Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

‘Evil’ perturba explorando qué hace que una persona cometa malos actos

El cuarto capítulo de la temporada da la medida de la serie emitida por SYFY

(Fuente: CBS)

Cuando se anuncia que una serie va a girar en torno a un grupo de personas que investiga si las posesiones demoníacas son reales, la imagen que enseguida nos viene a la mente es la del padre Karras, con su crucifijo y su biblia, practicando un exorcismo en la joven Regan. O nos imaginamos que aparecerán los cuernos y las patas caprinas de ese Diablo que se insinúa (o que alucinan los personajes) en El día de la bestia. Evil juega con esas preconcepciones y con esas imágenes, pero se mueve por otros caminos.

Su terror es el del día a día. No hay criaturas malvadas y deformes, sino demonios internos, traumas imposibles de procesar, deseos que no nos atrevemos a reconocer, frustraciones reprimidas… Evil quiere explorar por qué hay personas que hacen cosas malas y si todas esas emociones y pensamientos que no sabemos gestionar son la razón de nuestros malos actos o sólo los detonantes.

El cuarto capítulo de la primera temporada, Rose390, da un paso adelante en dicha exploración. Se cuentan dos historias en paralelo: por un lado, las hijas de Kristen se ponen a jugar a un juego de terror online de realidad aumentada, un juego donde les aguarda un encuentro bastante inquietante. Por el otro, David, Kristen y Ben tienen que discernir si un niño, que tiene aterrorizados a sus padres, está poseído o simplemente está empezando a mostrar tendencias psicópatas.

Una de esas dos historias se mueve en esos miedos cotidianos que se esconden en las infinitas posibilidades de la tecnología. La otra acaba tocando a los protagonistas de una manera mucho más profunda.

(Fuente: CBS)

El título del episodio hace referencia a ese jugador online que las niñas se encuentran mientras van de susto en susto recorriendo su casa. Saben que es todo falso, pero que arañas monstruosas aparezcan en el pasillo de su dormitorio les provocan los sustos y el subidón de adrenalina que busca el juego. Rose390, sin embargo, representa otro tipo de peligro, por llamarlo de algún modo. Es el miedo de todos los padres a lo que sus hijos pueden encontrarse en internet; aunque sea virtualmente, entra en su casa una presencia que desprende unas vibraciones malignas, que parece disfrutar forzando que el temor haga daño.

Es una creativa vuelta de tuerca a las casas encantadas, las ouijas y los fantasmas a través del juego online, pero aunque crea momentos inquietantes (y empieza a romper la burbuja de diversión hogareña en la que han vivido hasta ahora las hijas de Kristen), no es esa la trama que acaba causando desasosiego de verdad. Es la historia del pequeño Eric y el miedo cerval que le tienen sus padres. Convencidos de que pretende asesinarles, han llenado el exterior de la puerta de su dormitorio de candados y cerraduras para que, allí dentro, esté prisionero.

No puede tener un principio más típico de tramas de niños endemoniados, pero la tranquilidad de Eric y su lógica extrema al responder a las preguntas de David y Kristen crean un personaje, como mínimo, desestabilizador. ¿Será real que ha experimentado con la posibilidad de envenenar a su familia? ¿Se está planteando seriamente eliminar a su hermano pequeño porque quiere ser el único hijo? ?¿Son todo imaginaciones de sus padres?

Lo que parece una nueva versión de, por ejemplo, Damien acaba dando un puñetazo sobre la mesa inesperado para una serie de una cadena en abierto. Indiewire lo describió en su momento como lo más oscuro que se había visto en una network en mucho tiempo, y no le faltaba razón. Porque cuando parecía que el episodio iba a dejar ambigua la resolución, llega la noticia de que los padres de Eric no pueden seguir viviendo con esa amenaza en su casa, y lo matan.

(Fuente: CBS)

Esa decisión muestra que Evil no va a a arredrarse ante los caminos por los que la lleve su exploración de lo que es el mal. Ya el episodio 3 estrellas, centrado en ese productor de Broadway al que hacen luz de gas a través de Alexa, termina con un giro decididamente inquietante, y Rose390 lo lleva un paso más allá, y no tanto por la decisión que toman los padres de Eric.

El verdadero impacto emocional del capítulo está en su última escena. Kristen está en casa viendo la tele con sus hijas. Parece estar bien, pero es una ilusión. Estar rodeada de las niñas, que parlotean ajenas al mazazo emocional que se llevó su madre, y tener que aparentar que no hay ningún problema, acaba siendo excesivo para ella. El episodio se cierra con Kristen escondida en la cocina, agachada tras la encimera, tapándose la boca para que sus hijas no la oigan llorar. Ahí es donde nosotros somos conscientes de la magnitud de lo que acabamos de ver y del precio que ella va a empezar a pagar por trabajar con David.

Porque esto ya no es teórico. Es muy real, del mismo modo que lo eran las aviesas intenciones de Rose390 en el juego. Y Evil nos dice que las posesiones demoníacas pueden no existir, pero la gente malvada sí.

‘Evil’ se emite todos los lunes, a las 22:00 h., en SYFY. Los capítulos están disponibles después en VOD.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir