Quantcast
'Better Call Saul' es la mejor serie que no estás viendo (y estás a tiempo de ponerte al día) - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

‘Better Call Saul’ es la mejor serie que no estás viendo (y estás a tiempo de ponerte al día)

La quinta entrega del spin off de 'Breaking Bad' llega a Netflix y es la oportunidad perfecta para disfrutarla

(Fuente: Movistar+)

El verano es la época perfecta para ponerse al día con producciones que tenemos pendientes, ya sea porque la oferta de estrenos es menor o porque tenemos la suerte de tener más tiempo libre. Sea cual sea la razón, Netflix acaba de incluir en su catálogo (tras su paso por Movistar+ en primera ventana) la quinta temporada de una de las mejores producciones en emisión en la actualidad, Better Call Saul. Y con su última entrega pendiente de estreno en 2022, este es el momento perfecto para ponernos al día y llegar a su desenlace con los deberes hechos.

El spin-off de Breaking bad no ha gozado de la relevancia y el ruido mediático de la producción predecesora y no es porque le falte calidad. Es cierto que son dos producciones muy diferentes, que obviamente pierde el gran atractivo de la ficción protagonizada por Bryan Cranston y Aaron Paul, ellos dos, pero que cuenta en su equipo creativo con los nombres que hicieron posible la serie que está entre las mejores de este siglo, Vince Gilligan y Peter Gould. Esta es solo la primera de las razones por las que debemos aprovechar la oportunidad que nos da la plataforma de streaming para descubrir una serie tan redonda como atractiva.

Goodman, antes McGill

(Fuente: Movistar+)

«Mi nombre real es McGill. Lo de ser judío es solo para los lugareños. Todos ellos quieren un matón de la tribu, por así decirlo». Así comenzó la relación entre Walter White y Saul Goodman, en el octavo episodio de la segunda temporada de Breaking Bad. Y aunque, en un primer momento, el profesor de química metido a traficante no se mostró muy entusiasmado por contar con la ayuda de un tipo tan descarado, el abogado terminó convirtiéndose en el solucionador que necesitaba para sus atípicos problemas.

Lo que White no sabía es que detrás de ese personaje que encarnaba el componente cómico de Breaking Bad había un hombre que, años atrás, era inseguro, gris y temeroso. Con un título universitario conseguido en una universidad desconocida, su vida consistía en sobrevivir al precio que fuese, buscando clientes desesperadamente para pagar sus facturas y conduciendo un coche destartalado. La rutina diaria de un hombre que busca su lugar en el mundo, que nos permite ver al abogado más conocido de la pequeña pantalla en un ambiente que la producción original obvió: la sala de un tribunal.

Cuando se estrenó Better Call Saul, Bob Odenkirk definió su personaje «como un cachorro» y aunque despierta los mismos sentimientos que un pequeño animal tampoco podemos obviar su vertiente mediocre. Esa que le hace desvivirse por un caso que cualquiera despreciaría, que se evidencia con sus trajes de saldo varias tallas más grandes y en la que ahonda, sin miramientos, su propio hermano.

Piedras en el camino

(Fuente: Movistar+)

Para Jimmy McGill la vida en la corte transcurre entre jóvenes que se cuelan en la morgue para violar cabezas de cadáveres y matrimonios estafadores que quieren sortear la cárcel a cualquier precio. Y fuera de ella descubrimos su faceta más desconocida y probablemente también la más triste. Porque Jimmy se ocupa de cuidar a su hermano Chuck, un hombre que está convencido de que la electricidad y los dispositivos electrónicos le hacen enfermar. A pesar de que esta aversión obliga a los visitantes de la casa a un curioso ritual, Jimmy siempre está pendiente de Chuck. Y este se lo paga primero con desprecio y luego con traición.

De esta relación cimentada en un recelo insalvable surgirán muchos de los problemas con los que el personaje de Odenkirk se va encontrando en las primeras temporadas de la serie. Y que van desde una necesaria reinvención laboral al encuentro con una de las personas que le acompañarán a lo largo de este periodo de su vida, pasando por residencias de ancianos o aventuras en el desierto. Momentos en los que, como es de esperar, está muy presente esa parte gamberra de su personalidad que lo ha convertido en un personaje tan carismático.

Nuevos compañeros

(Fuente: Movistar+)

Kim Wexler, interpretada por Rhea Seehorn, es esa persona que acompaña a Jimmy en esta etapa vital repleta de momentos difíciles y cambios inesperados. Como él, Kim se dedica a la abogacía, aunque su forma de afrontar cada uno de sus casos es muy diferente. El protagonista nunca pierde esa visión alejada de la legalidad de la propia ley, mientras que ella es una profesional que se dedica en cuerpo y alma a seguir los caminos marcados en busca de lo mejor para sus clientes.

Sin embargo, como sucede con los mejores amigos, sus diferencias profesionales no supondrán un escollo para convertirse en esa persona con la que consiguen ser ellos mismos. Una relación que experimentará diversos cambios a lo largo de las cinco temporadas y que, con el paso del tiempo, les llevará a absorber las cualidades, buenas y malas, del otro. No quiero dejar de comentar aquí el gran personaje que es Wexler y la calidad del trabajo de Seehorn, que de entre todas las injusticias que sufre la serie a la hora de ser reconocida, que año tras año se olviden de ella en las nominaciones es tal vez la mayor.

Viejos conocidos

(Fuente: Movistar+)

Better Call Saul arranca, aproximadamente, seis años antes de que conociese a Walter White. Y entonces en la vida de Jimmy ya estaba un viejo conocido de los seguidores de Breaking Bad, Mike Ehrmantraut. El personaje interpretado por Jonathan Banks trabaja en el aparcamiento de los tribunales de Albuquerque y, aunque se ven a diario, su relación no es precisamente buena. Al igual que con el paso de los capítulos descubrimos la vida de Jimmy, también nos acercamos a la vertiente más personal de este peculiar hombre que, gracias a este spin off, ha vuelto a la vida.

Será Ehrmantraut el que nos acerque también a otro de los personajes más populares de la serie original, Gus Fring, que hace su primera aparición en la tercera temporada de Better Call Saul. Pero no son los únicos, porque a lo largo de los 50 capítulos que se han emitido hasta ahora nos encontramos con el apellido más temido de todo el estado y parte de México, Salamanca, con el malvado Tuco (Raymond Cruz), su tío Héctor (Mark Margolis) y los terribles Leonel y Marco (Daniel y Luis Moncada).  

El arranque de cada temporada

(Fuente: Movistar+)

Si eres de los espectadores que más que conocer el pasado de Saul Goodman te gustaría saber qué le deparó la vida después de todo lo que pasó en Breaking Bad, Better Call Saul también es tu serie. Porque, en el arranque de cada temporada, Vince Gilligan y Peter Gould nos dan la oportunidad de ver cómo vive y a qué se dedica «ahora» Jimmy McGill. Ese hombre al que Walter trató de convencer para que le acompañase en su última aventura pero que, cansado de temer por su vida, prefiere que Ed (Robert Forster) le proporcione una nueva identidad y un destino. Eso sí, esta parte de la historia llega en pequeñas dosis y en blanco y negro, para hacer el relato aún más épico e intrigante.

‘Better Call Saul’ está disponible en Netflix.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir