Quantcast
Gabriel Guevara pasa de curso: de ‘SKAM España’ a la crudeza de ‘HIT’ - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Entrevistas

Gabriel Guevara pasa de curso: de ‘SKAM España’ a la crudeza de ‘HIT’

Preguntamos al joven actor, hijo de la vedet Marlene Mourreau, por las diferencias entre las series de instituto de Movistar+ y TVE

(Fuente: FesTVal)

Lo paran por la calle de vez en cuando, aunque asegura que tampoco es para tanto. A veces, incluso algún padre entregado se le acerca para pedirle una foto de parte de una niña que no se atreve a asaltarlo. La fama que conoce Gabriel Guevara es inocente y algodonosa, pues viene de SKAM España, la serie adolescente de Movistar+ en la que el joven actor ha trabajado durante dos temporadas. Pero esa imagen de niño bueno está a punto de saltar por los aires por culpa de HIT, la nueva producción de TVE, y del sórdido personaje que interpreta en ella.

La propuesta del guionista Joaquín Oristrell (Cuéntame cómo pasó), protagonizada por Daniel Grao, viene a devolver el jugueteo de la serie teen a la vocación de escuela, tribuna y asamblea de la televisión pública. Para ello, HIT confía en representar con honestidad y rigor las tribulaciones propias de la pubertad, pero también a los chicuelos que las padecen. Gabriel Guevara será uno de ellos: alumnos de instituto descarriados a quienes el personaje de Grao se propone meter en cintura. Decididos a saber si se decanta por el idealismo de SKAM España o por la crudeza del proyecto de TVE, preguntamos al actor en qué se parecen y diferencian las dos series de instituto que manchan su expediente.

De la producción de Movistar+ no da quejas, pero subraya el protagonismo de las mujeres jóvenes frente a la testosterona que gobierna HIT. “SKAM España era todo muy desde el punto de vista de las chicas, llevado al feminismo. Es una serie feminista, es normal”, describe. Su personaje en aquella ficción, Cristian, se introducía como un atractivo extraño por el que Eva, la protagonista, podía llegar a sentir atracción al margen de la relación con su novio. Guevara comenta, de hecho, como quien discute la esencia del ser aristotélico, que SKAM España retrataba “chicos desde el punto de vista de las chicas”, evitando visiblemente apostillar que no se mostraban ‘chicos a secas’.

Gabriel Guevara, en ‘SKAM España’. (Fuente: Movistar+)

Por el contrario, apunta el actor que lo que se ve en HIT “es lo que pasa sí o sí. Es realista, muy natural”. Encuentra un poco de sí mismo en su personaje (“por eso ha sido más fácil llegar al papel”) y mucho en la franqueza expeditiva de la serie de Oristrell. Él, repite sin descanso, también es como es. No parece gustarle mucho dar cotilleos, y eso que los tiene por castigo, siendo hijo de la vedet Marlene Mourreau. Cuenta que vivió dos años en Francia, que hace snowboard a nivel competitivo y que anda en busca de una escuela de interpretación, pero en lo demás prefiere ir al grano, como HIT. Después de que le lluevan desde los rotativos rosas preguntas sobre qué ha heredado de Marlene, cómo ha sido crecer a su sombra, la ambición (de ella) y por qué la admira, se harta. “Tampoco voy a hablar todo el rato de mi madre”.

La verdad tras las historias e imágenes de la serie de TVE han requerido del actor, irónicamente, un mayor esfuerzo de suplantación. No ha tenido demasiados problemas para transformarse, como lo hace delante de los periodistas que, mientras esperan su comparecencia en el FesTVal de Vitoria, lo ven desvanecerse en chándal y reaparecer ajustado en un traje negro sin corbata. “Al principio me costó mucho porque en el instituto yo no era muy como Darío [su personaje, un joven adicto al móvil que sabe torear a su padre y vive obsesionado con la pornografía], pero he podido entender a otros compañeros míos, meterme en su piel”.

Pudiera parecer que el actor reniega de la dulzura de SKAM España, pero cuesta creerlo. La serie de Movistar+ es el puente que ha unido sus primeras apariciones en escena, como figurante en óperas del Teatro Real de Madrid a la tierna edad de 12 años, con los más de 75 mil seguidores de Instagram que escudriñan su carrera a día de hoy. El valor de HIT es otro: una enseñanza. La oportunidad de replantearse con qué maneras atravesó su adolescencia, en absoluto lejana, e impactó en la de aquellos que lo rodeaban. “Joder, si me hubiese dado cuenta antes, todo habría sido distinto. Todo el mundo se llevaría con todo el mundo”. Tiene un nuevo curso por delante para recuperar lo pendiente.

‘HIT’ se estrena en septiembre en TVE.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir