Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

‘Upload’ ofrece mucho más que una comedia romántica: del cielo tecnológico a la desigualdad

Greg Daniels es el responsable de esta joya seriéfila de 2020 que ya rueda su segunda temporada

Robbie Amell y Andy Allo son Nathan y Nora en ‘Upload’. (Fuente: Amazon)

No estaba previsto estrenarla en un contexto de confinamiento, pero el estreno de Upload tuvo lugar el 1 de mayo ofreciendo una vía de escape al encierro que fue mucho más de lo que parecía que iba a ser. A una de las dos series estrenadas por Greg Daniels en 2020 –la otra fue Fuerza espacial– se entraba como a una comedia romántica de chica conoce a chico (o a la inversa) y se salía enamorado de los personajes, del universo futurista y fácilmente reconocible ambientado en 2033 y de la crítica nada superficial al sistema de clases donde el dinero manda incluso después de muerto.

Ahora que hace solo unas semanas que el rodaje de la segunda temporada ha echado a andar, es buen momento para reivindicar su existencia. Ausente en la mayoría de listas de ‘lo mejor del año’, Upload se merece mucho más reconocimiento del que ha tenido por muchos motivos. El primero, ya expuesto, por ser mucho más, por tener tantas capas como cada uno quiera encontrarle y por construir un mundo estéticamente increíble.

Para quienes busquen una trama romántica a la que engancharse, la de Nathan (Robbie Amell) y Nora (Andy Allo) es la de un joven al que su posesiva novia (Allegra Edwards) decide enviar a un retiro en la nube tras sufrir un accidente de coche. Su conciencia es descargada en Lakeview, una suerte de resort con desayuno buffet y campo de golf en el que pasar la eternidad. Allí su guía (o ángel, como llaman a los de atención al cliente) intenta hacerle fácil la transición y la adaptación a su nueva ¿vida? Una cosa lleva a la otra, ambos se entienden, se divierten juntos, conectan… Ya se sabe cómo van estas cosas.

El romance está, es la piedra angular de Upload. Pero es que, además de eso, tiene una trama de thriller que conduce a los protagonistas a una suerte de investigación a dos niveles (dentro y fuera de la nube) para averiguar si lo de Nathan fue realmente un accidente o, por el contrario, alguien intentaba quitarle del medio. ¿Quién podría querer matarle y por qué?

Todo eso en un entorno muy de ciencia ficción en el que la comida se imprime, el teléfono móvil es un implante en la mano, los coches son autónomos y la gente puede seguir viviendo eternamente en un paraíso virtual. Eso sí, siempre y cuando tenga el dinero suficiente para poder costeárselo. Porque una de las partes más singulares y llamativas de Upload es cómo bajo la idea de descargar la conciencia en la nube y pagarse el eterno retiro virtual subyace lo que, en una carta dirigida con motivo del estreno a los periodistas, Daniels definió como “una sátira sobre la desigualdad de ingresos y la degradación medioambiental”.

Así, por ejemplo, Nathan se instala en un resort con bonitas vistas porque su novia se lo paga, pero ¿qué pasa con quiénes no pueden costearse eso? Básicamente quedan condenados al 2G y a una habitación triste y blanca. Aunque, al final, como él mismo decía también, el hilo conductor y principal sea “una comedia de personajes acerca de la ciencia y el amor de vencer a la muerte”. Lo demás son todos añadidos que suman y le dan trasfondo y complejidad.

Romance + ciencia ficción + crítica social = ‘Upload’ (Fuente: Amazon Prime Video)

Por otro lado, el recorrido de la idea de Daniels hasta convertirla en serie casi merece una serie en sí mismo. Empezó como una ocurrencia para un sketch de Saturday Night Live antes de cruzar el umbral del ‘efecto 2000’ que no fue. La huelga de guionistas de 2008 hizo que casi se convirtiese en novela. Y al final acabó en la puerta de Amazon para lanzarse con una primera temporada de diez episodios de una media hora de duración (menos el primero) con una segunda tanda confirmada poco después.

Apuntes sobre la segunda temporada

Poco se sabe sobre lo que tratará la segunda temporada, pero la primera dejó a Nathan y Nora en una situación un tanto complicada para su relación y lo que se traían entre manos ambos. Dicho esto, lo que se sabe de la nueva tanda de episodios es que comenzó a rodarse hace solo unas semanas. Amell compartió una foto del rodaje en Instagram. También, que volverá la pareja protagonista y con ellos los actores Allegra Edwards (Ingrid Kannerman), Zainab Johnson (Aleesha), Kevin Bigley (Luke) y Josh Banday (Ivan).

Sobre el contenido, en unas declaraciones a CBR, Daniels avanzó hace algún tiempo que se pondría más atención en los secundarios (una de las grandes bazas de esta serie): “Creo que probablemente verás un poco más de los personajes secundarios esta temporada, lo cual es increíble. Zainab, Kevin y Allegra son muy divertidos y talentosos. Estoy emocionado por ver más de ellos, y la serie terminó en un gran momento para muchos de los personaje”.

Por otro lado, en la Comic-Con @ Home 2020 comentó que habría “mucha más tecnología”, que se sabrá más de los llamados ‘Luds’ y que “vamos a ver a Nora y Nathan cambiar Lakeview. Hay muchas cosas por venir y veremos más en Nueva York”. De la fecha de estreno y el número de capítulos no se sabe nada por el momento.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir