Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

Así se hizo el episodio confinado de ‘Mythic Quest: Banquete de cuervos’

Los responsables de la serie han contado cómo se les ocurrió lanzar ese capítulo

(Fuente: Apple TV)

Entre todas las reuniones especiales de repartos y anuncio de proyectos de series sobre la cuarentena por la COVID-19, quienes han acabado llevándose el gato al agua en cuanto a reconocimiento crítico han sido los responsables de Mythic Quest: Banquete de cuervos, la comedia de Apple TV+ sobre los empleados de una empresa de videojuegos. De hecho, en la compañía están contentos, que lo van a incluir dentro de las candidaturas a los Emmy de la serie.

La razón es que Rob McElhenny y Megan Ganz, cocreadores de la serie, y David Hornsby, productor ejecutivo, pensaron el episodio como si fuera un capítulo más de Mythic Quest, y no un especial hecho para aprovechar el confinamiento. En declaraciones de los tres a The Hollywood Reporter, cuentan que la cuarentena les pilló en pleno rodaje de la segunda temporada y todavía escribiendo los últimos guiones. Estaban retocándolos para ver si incluían algo sobre el coronavirus cuando McElhenny, que es, al igual que Hornsby, también uno de los protagonistas, decidió que si hacían algo sobre ese periodo, tenían que hacerlo cuando aún estuviera en efecto la cuarentena.

“Nuestra sensación era que, cuando se acabe esta cuarentena, la gente no va a querer seguir hablando de ella. Estarán hartos”, explicaba Megan Ganz, “así que Rob tuvo esta ideam que era básicamente ‘¿y si hacemos algo ahora y podemos tratarlo y quitárnoslo de encima para que, cuando volvamos a la sgeunda temporada, no tenga que ser sobre la cuarentena? Será simplemente post cuarentena’”. McElhenny añadía que “de verdad quería lanzarlo lo antes posible para que fuera algo que todos estamos pasando en el momento, no algo que vivimos en el pasado. También creí que había una oportunidad para entrar en algunos de los elementos más oscuros de lo que está ocurriendo, ver algunas de las dificultades y, al final, acabar en triunfo, con una sensación de comunidad y optimismo”.

Rob McElhenny, en el capítulo especial. (Fuente: Apple TV+)

Desde el principio se propusieron que el episodio tuviera un acabado técnico intachable, a la altura de los grabados en estudio, así que el método de rodaje fue un poco más complejo de lo normal. Para empezar, McElhenny afirma que habló con otros guionistas que estaban haciendo experimentos similares para preguntar cómo estaban haciéndolo: “Parks and Recreation no se había emitido aún, pero me enteré que Mike (Schur) estaba haciéndolo, lo llamé y le hice un montón de preguntas. Pensé que, si íbamos a hacerlo, me gustaría que se viera y se sintiera como una decisión creativa, no una elección creada por la limitación”.

Las escenas se grababan a través de multitudinarias llamadas a través de Zoom en las que también estaban presentes los jefes de sonido, maquillaje, el director de fotografía, etc., para mantener la misma profesionalidad, aunque los actores tuvieran que hacerlo todo ellos mismos desde sus casas. A cada uno se les enviaron tres iPhones, más AirPods, para pudieran grabarse a sí mismos y, además, tuvieron que aprender a “insonorizar” las habitaciones donde estaban con edredones y colchas por el suelo y las paredes. Se les mandaron también trípodes para los micrófonos, luces y el equipamiento necesario para garantizar una buena calidad de imagen.

Rob McElhenny describía el proceso de rodaje de esta manera: “como lo hicimos es que (los actores) cogían las cámaras de sus portátiles, o las webcams, que normalmente ves para una teleconferencia y ponían el iPhone directamente delante de esa cámara, para que yo pudiera tener el combo de vídeo en mi casa. Podía ver lo que estaba captando la cámara de cada actor y podía ver las entradas de audio. Mike, el director de fotografía, podía comprobar la configuración y asegurarse de que todo funcionaba a la revolución adecuada, relación de aspecto, etc. Después, pasábamos la escena y los actores hablaban unos con otros de la misma manera que estamos haciéndolo ahora (por teléfono), a través de los AirPods”.

(Fuente: Apple TV+)

Eso quiere decir que todos los implicados debían sincronizarse para poder actuar unos con otros a través de esa llamada de Zoom. Y, además, debían terminarlo todo más rápido de lo que habría sido lo habitual en esas circunstancias. Megan Ganz fue una de las guionistas del episodio de Modern family contado a través de pantallas del iPad y señala que tardaron más de tres meses en montarlo. El capítulo de Mythic Quest estaba listo para su emisión en tres semanas.

“Cada actor tenía tres iPhones, y grabábamos cada vez con uno”, explicaba McElhenny sobre cómo pudieron lograrlo en tan poco tiempo: “En cuanto la escena estaba terminada, el teléfono era esterilizado, empaquetado, guardado en una zona segura, recogido (por un mensajero) y llevado a montaje, esterilizado de nuevo, y luego se subía el metraje a Avid para los montadores, que estaban trabajando desde casa”.

El resultado ha sido una de las mejores cosas que han salido de las series estadounidenses durante este confinamiento.

‘Mythic Quest: Banquete de cuervos’ está disponible en Apple TV+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir