Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

Wilton House, el casoplón que comparten ‘The Crown’ y ‘Los Bridgerton’ y ha estado a punto de provocar una guerra

La Diana de ficción bailó allí, la reina Carlota dictó sentencia y fue Versalles en ‘Outlander’. Y todo en la misma habitación

(Fuente: Netflix)

Cualquiera que haya visitado Reino Unido, más allá de Londres, o sea aficionado a las series británicas de época sabe que en el país existen infinidad de mansiones espectaculares que añaden valor a la visita o al visionado. Según los cálculos más recientes, en el país se conservan tres mil casas de campo de carácter histórico. Pero entre todas ellas hay una que se ha convertido en la niña bonita de los rodajes, el anhelo de los diseñadores de producción y el lugar que las ficciones más reputadas quieren utilizar como decorado. Ese lugar es Wilton House.

Situada a dos horas de Londres, en la localidad de Salisbury, esta casa de campo propiedad de los condes de Pembroke es tan espectacular que en los últimos años es un lugar de referencia para cualquier producción que se precie. Y entre la multitud de series y películas que la han elegido para sus rodajes están dos de las producciones británicas televisivas recientes más conocidas, The Crown y Los Bridgerton. Una coincidencia que ha estado a punto de provocar un conflicto entre las dos series de Netflix.

Según recogieron los medios británicos, tanto el rodaje de la quinta entrega de la producción sobre Isabel II como la filmación de la segunda temporada de la adaptación de los libros de Julia Quinn tienen previsto utilizar Wilton House para rodar las escenas de sus nuevas tramas. Algo que ya han hecho en capítulos previos pero que, en esta ocasión, podría ocasionar retrasos en los rodajes ya que ambas se encuentran en un momento similar de producción.

La fuente anónima que puso sobre la pista a los tabloides señaló que «dado que las dos tienen fondos similares, era cuestión de tiempo que terminasen pisándose los pies». Y señalaba que aunque la fecha de los rodajes depende exclusivamente de las productoras «Netflix estará interesado en que todo esté ordenado». Y lo estaba, porque antes de que el reguero de rumores se extendiese un portavoz de la plataforma salió a desmentir que hubiese competencia por reservar la mansión. Entre otras razones porque el calendario de filmación de ambas producciones aún no se ha establecido, aunque parece confirmado que el rodaje de The Crown comenzará en las próximas semanas.

La sala más cotizada

(Fuente: Netflix)

El apunte del informador sobre los «fondos similares» no es casual, y los espectadores más atentos ya apuntaron en diciembre, cuando se estrenó Los Bridgerton, que la ficción se había colado en el Buckingham de The Crown. Porque la creación de Peter Morgan lleva utilizando este espectacular escenario desde su primera temporada. Y la sala en la que las debutantes del año se presentan a la reina Charlotte en el ficticio palacio de Saint James es la misma por la que vemos corretear a la reina Isabel y la princesa Margarita cuando todavía eran unas niñas, en uno de los primeros episodios.

La mejor prueba de ello es el enorme cuadro que aparece al fondo de ambas escenas, el Retrato del 4º conde de Pembroke y su familia que pintó en el siglo XVII Anthony Van Dyck. Pero esta espectacular pintura no resulta menos vistosa que la sala en la que se encuentra, y que es conocida con el nombre de la Habitación Doble Cubo. La mayor estancia de la casa, con nueve metros de ancho y de alto, decorada con muebles de terciopelo rojo y creaciones de reputados interioristas de la época. Las paredes de pino están pintadas de blanco y decoradas con franjas de follaje y frutas en pan de oro. Una estancia digna de la monarquía, sea la época que sea.

En cuatro temporadas, The Crown se ha servido de algunas de las diversas estancias de Wilton House para acoger las escenas más íntimas de la familia real británica, aprovechando sus interiores barrocos. Pero cuando tuvieron que poner a bailar a Diana de Gales en la última tanda de episodios, también se decantaron por la Habitación Doble Cubo para rodar las escenas, aunque en buena parte de ellas lo hicieron desde el plano contrario al del reconocible cuadro.

Un puente inspirador

(Fuente: Netflix)

Si en The Crown las estancias interiores de la mansión estaban vinculadas a las tramas de Isabel II y el día a día en palacio, en Los Bridgerton exprimieron las posibilidades que ofrecen las seis mil hectáreas dedicándolas a personajes diferentes en varios momentos de la serie. Así, la fachada principal del edificio se utilizó para representar la casa en la que el Duque de Hastings vivía en Londres, mientras que dos estancias interiores formaron parte de la mansión en la que vivía con Daphne una vez casados, siendo una de ellas el comedor y otra uno de sus despachos.

En los fabulosos jardines de la propiedad, la producción de época filmó algunos de los eventos a los que asistía la familia Bridgerton, entre ellos la fiesta en la que Colin Bridgerton anunció que Marina Thompson había aceptado casarse con él. Algunos de los paseos del Duque con su todavía «no prometida» Daphne también tuvieron lugar en los exteriores de Wilton House, al igual que uno de los paseos a caballo de Phoebe con su hermano Anthony.

Estas dos secuencias son fácilmente reconocibles porque en ambas se puede ver uno de los emplazamientos más vistosos de los terrenos de los Pembroke, el puente de Palladio. Construido en 1736 sobre el pequeño río Nadder, fue proyectado a partir de un diseño rechazado para el Puente de Rialto de Venecia. Y el resultado fue tan espectacular que en los años siguientes se llevaron cuatro copias del puente en otras tantas localidades inglesas, y la emperatriz Catalina la Grande encargó una quinta para una de sus residencias reales situada cerca de San Petersburgo.

Amplia experiencia en audiovisual

(Fuente: Netflix)

En 2016, un año después de que The Crown comenzase su fructífera relación con la Wilton House, fue Outlander la producción que utilizó sus estancias y paisajes para ambientar la segunda temporada de la historia de Jaime y Claire, una época en la que la pareja vivía en Francia y era invitada a las fiestas que se celebraban Versalles con cierta frecuencia. Así que como no podía ser de otra manera, la serie de Starz recurrió a dos de los lugares más reconocibles y elegantes de la propiedad, la Habitación Doble Cubo, que se llenó de candelabros de cristal, arreglos florales y antigüedades francesas para la ocasión, y el puente de Palladio.

The Crown, Outlander y Los Bridgerton son solo las tres últimas producciones de una larga lista en la que podemos encontrar una veintena de películas, la primera en 1971, que prácticamente son lo más reseñable de las producciones de época de las últimas décadas. Sentido y sensibilidad, Barry Lyndon, Orgullo y Prejuicio y Retrato de una dama son algunos de los títulos del inventario cinematográfico en el que también aparece el último Tomb Raider (2017) y la Emma protagonizada por Anya Taylor-Joy. Película en la que, por cierto, participa Josh O’Connor por lo que es fácil pensar que el joven actor inglés, el príncipe Carlos en The Crown, prácticamente vivió en Wilton House 2019.

La lista de producciones televisivas es algo más larga y diversa que la cinematográfica y, a las ya mencionadas, se suman el reality Britain’s Next Top Model, la soap opera estadounidense The Royals o el programa Bargain Hunt. Paradójicamente, la primera serie que se rodó en Wilton House fue la sitcom de los años 80 La víbora negra, la particular narración de la historia de Gran Bretaña desde el siglo XV protagonizada por Rowan Atkinson.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir