Fuera de Series Fuera de Series

Entrevistas

Historia oral de ‘#Luimelia’: así nació una serie que parecía improbable

Una pareja de ‘Amar es para siempre’ con mucho fandom, una idea de acción transmedia y un equipo dispuesto a todo

Paula Usero y Carol Rovira, en ‘#Luimelia’. (Fuente: Atresmedia)

Es muy poco habitual que una serie diaria, de época, en España dé pie a un spin-off centrado en dos de sus personajes más populares. Aún es menos habitual que esos dos personajes sean dos mujeres lesbianas cuya historia de amor las convirtió en todo un fenómeno en redes sociales, pero eso es lo que ha ocurrido con #Luimelia, la ficción que protagonizan Luisita y Amelia, dos personajes extraídos de Amar es para siempre y trasladados a Atresplayer Premium, donde empezarán a verse sus vidas el viernes 14 de febrero.

Serán seis episodios de unos diez minutos de duración cada uno, emitidos todos los domingos, y en los que ambos personajes se trasladan a 2020 sin que haya involucradas puertas del tiempo. Todo lo que rodea a la serie es tan particular, desde su misma concepción, que en Fuera de Series hemos querido que sus propios responsables nos cuenten cómo nació y qué es #Luimelia. “Esta es una serie transmedia, porque tampoco es un spin-off; entre tú y yo, la definición de spin-off tampoco es. Yo me volví loca un día buscando definiciones de series, tecnicismos, y no encontré ninguna”, explica Camino Sánchez, una de las responsables de Contenido Digital en Atresmedia que empezó a proponer que había que hacer algo con Luisita y Amelia y el enorme seguimiento que despertaron.

De lo que se hizo con ellas, del entusiasmo que se apoderó de repente de todos los implicados y de cómo tenían muy claro que querían contar una historia de amor hablan sus responsables en esta historia oral.

1. En el origen de todo

Camino Sánchez (idea original, Contenido Digital de Atresmedia): Esta pareja tenía mucho tirón. El movimiento en redes y el respaldo de los datos en la web lo reflejaban, y lo siguen haciendo a día de hoy. Nosotros, en Contenido Digital, estamos muy atentos a los datos, a las audiencias, a lo que se mueve por las redes sociales. Vemos qué es lo que está funcionando mejor, y la verdad es que el tándem Luimelia fue un auténtico boom, por lo que detectamos la oportunidad de explorar un formato novedoso.

Anto Garzía (Contenido Digital de Atresmedia): El boom que se generó alrededor de Luimelia venía por la propia trama de Luimelia, es decir, no es que se generara por casualidad. Todo estaba unido. ¿Por qué funcionó Luimelia? Porque la trama estaba muy bien escrita, porque era una trama de visibilidad que se necesitaba en una serie como Amar es para siempre, que siempre ha tenido tramas de este tipo, pero es verdad que con Luimelia ha habido otra conexión, ha pasado algo especial.

Borja Glez. Santaolalla (cocreador y director, coordinador de guion de Amar es para siempre): Hay una cosa que creo que se la decíamos también a Camino: para nosotros, desde siempre en Amar, la historia de Luisita y Amelia no era una historia… Estaba el contexto de represión (en los 70), pero no tratamos esa relación como la de dos personas que no pueden estar juntas por la represión. Creo que donde acertamos con Luisita y Amelia es que contamos la pasión que había entre ellas, que hicimos una historia de amor como puede ser cualquier otra. Ésa fue un poco nuestra clave, pero tampoco lo pensamos, es que salió así.

Luisita y Amelia, en 1976 en ‘Amar es para siempre’. (Fuente: Manuel Fiestas/Atresmedia)

Carol Rovira (actriz, Amelia Ledesma): También son muy humanas. La manera en la que se han planteado desde el principio tienen contradicciones, tienen dudas, se ríen, lloran, sueñan juntas. A veces, una serie diaria se ve como algo negativo, como de (ser) menos, pero en realidad nos ha dado la oportunidad de enseñar dos personajes en su día a día y pasar por muchas situaciones, a fuego lento, (que) las han hecho muy humanas porque las hemos visto de muchos colores.

Anto Garzía: En Amar es para siempre, los tuits que hablan sobre Luimelia acumulan más de 40 millones de impresiones reales en la temporada 2018/19. Es una bestialidad, y no solamente eso sino que, respecto a la temporada anterior, los datos se multiplican por diez. Los datos en general de la serie, los datos de impresiones, de comentarios, de interacciones, se multiplican por diez respecto a la temporada anterior. Bueno, vale, pero pueden ser de otras tramas. No, de todo ese volumen de comentarios, casi el 50% son de Luimelia. De hecho, Luimelia es la palabra clave más utilizada para hablar de Amar es para siempre, por encima de Amar es para siempre.

Camino Sánchez: Lo que (Luisita y Amelia) tienen, aparte de mucho feeling y de ser unas actrices que entre las dos forman un tándem muy chulo, se complementan muy bien, (es que) son muy cercanas, muy realistas, y la gente necesita esto (…). Y esos personajes han despuntado por su naturalidad, por su cercanía, por la historia de los guionistas, porque detrás de todo gran personaje hay un gran guion, pero darle vida también es muy difícil y lo han hecho de una forma muy natural y muy sana, reflejando los problemas, reflejando el deseo que se tiene también.

2. La idea que se fue de las manos

Camino Sánchez: La idea nace de un deseo de hacer una acción transmedia aprovechando la ausencia de la trama Luimelia en Amar es para siempre, porque los personajes se trasladaban a París. Queríamos recrear cómo era su vida allí, dar un poquito más de contenido sobre esta pareja que tanto tirón veíamos que tenía. Pero los guionistas nos trajeron a Luisita de vuelta a la Plaza de los Frutos muy rápido, así que tuvimos que pensar en otra idea. Desde Atresmedia Digital les propusimos a Borja (Glez. Santaolalla) y a Diana (Rojo) de Diagonal, “oye, que queremos hacer algo con ellas. Es una pareja que ha gustado un montón y ahora está de capa caída en trama y la gente está un poco disgustada, así que vamos a darles lo que quieren”.

Diana Rojo (cocreadora, coordinadora de guion de Amar es para siempre): Querían cubrir ese hueco de la ausencia de ellas con algo transmedia. Querían hacer algo audiovisual pero unitario, una especie de corto o algo así. Y ahí ya es donde pensamos si vamos a cubrir un hueco, y vamos a hacer el esfuerzo, por qué no hacemos algo seriado más bien, aunque sean capítulos cortitos. Entonces empezamos a pensar, ¿qué hacemos? ¿Algo que no hayamos visto en Amar?

Camino Sánchez: Habíamos pensado en dar un salto en el tiempo a la actualidad, porque en Amar la trama transcurre en el 77 y para sacarlas de ese contexto, porque en Amar la trama viene y va y es muy difícil generar un contenido que no pueda confundir al espectador (…). No sabíamos muy bien cómo hacerlo, pero la idea era esa, y tanto Borja como Diana tomaron la idea con un montón de entusiasmo. Les encantó, les emocionó y creo que en una o dos semanas nos plantearon un #Luimelia como la veremos ahora.

Diana Rojo: Si era contenido de Luisita y Amelia que no hubiéramos visto, tenía que ser de ellas en París. Pero claro, si es algo que ya se ha tocado en Amar, hipoteca un poco lo que haya pasado en la serie. Viendo un poco lo que decían las fans fue como “y por qué no hacemos algo que no tenga nada que ver con los años 70”. Si fueran los mismos personajes, Luisita y Amelia, qué pasaría si fueran dos chicas normales en la actualidad.

La Luisita de 2020. (Fuente: Atresmedia)

Borja Glez. Santaolalla: Era una cosa tan descabellada como lógica. Si mantenemos que Luisita y Amelia son dos personajes, sí, pero es una marca, Luimelia, que al final por eso se llama así la serie, y hay fanfics que ha creado la gente, ¿por qué no lo hacemos en la actualidad? Y hacemos un formato corto, copiamos lo que han hecho State of the Union o la serie de Netflix (Special). Y la gente dijo, “claro”.

Camino Sánchez: Como esto ha sido una apuesta, no se pensó para una serie que tenga 30 minutos. Todo esto ha sido ensayo y error y ha sido “vamos a probar” porque no es una serie creada de cero. Son dos personajes de una serie enmarcada en los años 70, el target es de gente mayor, pero nosotros queremos romper y hacer algo diferente. ¿Nos arriesgamos tanto o vamos a probar con un formato corto, un formato fresco?

Carol Rovira: En principio querían hacer, mientras Amelia estaba en París, pequeños sketches refiriéndose a este tiempo que ellas estaban separadas, pero tampoco nos acabaron de definir qué era. Y un día me llama mi repre y me dice, “tienes que volver porque tenéis una reunión Paula y tú”. Yo estaba en Barcelona, porque el personaje estaba en París, y pensé “aquí hay algo importante”. Lo hablamos, y ella me dijo “tía, que quieren hacer una serie”. Fue un poco así, como rumores pero, hasta que no tuvimos la reunión, no supimos de cierto lo que era.

Borja Glez. Santaolalla: Cuando empezó esto, y empezamos a hablarlo, antes de que fuera fijo, algo ya les llegó (a las actrices). Luego les dijimos, “existe una posibilidad de que se haga un spin-off”, no les dijimos más. Ellas se pensaban que sería algo de la época. Y un día ya las cogimos y les dijimos, “vale, os lo vamos a contar ya. Sois Luisita y Amelia, pero en el 2020”. “Pero cómo que en 2020”. Y para nosotros era super normal. “Sí, en 2020”. Y ellas decían, “¿qué?” Alucinaban, pero también dijeron que adelante. Un día nos sentamos y les preguntamos, “queremos contar con vosotras. ¿Hay algo que os apetezca contar?” Nos dijeron cuatro o cinco cosas que a nosotros nos ayudaron mucho. Sabemos que vamos en la misma dirección.

Paula Usero (actriz, Luisita Gómez): Yo me acuerdo que estábamos en la sala de reuniones con todo el mundo y fue como, ¿esto es de coña?

Carol Rovira: Además estaba todo el mundo como muy ilusionado, muy iluminado. Hemos tenido la gran idea y lo vamos a disfrutar todos y como sintiendo que es hijo de todos.

Paula Usero: Fue muy guay, la verdad. Todo el mundo estaba muy motivado, así que nos contagiamos al segundo. Creo que ni siquiera tuvimos un segundo de planteamiento (de) ¿pero queremos hacerlo?

Carol Rovira: Era obvio.

Diana Rojo: Creo que a ellas también les hizo ilusión. Toda la gente que se ha ido subiendo al carro ha ido con las mismas ganas de hacerlo. Nosotros también íbamos cautos porque sabíamos que era una cosa chiquitita, no estábamos lanzándonos con un presupuesto de la leche. Los recursos son los que son, pero la ilusión y las ganas son muy grandes. Esto empezó poco a poco y ha ido creciendo. Nosotros no nos imaginábamos que iban a poner las promos en la tele.

3. De 1977 a 2020 sin utilizar un DeLorean

Camino Sánchez: ¿Qué pasaría si Luisita y Amelia se conocieran en la actualidad? Como dos jóvenes de la generación millennial que se conocen, que se enamoran, con sus hándicaps, los estereotipos y tal. La verdad es que la idea, en Antena 3, nos fascinó a todos, nos encantó muchísimo. Qué guay poder hacer esto, vamos a ponernos manos a la obra (…). Esto se planteó en verano, que sabíamos que cambiaba la temporada, que a las chicas iban a darles un poco de margen, y en noviembre ya estábamos rodando #Luimelia.

Borja Glez. Santaolalla: La semana que nosotros paramos en Amar, la del veintitantos de octubre, Diana y yo nos sentamos un día, porque no teníamos más tiempo, en un bar (y pensamos) de qué queremos hablar.

Diana Rojo: La idea original de que fuera actual ya estaba, y luego empezamos a valorar si era mejor que fueran los personajes de los 70 en la actualidad o si era mejor hacerlas directamente como dos personas que incluso se conocían ahí. Vimos que era mucho mejor y que daba más juego.

Camino Sánchez: Una de las propuestas fue “bueno, las traemos aquí y alucinan con los móviles”, pero nos daba miedo confundirlas con la trama de Amar. No, hay que separar. En Amar tienen esta trama y aquí es diferente.

Borja Glez. Santaolalla: Hablábamos de por qué no hacíamos como Master of None y tener capítulos temáticos, pero todo venía de que teníamos la libertad, y pedimos la libertad, de hacer lo que quisiéramos. ¿Y por qué no? ¿Y si? Y los “y si”, pese a que teníamos muy poco tiempo para escribir y muy poco tiempo para rodar, evidentemente, porque había poco presupuesto, intentamos encajar todo esto en la fórmula. Al final, ha sido una cosa que no tiene una estructura narrativa que puedas identificar, pero la temporada sí que va de algo.

Una imagen de la segunda temporada de ‘Master of None’. (Fuente: Netflix)

Diana Rojo: Hemos trabajado muy a gusto porque hemos tenido mucha libertad y confianza. Han confiado mucho en lo que íbamos haciendo, también porque iba en la línea de lo que habíamos hablado en aquellas reuniones. Todas las cabezas han funcionado en la misma dirección, y este proyecto también tiene una parte muy importante de transmedia y la gente que está trabajando desde Antena 3 en esto. Es, al final, un trabajo conjunto.

Borja Glez. Santaolalla: Nos ha salido tan orgánico que no nos hemos parado a pensar nunca en esto (el traslado a 2020). El ADN de Luisita siempre ha sido de una persona muy impulsiva, muy echada p’alante, con sus dudas. Creo que eso está reflejado porque la hemos escrito tantas veces, que al final, de alguna manera, te sale eso. Lo que sí le hemos dado son pequeñas cosas que en 2020 existen y que en 1976 no. Luisita no es nativa con las redes sociales y, de hecho, hay momentos en los que dice “parezco una mujer de los 70”. De Amelia sí que mantenemos que ella, en los 70, es vedette y aquí quiere ser actriz, y jugamos a eso. Cogemos parte del ADN más reconocible y lo metemos en 2020, con el contexto de 2020.

Diana Rojo: No son dos personajes diferentes, hay algo que mantienen, que es la esencia. Y en cuanto al vínculo que tienen ellas, el tipo de complicidad que tienen también, en esencia, es muy parecido. Lo que tienen de bonito entre ellas en los 70, creo que lo tienen también en #Luimelia. Es curioso porque nunca nos hemos parado a analizarlo (…), sino que al ponernos a escribir, ha salido natural y, además, nos ha salido a todos los guionistas. Borja y yo tampoco hemos tenido que marcar “oye, tenemos que tener ojo con eso”.

Carol Rovira: Hay algo de esencia, de relación, que se conserva entre ellas. La relación fue muy fácil de rodar en esta serie, que rodamos en una semana, porque había algo entre Carol y Paula, las actrices, que ya está creado y que hemos conservado, no hemos tenido que crearlo de cero. Pero sí creo que el contexto… Recuerdo que lo hablamos con Borja, de “¿cómo lo vamos a hacer?” Y Borja dijo “chicas, no os preocupéis. El contexto ya marca la época”.

Paula Usero: Nosotras teníamos mucho miedo a recordar todo el rato a Luisita y Amelia del 77, de Amar, y nos dijeron “no, es que ya directamente con el vestuario, con el maquillaje, con el contexto, con los guiones, como vais a hablar vosotras, de manera coloquial, vais a decir tacos… Aquí no hay filtro. Y sí, vais a recordar porque sois vosotras, es el envoltorio”. Pero es guay lo que dice Carol; si la relación entre ellas no hubiera estado creada, habría sido muy difícil en una semana, habría sido imposible crear algo de verdad.

Carol Rovira: A mí lo que impactó es esta ruptura todo el rato de la cuarta pared, cositas así que a mí me encantan porque juegan con el espectador y lo increpan de alguna manera. Y ese juego, al final, nos divierte a todos, tanto a Borja y a la gente que estaba detrás de cámara como a nosotras, como actrices, porque no es el formato que llevamos dos años, o en el caso de Paula, tres, haciendo. Romper todo eso, y jugar, y aparte con Borja es super fácil trabajar y nos compraba todo. “Oye tengo esta idea. Venga, vamos a probarlo”. Y eso te hace partícipe también de este proyecto.

Paula Usero: Te hace asumir más responsabilidades de las que ya tienes, te hace formar más equipo.

Camino Sánchez: No sé cómo puedo reflejar que el equipo que ha hecho #Luimelia… Esto ha salido adelante porque todos hemos apostado por esta idea, porque todos hemos remado en la misma dirección, porque no hemos buscado problemas, sino soluciones, y porque todos hemos puesto muchísimas pasión, muchísimas ganas y muchísima ilusión.

4. Esto es una historia de amor

Diana Rojo: Cuando empezamos al principio a hacer tormenta de ideas salían tantas cosas, que decíamos “madre mía, es que esto da para nosecuántas temporadas”. Entonces pensamos que le podíamos dar cierta unidad a la primera temporada; aunque cada capítulo es temáticamente diferente, tiene unidad con la historia de amor. La primera temporada es una historia de amor. Pero una historia de amor la puedes contar también de muchas maneras.

Camino Sánchez: No hemos caído en “vamos a coger a dos protagonistas chicas porque eso genera morbo”, para nada. En realidad, la historia que se cuenta en #Luimelia es muy bonita. Tiene su parte de pasión, pero es una historia muy bonita, muy real y muy cercana.

Borja Glez. Santaolalla: ¿Qué queríamos contar? Cómo se conocen a día de hoy, en la era Tinder. Lo que supone irse a vivir juntas, contar la realidad feminista y LGTBI en la era del #MeToo. Y el capítulo del coche transcurre en un año, año y medio, y habla de lo que es una relación humana de ahora, una relación amorosa real. Cómo pasas del amor romántico al amor del pedo del sofá.

Una imagen de ‘#Luimelia’. (Fuente: Atresmedia)

Paula Usero: Evidentemente, no queríamos que nos cortaran las escenas en las que hubiera un beso o escenas sexuales. Queríamos darlo todo y estábamos abiertas a todo lo que nos propusiesen porque creemos que en Amar faltan muchas cosas por contar porque no se pueden emitir, porque no se pueden tratar o lo que sea. Aquí, nosotras no queríamos tener filtros con eso y queríamos, de verdad…

Carol Rovira: Cero censura.

Paula Usero: Cero censura, y que se viera, y que la gente pudiera tener una representación real sobre las relaciones entre dos mujeres. Y eso nos lo compraron, vamos, era ya una idea de ellos.

Diana Rojo: Tienen conflictos cotidianos, familiares, que son los que podría tener cualquier pareja. Y al final, el spin-off se ha hecho de una de las parejas de Amar es para siempre que ha gustado mucho. No ha sido “vamos a hacer esto en concreto porque es una pareja de chicas lesbianas, que no se ha hecho nunca”, sino que vamos a hacer esta historia porque es una de las parejas favoritas.

Borja Glez. Santaolalla: Hay cierta responsabilidad que tienes que tener, porque no debes hacer según qué cosas, pero tal y como lo hemos hecho ha sido desde la absoluta normalidad.

Diana Rojo: Al final, es algo que está ahí, pero si vas a crear una historia, creo que si lo haces desde la honestidad de cómo te gustaría a ti contarla, es mejor. Si te estás cortando o pensando qué va a pensar alguien de esto, o qué van a decir si pongo esto, al final terminas haciendo un churro en vez de una historia que piensas que puede ser coherente, que a ti te gusta, que estás haciendo con el cariño y la sensibilidad como guionista que tenga cada uno y esperar que eso se refleje.

5. Sin los fans no soy nada

Paula Usero: El fandom que tiene la historia es brutal y ha sido bastante impulsor de esta historia. Si no hubiéramos tenido tanta gente detrás, esta historia no habría pasado desapercibida pero, obviamente, no habría tenido tanta repercusión y en parte, o todo, es gracias a esa gente que está detrás.

Camino Sánchez: Hay que escuchar a la gente, y tenemos la suerte de tener una herramienta, que son las redes sociales, que son un feedback de todo lo que opinan. Los usuarios cada vez son más exigentes y, cada vez que hemos publicado un tema #Luimelia lo que recibimos, porque yo me leo todos los tuits y me encanta leer ciertas cosas, es “necesitábamos esta serie”.

Diana Rojo: Es verdad que como la serie ha nacido, en el fondo, de aquellos papeles que nos trajeron con cosas que decían los fans, muchas de esas cosas las hemos ido incorporando de alguna manera.

Borja Glez. Santaolalla: El tema de los guiños nos encanta y no podía faltar. Por lo menos, de dónde venimos. Pero el pacto de lectura, para cada uno es diferente. Los fans lo van a ver de un modo, pero una persona que se siente a verlo, no va a tener problema. “Es que no he visto nunca Amar es para siempre”. Da igual. (…) Eso también era importante para nosotros, que no fuera una serie para un nicho muy pequeñito, sino que también se trata de abrir el universo y hacerlo más grande y que entre gente nueva.

Anto Garzía: Los fans han estado presentes para nosotros en todo momento, desde el principio. De hecho, la serie surge para los fans y para nosotros, porque nosotros también somos fans (…). Si tú te pones en el lugar del fan… ¿Qué querría ver el fan de Luimelia? Yo lo sé porque también soy fan de Luimelia. Obviamente, tengo mis límites, no puedo entregar al fan todo lo que pide (…). Pero sí que al final, a la hora de generar los contenidos, a la hora de planificar, a la hora de que Borja, Diana y el resto de guionistas del equipo escribiera la serie, incluso al plantear la serie desde el inicio, siempre, siempre ha sido pensando en los fans.

Camino Sánchez: Era un hito en sí que una pareja gay protagonizase una serie, porque este tipo de relaciones suelen esconderse en tramas secundarias. Nos dimos cuenta de que #Luimelia tenía todos los ingredientes que sumaban para apostar por este proyecto. Que tenga éxito o no, tendremos que esperar pero, de momento, todo el contenido que vamos sacando genera mucha expectativa, tiene mucha repercusión, y la gente se siente escuchada, que eso es super bueno. Porque no hay mejor marca que los propios fans de algo.

‘#Luimelia’ se estrena el viernes 14 de febrero en Atresplayer Premium. Los nuevos episodios se verán los domingos.


¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir