Quantcast
7 hotelazos de series de televisión en los que nos gustaría pasar el verano - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

7 hotelazos de series de televisión en los que nos gustaría pasar el verano

Puede que la producción en la que aparecieron no nos inspire un ambiente relajado, pero no importa porque son espectaculares

(Fuente: Instagram)

Lo sabemos, las casas de series que nunca podremos pagar, que mi compañero Israel Vicente analizó, ya nos pusieron los dientes largos, pero no nos hemos podido resistir a adentrarnos en los hotelazos de series de televisión en los que nos gustaría pasar el verano. Y menos con un aliciente como The White Lotus en emisión, con esa ambientación en un resort paradisíaco que despierta la envidia de cualquier mortal. Así que hemos tirado de memoria, y de archivo, y nos hemos puesto a pensar en esos alojamientos con los que la ficción nos ha alegrado la vista y que nos hacen soñar con unas vacaciones de ensueño. Este es el resultado.

‘The White Lotus’ – Four Seasons Resort Maui

(Fuente: Instagram)

Obviamente esta selección no podía empezar con otro alojamiento que el culpable de la misma: el Four Seasons Maui en el que se rodó The White Lotus. Situado en el sur de la isla de Hawái, en una zona repleta de emplazamientos turísticos llamada Wailea, este precioso resort de cinco estrellas tiene un precio por noche de casi 2000 euros.

Como ya hemos podido ver en la creación de Mike White, el complejo cuenta con spa interno, boutiques de compras y espectáculos nocturnos además de tres campos de golf. Para ambientar The White Lotus, la diseñadora de producción Laura Fox no pudo pintar ni alterar su empapelado, aunque logró redecorar las habitaciones en las que están alojados los personajes a base de cortinas, fundas de almohadas y las cabeceras de las camas. Para ello, contó con la ayuda de sus colaboradores, que recorrieron las tiendas del archipiélago en busca de iluminación, alfombras, plantas y flores.

‘Mad Men’ – Royal Hawaiian Hotel

(Fuente: Instagram)

Antes de la producción de HBO, Don Draper ya nos había hecho soñar con Hawái en la sexta temporada de Mad Men. En esta ocasión, para celebrar su luna de miel con Megan, la producción se trasladó a la isla de Honolulu para ambientarse en el Royal Hawaiian Hotel, que ya contaba con amplia experiencia cinematográfica y televisiva. Situado en el sureste de la isla, el precio medio de la habitación es de unos 400 euros por noche.

Con vistas panorámicas al océano Pacífico, spa de lujo, piscinas y una gran variedad de restaurantes, este alojamiento es especialmente conocido por sus fiestas tradicionales y por su hermoso edificio principal, el Pink Palace. Construido en 1927, todavía podemos degustar el tradicional Aha’ina, o fiesta, creado cuarenta años después y en el que el cerdo y el poi forman parte del menú al que sigue el hula, como disfrutaron en la ficción de Matthew Weiner.

Lo que no encontraremos será el bar en el que Draper se encuentra con un soldado borracho destinado a Vietnam. Fue construido por el equipo de la serie para el rodaje y a los encargados del hotel les gustó tanto que se ofrecieron a comprárselo a la AMC. Sin embargo, la negociación por el precio (la cadena pedía cincuenta mil dólares) se alargó tanto que cuando dieron el sí los equipos de postproducción ya lo habían desmontado. El director de ventas reconoció que casi se echa a llorar cuando lo vio hecho trizas dentro de un contenedor.

‘Jane the virgin’ – Ritz-Carlton Marina Rey

(Fuente: Ritz-Carlton Marina Rey)

La serie protagonizada por Gina Rodríguez se ambientaba en el estado de Florida, pero en realidad se rodó en California. Y las escenas que transcurrían en el Hotel Marbella que dirigía Rafael Solano (Justin Baldoni) se rodaron en el Ritz-Carlton Marina del Rey de Los Ángeles, en el que cuesta alojarse unos 380 euros por noche.

Las secuencias que transcurrían en las habitaciones y el vestíbulo se grabaron en decorados de estudio. Sin embargo, la producción de The CW sí sacó partido a su espectacular piscina rodeada de palmeras, así como de los emplazamientos al aire libre con los que cuenta el hotel y que podemos ver en las diversas fiestas a las que acudieron los protagonistas.

‘Bloodline’ – The Moorings Village

(Fuente: Instagram)

El drama criminal de Netflix protagonizado por Kyle Chandler y Sissy Spacek también se ambientó en Florida pero, a diferencia de su predecesora, sí se rodó allí. Y más concretamente en este lujoso complejo hotelero situado entre Miami y Key West, en la localidad de Islamorada. Compuesto por 18 cabañas, alojarse en The Moorings Village tiene un precio de entre 500 y 1500 euros por noche, dependiendo del tamaño de la que escojamos.

Lo que en el pasado fue una plantación de cocoteros, ahora se ha convertido en un espectacular lugar en el que disfrutar de unas vacaciones gracias a su playa natural de arena blanca, su piscina o sus canchas de tenis. Además los alojamientos, que van de una a tres habitaciones, son autosuficientes y cuentan con su propia cocina. Pero si lo que queremos es descansar del todo, el negocio hotelero también cuenta con su propio restaurante: el The Morada Bay Beach Café que también podemos ver en Bloodline.

‘Lucifer’ – Sunset Tower Hotel

(Fuente: Instagram)

La producción protagonizada por Tom Ellis también se tomó licencias a la hora de ambientar las historias de Lucifer y, aunque el ático del protagonista no es real, el edificio en el que se encuentra sí lo es y no ha sido la primera vez que ha aparecido en la pequeña pantalla. Para aquellos que quieran sumarse a esta lista y disfrutar de la nostalgia más hollywoodense de la ciudad de Los Ángeles, cada noche de alojamiento tiene un precio de 380 euros.

Inaugurado en 1931, el Sunset Tower Hotel de 15 plantas se convirtió en el edificio más alto de la época y sus áticos de lujo en los lugares más cotizados por las estrellas de Hollywood. Entre sus clientes habituales se encontraban nombres como John Wayne, Carl Gable, Frank Sinatra o Roger Moore y en su piscina Marilyn Monroe realizó una de sus sesiones fotográficas más célebres. Su fama alcanzó tales cotas que, apenas 16 años después de su apertura, Truman Capote se refirió a él como un establecimiento «muy elegante que, según dice la nobleza local, es donde sucedieron todos los escándalos que sucedieron». En las últimas décadas ha acogido algunas de las fiestas post Óscar más cotizadas y en la actualidad es fácil ver en su restaurante a actores y actrices de renombre.

‘Entourage’ – Hollywood Roosevelt Hotel

(Fuente: Instagram)

La comedia de HBO recorrió, a lo largo de sus ocho temporadas, algunos de los locales, hoteles y restaurantes más conocidos y prestigiosos de Los Ángeles. Pero como tenemos que quedarnos con uno, hemos escogido el que más veces aparece, el Hollywood Rosevelt Hotel. Situado en el Paseo de la Fama, este alojamiento de estilo español que cuenta con 300 habitaciones, de las cuales 63 son suites, es uno de los más asequibles de esta lista, con un precio de 250 euros por noche.

Inaugurado en 1927, tiene el honor de ser el hotel en funcionamiento más antiguo de la ciudad y también de haber acogido la primera ceremonia de entrega de los Premios de la Academia en sus salones. Uno de sus emplazamientos más reconocibles y solicitados es el Tropicana Pool Café y Bar, situado junto a la piscina del hotel y en el que pudimos ver a los protagonistas de Entourage junto al rapero Eminem, en la séptima temporada, antes de alojarse en la suite del ático. 

‘Twin Peaks’ – The Salish Lodge and Spa

(Fuente: Instagram)

No solo de playas y sol vive el ser humano y, para aquellos que busquen parajes y experiencias relacionadas con la naturaleza, hemos reservado el broche final. Se trata del hotel en el que se alojó el agente Dale Cooper (Kyle MacLachlan) durante la investigación del asesinato de Laura Palmer: el Great Northern Hotel. En realidad este espectacular alojamiento situado sobre la cascada Snoqualmie se llama Salish Lodge and Spa y pasar una noche allí tiene un precio de 290 euros.

Este hotel de cuatro estrellas ha sabido aprovechar el tirón que todavía tiene la mítica serie creada por David Lynch y Mark Frost y ha creado un paquete especial para sus fans. La experiencia Twin Peaks les permitirá disfrutar, cómo no, del inolvidable pastel de cereza, una sesión de spa inspirada en la producción, con el café y la cereza como ingredientes principales, y el Dale Cooper Cocktail, con ginebra, clavo y cardamomo. Y para que no falte de nada, al terminar la estancia podrán encontrar en la tienda del establecimiento merchandising inspirado en la serie.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir