Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

Freddie Highmore quiere seguir creciendo en ‘The Good Doctor’

AXN emite esta noche el último episodio de la segunda temporada

Freddie Highmore, en una imagen de la segunda temporada de ‘The Good Doctor’. (Fuente: AXN)

El doctor Shaun Murphy está a punto de enfrentarse a la peor situación imaginable para él: tener que dejar de ejercer la medicina. El último capítulo de la temporada 2 de The Good Doctor, que AXN emite esta noche en España, es un punto de inflexión en la evolución que Shaun ha tenido desde el principio de la serie. El nuevo jefe de cirugía del hospital San José St. Bonaventura no cree que esté preparado para asumir responsabilidades sin supervisión, y Shaun se encuentra ante la posibilidad real de dejar de ser cirujano.

“Es su gran reto en la vida, es lo que quiere ser. Es cirujano y no creo que vaya a cambiar su opinión sobre eso. El último episodio es la culminación de la relación entre el doctor Han (Daniel Dae Kim) y Shaun”, apunta Freddie Highmore, protagonista de The Good Doctor, que ha pasado por Madrid para promocionar la emisión del final de la temporada en AXN. Y para comprobar que en España es tan éxito como lo es en Estados Unidos en un encuentro previo con los fans donde pudieron hacerle algunas preguntas sobre cómo se prepara para interpretar a Shaun y cómo afronta un personaje que es tan importante para una parte muy importante de los espectadores.

Porque el doctor Murphy es autista y su representación ha recibido muchos elogios por parte de las personas con TEA (trastorno del espectro del autismo), algo que Highmore no se toma a la ligera: “Shaun es algo más que un personaje; al representar el autismo, parece que es algo más que una serie de televisión. Espero que pueda despertar una consciencia sobre el autismo, que sea el punto de contacto para luego investigar de un modo más profundo sobre el autismo en general, porque Shaun sólo puede representar, y sólo representa, a una persona.”

Una imagen del encuentro con los fans. (Fuente: FDS)

Además, esa persona es el centro de una serie de televisión en abierto sobre médicos, lo que acarrea sus propias reglas a la hora de contar su historia. Una de las más evidentes es mantenerse fieles a lo que es un joven con TEA y, al mismo tiempo, presentarle retos que sean interesantes para generar drama y para que los espectadores se enganchen a la serie. Durante la segunda temporada, Shaun ha estado pensando en lo que es tener pareja, por ejemplo, y el esfuerzo por evitar que se quede estancado empieza en su propio intérprete.

Para Highmore, es fundamental que “siempre va a continuar con su evolución, es una parte muy importante de la serie. Se diferencia de otras series en que en procedimentales como The Good Doctor, el público siempre quiere la misma cosa, episodio tras episodio, pero con Shaun no hubiera sido posible hacer la serie así, sin que contáramos la historia auténtica. Tiene que cambiar y evolucionar”.

Él vela porque eso sea así no sólo como actor, sino también como guionista ocasional y director de algunos episodios. Es una faceta en la que ya se probó en Bates Motel, donde interpretaba una versión joven de Norman Bates, y que ha repetido aquí porque, según sus palabras, “me encanta contar la historia de una forma visual y estar más involucrado”. Hasta reconoce que, en el futuro, le encantaría crear una serie o dirigir una película, quizás protagonizada por su compañera en la precuela de Psicosis, Vera Farmiga.

(Fuente: AXN)

Es un camino abierto para un actor que en breve empezará a rodar una película sobre atracos con Jaume Balagueró y que reconoce que no siempre quiso dedicarse a la interpretación, aunque se hiciera conocido como un niño en Descubriendo Nunca Jamás o Charlie y la fábrica de chocolate. Highmore se apartó de la actuación durante tres años para ir a la universidad a estudiar español y árabe, y en ese periodo pasó unos meses viviendo en Madrid, trabajando como traductor en un despacho de abogados. Por esa razón, todas sus apariciones promocionales sobre The Good Doctor en España han sido en castellano, aunque reconoce que le cuesta más que aprenderse la jerga médica de la serie.

Sin embargo, es el retrato fidedigno de Shaun lo que realmente le importa más: “(es más difícil) meterme en el papel de Shaun, y es mucha más responsabilidad. Tenemos que tomar atajos en los casos médicos. Según lo que me dicen, son verdaderos y pueden pasar, pero tenemos que hacer una cirugía de diez horas en dos minutos y hay que perder algo de lo que pasa en la realidad. Con el autismo, es importante hacerlo de la forma más auténtica posible”.

El final de la temporada 2 de ‘The Good Doctor’ se emite esta noche, a las 22:05 h., en AXN.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir