Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

‘American Gods’ tira de la fuerza de su estética

La adaptación de Neil Gaiman arranca con gran personalidad visual

Durante tres temporadas, el combo Bryan Fuller-David Slade-Brian Reitzell llevó a una televisión generalista como NBC una serie tan única visualmente como Hannibal. La adaptación a televisión de los libros de Thomas Harris, y de las peripecias del doctor Hannibal Lecter, desarrolló su propio mundo visual (y sonoro) para narrar historias de violencia extrema, tanto física como psicológica, y hacerlo a través de unas imágenes preciosas.

La sombra de esa serie se nota mucho en el arranque de American Gods, la gran apuesta de Starz de este año (y de Amazon Prime Video en España). Se mantiene ese trío de colaboradores, con Fuller como co-creador (junto a Michael Green), Slade tras la cámara y Reitzell en el apartado musical, y los tres parecen haber seguido las mismas directrices con la novela de Neil Gaiman que con El Dragón Rojo; la estética tiene que ser tan importante, o casi más, que la historia.

Desde los mismos títulos de crédito, con ese tótem de neón de todas las nuevas “divinidades” del mundo moderno, American Gods ya deja bien claro que va a seguir su propio camino visual, especialmente a la hora de retratar la violencia, las desconcertantes visiones de su protagonista, Shadow Moon, y las acciones de todos esos dioses que campan a sus anchas por el mundo.

Ahí está la gran carta de presentación de la serie en su primer capítulo, en unas imágenes impresionantes en las que se juega con el color, el ralentizado de la acción, las inevitables referencias a Stanley Kubrick (en este caso, a los drugos de Alex en La naranja mecánica) y los paisajes sonoros de Reitzell para pintar la nueva situación en la que se encuentra Shadow Moon al salir de la cárcel.

Éste, como protagonista, pone el contrapunto más convencional a todo lo que empieza a desarrollarse a su alrededor. Porque no puede ser más arquetípico; con pinta de matón corriente, lo sueltan unos días antes porque su mujer ha muerto, y acaba contratado como “músculo” por alguien a quien toma por un timador con un poco más de talento, y labia, de lo que está acostumbrado.

Sin embargo, el mundo en el que lo mete Mr. Wednesday (un Ian McShane que vuelve a demostrar lo bien que se le da jugar con largos monólogos) no es convencional. Quienes hayan leído el libro de Gaiman identificarán enseguida a los personajes que van apareciendo; quienes no lo hayan hecho tendrán la misma sensación de confusión que Shadow Moon cuando conoce a Chico Tecnológico.

Chico Tecnológico, el dios de Internet

Al igual que su protagonista, los espectadores tampoco saben muy bien qué está ocurriendo en ese primer capítulo. Lo único que está claro es que Mr. Wednesday necesita algo parecido a un guardaespaldas porque, como enseguida se demuestra, tiene enemigos poderosos. ¿Quién es él y quiénes son estos enemigos? Ya lo descubriremos más adelante, cuando Shadow Moon lo sepa.

La pista más clara es la aparición aislada de Bilquis, la reina de Saba, para quien el sexo es la manera de ser adorada y recuperar parte de su poder. Y, por supuesto, el prólogo con los exploradores vikingos, que nos indica que vamos a ver una historia de divinidades, fe en ellas (o la falta de fe), lo que los hombres desesperados hacen en su nombre y cómo un tipo como Shadow Moon va a empezar a creer.

Como presentación, su fuerza visual es innegable y es lo más llamativo. Pero es pronto para saber si American Gods va a estar también a la altura en su historia. Su protagonista no es, por ahora, demasiado interesante, por lo que corre el peligro de que todos los excéntricos dioses que se vaya encontrando lo ensombrezcan y fagociten. Y si la tesis del libro de Gaiman, y de la serie, es criticar la adoración extrema del mundo moderno por cosas como la tecnología o los medios de comunicación, no vemos aún ni el más mínimo atisbo de ella.

De momento, tenemos otros nueve episodios por delante para comprobar cómo evoluciona American Gods, y una segunda temporada ya confirmada por Starz. Fuller, Slade y Reitzell parecen dispuestos a llevar un poco más allá la apuesta estética de Hannibal, lo que encaja bien con la historia de Gaiman. ¿Se quedará sólo en la forma, o el fondo adquirirá más importancia?

‘American Gods’ está disponible todos los lunes en Amazon Prime Video España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir