Fuera de Series Fuera de Series

‘Ártico’ y las series de misterio que vinieron del frío

Repasamos algunas de las ficciones televisivas que han convertido la nieve en una de sus señas de identidad

AD

‘Ártico’ se ha rodado cerca de las poblaciones finlandesas de Inari y Utsjoki. (Fuente: COSMO)

Las localizaciones de las series no son, como suele decirse muy manidamente, “un personaje más”. Pero sí que son un elemento decisivo para crear la atmósfera de la ficción y definir su identidad visual. Sin el escenario no habría historia. Breaking Bad sería otra si sus personajes se paseasen por verdes prados escoceses en vez de por el desierto de Alburquerque y ya no podemos imaginarnos Rocadragón, el refugio de los Targaryen de Juego de Tronos, sin el acceso por la escalinata de San Juan de Gaztelugatxe.

Con Ártico, la serie finlandesa que emite actualmente COSMO, pasa igual. La nieve nos envuelve y convierte su thriller en algo que no podemos imaginar en otra parte del mundo. En este caso, nos llevan a Ivalo, una de las localidades más al norte de Finlandia, donde seguiremos la pista de Nina Kautsalo, la inspectora local que hasta ahora se había enfrentado a situaciones más mundanas y que, de repente, tiene entre manos un caso criminal que resolver y una gran conspiración detrás a la que enfrentarse.

La nieve cobra un papel decisivo en el juego de Ártico: cuando se descubre que hay una peligrosa amenaza vírica en la zona, el científico Thomas Lorenz alerta de que esta podría propagarse muy rápidamente con el deshielo y provocar una auténtica emergencia sanitaria. Es un buen ejemplo de serie en la que el espectador puede sentir el frío, aunque no es la única.

‘Atrapados’

Si Ártico nos lleva al pueblo de Ivalo, Atrapados lo hacía hasta el impronunciable Seyðisfjörður, en el extremo este de Islandia, tierra de hielo y volcanes. Nadie sospecharía de un lugar así, pero cuando aparece un torso humano congelado entre las redes de un barco pesquero, se revela una trama donde se cruzan el tráfico de personas, los asesinatos y la corrupción policial. Todo se complica cuando la naturaleza se pone en contra de los residentes: una fuerte tormenta obliga a cerrar las comunicaciones y deja a los habitantes del pueblo, como dice el título de la serie, atrapados. Y con el asesino entre ellos.

‘Fargo’

Aprovechando el universo creado por los hermanos Coen en la película homónima de 1996, Noah Hawley desarrolló en Fargo una serie de televisión antológica en la que cada temporada cuenta una historia diferente, pero que comparten las mismas señas de identidad. A saber: un pueblo donde la nieve levanta varios palmos del suelo, personajes un poco zoquetes que sueñan con salir de allí y tener una vida mejor, crímenes y situaciones que se encadenan, enredando a los protagonistas hasta que les resulta imposible salir del entuerto. Sus tres temporadas (por ahora) han sido muy diferentes, pero todas han compartido esa esencia. Y mucho frío.

‘Fortitude’

Quizás la que tenga más que ver con Ártico es Fortitude. No solo estaba ambientada en la zona ártica, en este caso en la parte noruega, sino que arrancaba con un asesinato en un pueblo tranquilo y, posteriormente, sus personajes se veían amenazados por un extraño virus. La gran diferencia es que, en vez de centrarse en el thriller de conspiración, optaba por coquetear con el terror. El problema de esta serie fue que, tras un comienzo prometedor, se enredaba sobre sí misma y se convertía en demasiado rocambolesca. No obstante, ha aguantado tres temporadas en antena.

La serie ‘Ártico’ se emite los lunes, a las 22:00 h., en COSMO. Tras la emisión en el canal, los episodios estarán en el servicio bajo demanda de los operadores de pago.

Crítica: ‘Ártico’, una atmósfera envolvente y un peligro por descubrir
La nueva serie de COSMO no nos deja fríosfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir