Fuera de Series Fuera de Series

Entrevistas

Ramiro de Blas aún tenía asuntos sin resolver en ‘Vis a vis: El Oasis’

El intérprete de Sandoval nos cuenta cómo es su regreso a la serie

Ramiro de Blas, en ‘Vis a vis: El Oasis’. (Fuente: FOX)

El doctor Carlos Sandoval acabó Vis a vis como el gran villano de la serie, un psicópata voyeur, manipulador, que viola a Saray y es capaz tanto de torturar psicológicamente a sus presas como de, por el contrario, mostrarse honesto y hasta humano con Sole en los últimos momentos de su enfermedad. La fuerza que siempre ha tenido la interpretación de Ramiro de Blas como Sandoval (que ya era un hijo de puta en las primeras dos temporadas, con su acoso sexual a Maca) lo convirtió en uno de los personajes favoritos de los fans porque era el que adoraban odiar.

Su camino, sin embargo, se cerró al final de la cuarta temporada. El motín en Cruz del Norte acaba con su vida, por lo que ya no había nada más que contar sobre él, ¿no? Evidentemente, no, porque Sandoval reaparece en Vis a vis: El Oasis como un asunto sin resolver no tanto suyo, sino de Maca y Zulema, y especialmente de la primera. “Son las únicas dos presas que no apuñalan a Sandoval” al final de la cuarta temporada, tal y como explica Ramiro de Blas, y eso provoca que no cierren esa etapa de sus vidas.

Maca es la más afectada por las acciones del médico de Cruz del Sur y, después, director de Cruz del Norte. La obsesión que él tenía con ella nunca se pudo procesar y queda en el limbo hasta esta quinta entrega, en la que regresa de la manera más inesperada. Para de Blas, que nunca leyó todo el guion del capítulo de su vuelta, fue una sorpresa descubrir que aparecería en El Oasis, y aún le gustó más ver cómo se preparaba todo en el final del tercer episodio: “Vi el final y me pareció espectacular, esto de que Macarena cayera en la cuenta de dónde estaba y que terminara con Sandoval en su retina. Me pareció una imagen muy fuerte, muy poética, y una metáfora tremenda”.

Maca aún no ha resuelto su “relación” con Sandoval. (Fuente: Virginia Martín Chico/FOX)

El peso que el personaje fue ganando con el tiempo no solo se debía a que cometía los peores actos. En el trabajo previo de composición que su actor hizo para poder meterse en su cabeza, y entender por qué era de esa manera, llegó a la conclusión de que “es un narcisista compensatorio tremendo, peligroso” y que, además, había sufrido abusos en su infancia: “En ese imaginario que uno tiene como creador para su personaje, entre las situaciones vividas por ese joven Carlos Sandoval, yo me había imaginado un hijo maltratado, un niño violado por su padre. Es lo que yo me había imaginado. Este tipo se convirtió en lo que se convirtió porque fue violado por su padre en reiterados momentos, y a sabiendas de su madre”.

La familia Sandoval se destapa en el cuarto episodio como otro factor más a tener en cuenta en esa olla a presión en la que se va a convertir El Oasis. Nos permite ver otro lado del monstruo que atemorizaba a las presas y que tenía una obsesión enfermiza con Maca, que debe enfrentarse a unos recuerdos desagradables para poder escapar de la situación en la que se encuentra. Ese otro lado es maquiavélico y calculador, pero también lo vemos preocuparse por su hermano. Ramiro de Blas afirma que no le sorprende que muchos fans se sientan algo atraídos por él, en base a ese concepto que él detesta del sugar daddy, la figura paterna que te mantiene, y apunta que “es un personaje que aman odiarlo y odian amarlo. A mí no me sorprende porque yo lo compuse así. El dolor produce mucha empatía, y el 90% de Sandoval es dolor”.

También hay que tener en cuenta que hay un componente sexual muy importante en las interacciones del doctor con las reclusas. “El modo en el que dice las cosas, entre nosotros, parece que te follara todo el tiempo. Antes de hablar, yo doté a este personaje de algo que es que todo lo que dice Sandoval con la boca, lo empieza a decir dos o tres segundos antes con la mirada”, explica su intérprete. Al fin y al cabo, ejerce su poder sobre ellas a través de esa perversión y esa obsesión de índole que tiene con unas cuantas de ellas, excepto con Tere y con Sole, con las que sus interacciones son auténticas y no están empañadas por su lado más psicópata.

Sandoval y Macarena. (Fuente: Atresmedia)

Esta participación de Sandoval en Vis a vis: El Oasis responde más a la sombra de esa maldad suya en Cruz del Sur y Cruz del Norte, una maldad que alcanzó su punto culminante en el que parecía, hace un año, el final definitivo de la serie. Un Sandoval ya cansado, que ha conseguido todo lo que se proponía al ser nombrado director y que ni siquiera lucha demasiado cuando Saray se venga de él, se ve de repente enfrentado a Zulema y a las presas que tanto lo odian.

Ramiro de Blas cuenta que “yo propuse a Sandra e Iván que quería que Sandoval muriese sentado. Estuvimos debatiéndolo una semana”, porque pensaba que alguien como él no iba a dar a las reclusas la satisfacción de acabar tirado en el suelo. Él llega a la última etapa de su camino en su confrontación verbal con Zulema, llena de cinismo y verdad, y de Blas cree que ese mismo punto el que van a alcanzar Maca y su antagonista/aliada al final de Vis a vis: El Oasis. “Va a cerrar todas las historias, para bien o para mal, en el ocho. Va a ser un baño de plomo”, apunta. Y la sombra de Sandoval va a seguir planeando sobre lo que hagan.

‘Vis a vis: El Oasis’ se emite todos los lunes, a las 22:00 h., en FOX

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir