, los guionistas y las actrices apuntaron que la serie había sido fruto tanto de una total libertad creativa, como de la colaboración entre todos ellos. Rovira y Usero crearon tableros de Pinterest con sugerencias sobre cómo veían ellas el look de sus personajes, incluidas las gafas de Luisita. “Me costó lo mío pelear que llevara gafas, me costó lo mío llevarlas en las escenas que las lleva”, explica Paula Usero.

Tanto Santaolalla como Rojo siempre han contado que querían involucrar a las actrices desde el principio ya que “al final, a los personajes los conocen bien, conocen bien la esencia, porque si hay algo que tienen Luisita y Amelia es que, aunque los personajes cambian muchísimo y se adaptan, hablan de otra manera, tienen otros conflictos adaptados a la actualidad, lo que es la esencia parte de algo que ellas hacen muy bien, que conocen muy bien y que forma parte del éxito de esta pareja”, apunta Diana Rojo.

Las gafas de Luisita. (Fuente: Atresmedia)

La guionista añade que “es una suma de cosas y no hay sensación de que nadie esté tirando hacia ningún lado, todo el mundo está tirando en la misma dirección porque nos conocemos bien, y hay cosas que han salido de forma muy natural”. Borja Glez. Santaolalla añade que esa libertad que les dieron desde Antena 3 y la productora Diagonal fue muy importante para que se animaran a experimentar: “Nosotros sabemos jugar dentro de un terreno de juego que es Amar, que es una serie diaria que tiene x personajes en tres localizaciones, no tiene más. Ahora, teníamos recursos limitados, pero podíamos abrir muchísimo más el campo”.

2. El capítulo 3 es su momento favorito

Para todos ellos, #Luimelia era una oportunidad de probar cosas que no podían hacer en Amar es para siempre por la franja horaria en la que se emite, el target de público principal y las restricciones que imponen la época (la octava temporada está transcurriendo en 1977) y el propio formato de la serie. Entre esas cosas figuraba una escena de sexo mucho más explícita de lo habitual y que guionistas y actrices siempre tuvieron claro que querían incluir.

“Cuando leímos la secuencia, era ‘por favor, que llegue este momento, gracias por permitirnos darnos un beso con lengua y no quitarlo’”, cuenta Paula Usero: “Porque, en realidad, estamos acostumbradísimos a ver en series relaciones heterosexuales en las que se comen la boca y se empotran contra una pared y no pasa ni media porque es lo normal. Necesitamos también ver a parejas homosexuales haciendo esto porque (…) está bien poner encima de la mesa que también hay deseo, y que está bien, es normal y es lo que hay”.

Esa escena se incluye en un capítulo, el tercero, repleto de chistes meta y guiños tanto a Amar es para siempre como a otras parejas de mujeres en la ficción española, y culmina en una ruptura de la cuarta pared en la que, de repente, se ve al equipo de rodaje y al propio Glez. Santaolalla, que admite que viene porque él era fan de Salvados por la campana. “Es un momento que yo tenía clarísimo porque todo lo que suponga romper la cuarta pared siempre me ha fascinado”, señala el director, que añade que “si de verdad tenemos libertad para hacer esto, por qué no. Tenía mucho sentido romper la cuarta pared en ese momento porque era de lo que estábamos hablando: no podemos tener escenas de sexo entre dos mujeres porque siempre la cortan. Tenía cierta gracia”.

(Fuente: Atresmedia)

No es, de todos modos, el único episodio favorito del equipo. El quinto, en el que se ve cómo pasa el tiempo en la relación entre Luisita y Amelia a través de sus conversaciones en un Uber (una idea que tuvieron los guionistas Ángel Agudo y Aitor Santos), es uno de los más le gustan a Diana Rojo: “Uno de los conceptos que más me gusta, de lo que hemos hablado, es el momento de la crisis, el capítulo 5. Eso es algo que sí teníamos muy claro que nos gustaba contar, ese paso del amor romántico al amor real, esa evolución de una pareja que va cambiando por el desgaste, no sólo por una infidelidad o un hecho concreto”.

Por parte de Borja Glez. Santaolalla, el final de la serie figura igualmente en su lista, con ese momento musical que refleja lo que ambos personajes sienten: “La canción (de Zahara) estaba mucho antes que el capítulo. La primera vez que escuché esa canción pensé ‘esto me gustaría verlo’, y siempre he sido muy fan del momento “videoclip” de Magnolia (…). Vamos a mezclar esto, que se pongan a cantar la canción, que es lo que están pensando en este momento”.

3. La responsabilidad de la representación

#Luimelia es la primera serie producida por una cadena generalista en España que está protagonizada por una pareja de mujeres (aunque se haya visto en su servicio de VOD por suscripción), un paso muy importante en la representación LGTBI en la ficción nacional. La aparición de Luisita y Amelia en una serie diaria como Amar es para siempre ya es también algo muy significativo, y la responsabilidad que eso conlleva no se le escapa a ninguno de los involucrados en la serie.

“Que la gente se identifique es el mejor regalo que nos pueden hacer, así que claro que hay responsabilidad, pero siempre intentamos que nos agobie”, explica Carol Rovira. Desde el punto de vista de los guionistas y creadores, Diana Rojo señala por su parte que “cuando estás haciendo esta serie y recibes todo este feedback, es inevitable no tenerlo ahí, y sobre eso sí que hablamos muchas veces, y hacemos algún guiño al respecto. Es bonito saber que, aunque es una serie que va orientada a un público adulto y que es madura en muchos sentidos, en cómo se tratan el amor y las relaciones, hay gente que se ve representada ahí y que le está moviendo ciertas cosas. Es bonito tenerlo en cuenta”.

4. Lo que sabemos de la segunda temporada

(Fuente: Atresmedia)

La serie está renovada por dos temporadas más, que Glez. Santaolalla y Rojo han estado escribiendo y coordinando durante el confinamiento por la COVID-19. El primero apunta que los guiones están terminados al 97% y que han vuelto a contar con el equipo de escritores de Amar es para siempre. Cada temporada tendrá, de nuevo, seis capítulos, y aunque no quisieron adelantar de qué trataría, sí dejaron caer que querrían seguir explorando el concepto detrás del proyecto, que Diana Rojo resume en “es mostrar la transición del amor romántico de Amar es para siempre al amor real de #Luimelia”.

Lo que está más rodeado de incertidumbre es cómo afectarán al rodaje los protocolos de seguridad que se implanten por el coronavirus. Sin embargo, medio en broma, medio en serio, todos afirmaban que “seguirá habiendo lengua” entre Amelia y Luisita.

5. La relación con el fandom

#Luimelia nació por la enorme respuesta que la pareja tuvo en internet cuando su historia empezó a contarse en Amar es para siempre. La intensidad y fidelidad de ese fandom impulsó el nacimiento de esta serie, y también mantiene a raya a los creadores si algo no les gusta. Borja Glez. Santaolalla lo describe como un fandom “muy exigente” y que abarca varias generaciones; él mismo estuvo en una boda en la que, primero, una mesa de señoras mayores le echó en cara algunas de las cosas que habían hecho en Amar y una de esas señoras le dijo “y ahora, le explicas todo esto a mi nieta”.

La serie diaria puede tener un público objetivo muy determinado, pero como Paula Usero reconoce, ese arquetipo de la abuela que ve la novela después de comer se rompe con la presencia del nieto que se queda con ella cuando sale del colegio y acaba viendo también con ella las peripecias de los habitantes de la plaza de los Frutos.

Y, además, es un fandom internacional que hasta ha utilizado Amar es para siempre para aprender otro idioma. Carol Rovira cuenta que “fui a Córdoba y conocía a una pareja que la chica era de Córdoba y él era inglés. Nos hicimos amigos y, al final, me confesaron que él ha aprendido español gracias a Amar es para siempre. Es un chico de 30 años y me pareció maravilloso”.

Los creadores y las actrices están siempre pendientes de lo que opinan sus seguidores, aunque luego les acaben dando lo que necesitan, no lo que quieren, y saben también que a muchos de ellos les encantaría ver una película de Luisita y Amelia. Nunca hay que descartarlo porque, como reconoce igualmente Rovira, hasta la idea de #Luimelia parecía una locura al principio: “Lo fuerte es que esta idea de un spin-off salió un día en una entrevista, en un directo (de Instagram) que hicimos Paula y yo en Antena 3. Nos lo pidió una fan y dijimos ‘sería brutal, un spin-off’, pero como riéndonos, algo utópico. Y aquí estamos, hablando de esto”.

Puedes ver aquí el FDS Directo completo

‘#Luimelia’ está disponible en Atresplayer Premium.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir