Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

Qué podemos esperar de la temporada 4 de ‘Riverdale’

Repasamos las pistas que nos dejó el final de la pasada temporada

AD

De las pocas cosas que permanecen inamovibles en ‘Riverdale’ es la fidelidad de los amigos. (Fuente: IMDB)

Pese a que este artículo no es una crítica como tal, sí se van a destripar las escenas finales del cierre de la temporada 3 de ‘Riverdale’.

Si algo se puede decir de Riverdale es que ha conseguido la fórmula para rizar el rizo. Cualquier trama dramática parte ya de un punto alto. No se trata un simple suceso de adolescentes. La pelea no gira en torno al poder ir o no a un concierto; sus arcos están empezando a ser mandar en una banda de moteros delincuentes, derrocar a una mafia con la que tienes vínculos familiares, huir de una cárcel o acabar con una secta que trafica con órganos.

Todo reto es pequeño para Betty, Veronica, Jughead y Archie y las limitaciones propias de la edad (el permiso paterno, el acceso a dinero o a medios de transporte privados) son prácticamente inexistentes.

Las relaciones con los adultos son de tú a tú, discutiendo sobre intentos de asesinato o intercambios de bebés. No por ello están exentos de portazos y los tonos en algunas de las réplicas siguen siendo los que tocarían. La mezcla, junto con la potencia estética de la serie y lo adultos que parecen sus protagonistas en físico y estilo, hace que permanentemente nos movamos en una macedonia de sensaciones donde todo nos parece razonable.

Tras una tercera temporada en la que no ha faltado de nada, las imágenes finales del capítulo 22 nos dan muchas pistas de lo que va a venir en la cuarta entrega. Y no parece que vaya a bajar el ritmo de intensidad. La primera pincelada la marca Cheryl saludando a Jay-Jay. Bueno a él, o a lo que queda de él con una figura extraña y boca cosida. Pero vamos por partes.

“El Rey Gárgola, la Dalia Roja, el Verdugo Negro. Chic estaba en la cárcel. Hal Cooper estaba muerto. Por fin. Sólo Penelope Blossom se las arregló para perderse en la noche. Riverdale volvía a ser nuestra. El futuro estaba por venir.”

Alice y Edgar en una imagen del último episodio de la pasada temporada. (Fuente: IMDB)

La Granja

Aunque la imagen inicial de Kevin rodeado de ropajes anunciando la Ascensión de los miembros dignos de La Granja apuntaba a que no volveríamos a saber más de ellos, no parece que hayan desaparecido. Alice no sólo no había sido abducida, sino que todo este tiempo ha sido una infiltrada de la secta. Aquello que Betty ha intentado durante toda la tercera temporada, su madre ya lo estaba haciendo desde el principio.

Pero por si esto no fuera suficiente novedad, nos viene anunciado por Michael, el mediohermano de Betty y de Jughead. Está claro que los Cooper no han desaparecido del todo y que van a tener sus propias tramas el próximo año. Reconozco que el girito de Michael no lo vi venir en absoluto. Ya ha anunciado que se establecerá en Riverdale para localizar a Alice, así que su llegada no sólo es una novedad para los dos protagonistas, sino que avanza una persecución a La Granja.

Dado que hablamos de una sociedad que trafica con órganos, creo que podemos esperar algo de acción y de resistencia ante su desmantelamiento, pero además ya se nos ha dicho que llevan persiguiéndolos desde hace varios pueblos. ¿Podremos conocer algo más del pasado de la secta? ¿Seguiremos viendo al perturbado de Edgar Evernever y su hija/mujer? Y lo que más me impresiona, ¿cómo acabará el matrimonio entre Alice y Edgar? Si ya me extrañaba la validez de la poligamia que se traían entre manos, pasa a ser aún más sorprendente cuando te cuentan que ella no sólo no lo ama, sino que lleva todo este tiempo buscando información para destaparlo.

En medio de todo esta situación se encuentra Polly a quien, no olvidemos, han arrebatado sus dos hijos y los han entregado a los Blossom. Gemelos que ahora no tengo claro dónde están porque, si recordamos, Penélope huyó tras la partida final de G&G. Cuanto más lo pienso, más lioso es y más susceptible de que intervengan servicios sociales.

Hiram y Hermione han pasado de trabajar conjuntamente a matarse. Casi literalmente. (Fuente: IMDB)

Los Lodge

Hablaría sólo de Veronica, pero es imposible obviar que se trata del miembro más joven de una saga que tiene mucha tela que cortar. Todos se quieren mucho, la familia es lo más importante. Eso nos llevan diciendo varios años. Aunque el padre se ha pasado toda una temporada haciendo la vida imposible a la hija; la madre ha intentado matarle a él, dos veces; Archie tuvo que huir porque su suegro le quería poner a nadar con los peces, peces que luego vio Hermione cuando Veronica se los mandó para que sus padres volvieran a unirse; cosa que no funcionó, porque Hiram pidió la nulidad del matrimonio (sí, dos décadas después) y justo antes de que la agente Ardilla del FBI lo detuviera con la ayuda de su hija y lo mandara a su propia cárcel. Y ahora, Hiram y Archie están bien, porque le ha regalado un gimnasio. O no, no sé, casi se matan en un ring. Perdón, pero ¿qué?

No me atrevo a aventurar qué pueda venir. Los Lodge han llegado a semejante punto de locura en el que lo menos llamativo de todo es que el avance de la próxima temporada nos enseña que Hermione será detenida. Disculpadme que insista pero, ¿dónde están los servicios sociales cuando se les necesita?

Desconocemos si Hiram tiene también cárceles femeninas, pero apostaría la mano buena de Jaime Lannister a que sus vidas en la prisión no van a ser iguales. Miedo me da lo que le pueda pasar a la no-mujer de un capo de la mafia al que su marido también se lo quiere poner difícil. Expuesta ante todos, ha sido una esposa útil mientras ha servido. Pero ahora tocan otros tiempos y dejar que se pudra en una celda o la maten. Quiero pensar que Veronica tomará cartas en el asunto, pero pinta a que bastante ocupada va a estar ya con su propio padre.

Las vacaciones de primavera

Pero no perdamos de vista que hablamos de cuatro adolescentes de 17 años. A la vuelta de la esquina tienen su entrada en la vida universitaria o laboral. Se viene el último año de instituto y lo hace con la promesa de ser amigos para siempre y de tener un año tranquilo. A la vista de las imágenes de las vacaciones de primavera podemos asegurar que no lo será.

De hecho sólo vemos a Betty, a Archie y a Veronica. ¿Dónde está Jughead? ¿Por qué los tres tienen sangre? ¿Por qué hay que quemar la gorra de Jughead? Betty lo tiene claro, acabar con la ropa, obviar ese día, titularse y no volver a cruzar sus caminos nunca más. Apuesto por que eso no es lo que va a suceder. Riverdale tiene mucho que darnos aún. Y por lo pronto, yo no puedo esperar a que se haga pública la fecha del estreno de la cuarta temporada.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir