Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

De dónde viene el concepto de los daemonios de ‘La materia oscura’

La manifestación externa del alma en forma de animal es una de las ideas más peculiares de los libros de Philip Pulman

El leopardo de las nieves es el daimonion de Lord Asriel. (Fuente: HBO España)

La materia oscura arranca repleta de ideas que, para un espectador que entre de nuevas al mundo ideado en los libros por Philip Pullman, le pueden resultar abrumadoras. La serie irá explicando lo que necesitemos saber en cada momento sobre el Polvo, el Magisterio o lo que hay al norte, pero lo que enseguida llama la atención es la presencia de esos animales que acompañan a los personajes en todo momento: los daimonion, o daemonios, como se ha traducido la expresión para la serie.

En ese universo alternativo, todas las personas tienen un acompañante en forma de animal que es la representación externa de su alma. Un explorador ártico como Lord Asriel está acompañado constantemente por un leopardo de las nieves, por ejemplo. Dichos daemonios hablan con sus humanos y pueden ayudarlos a llevar a cabo algunas tareas, pero nunca se separan de ellos. Si un daemonio resulta herido, su persona siente su dolor, y si muere, también lo hace su humano.

Los daemonios de los niños cambian constantemente de forma. Pan, el animal de Lyra, se transforma en hurón, en gato o en pájaro dependiendo de lo que ella esté haciendo y sintiendo en ese momento. Como sus personalidades e identidades están aún formándose, los daemonios no adoptan una forma concreta. Sólo lo harán cuando esos niños entren en la edad adulta.

El origen de los daemonios

El mono dorado de la señora Coulter y Pan. (Fuente: HBO España)

En inglés, el nombre que Pullman da a esos animales es daemon. El término proviene del griego, daimón, la misma palabra de la que surgió después la palabra “demonio”. Es un concepto que en la Grecia clásica podía hacer referencia a un ser divino indeterminado y que, dependiendo de diferentes autores, era un protector de los hombres (Homero) o un intermediario entre hombres y dioses (Platón). Platón, de hecho, sostenía que los daimón servían como guías de los hombres y hasta los acompañaban al Inframundo durante su muerte.

Pullman fue madurando esta idea durante su etapa de profesor de instituto en Oxford y, después, se inspiró en varios cuadros clásicos que representan retratos de personas con animales, como La dama del armiño, de Leonardo Da Vinci, o Dama con ardilla y estornino, de Holbein. El escritor consideraba que, en esas pinturas, daba la sensación de que la mujer retratada y el animal compartían algún tipo de conexión psicológica.

Cómo se hicieron los daemonios de la serie

En la serie, los daemonios son tan importantes como en los libros, especialmente porque los secuestros de niños tienen algo que ver con la capacidad metamórfica de sus almas/animales, lo que presentaba el reto de cómo mostrarlos en pantalla de una manera en la que tuvieran sus propias personalidades y, además, los actores pudieran interactuar con ellos en el set.

La solución fue utilizar marionetas durante el rodaje. Los intérpretes contaban con los titiriteros para poder ajustar su trabajo a la manera en la que ellos insuflaban vida a los animales y, por otro lado, los responsables de VFX disponían de una referencia visual para crear después los daemonios por CGI que vemos finalmente en cada capítulo.

‘La materia oscura’ está disponible todos los lunes en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir