Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

‘Pequeñas mentirosas: Perfeccionistas’ entra en el descontrol que esperábamos

Repasamos algunos de los hilos abiertos tras el capítulo de esta semana

Los tres protagonistas de “Pequeñas mentirosas: Perfeccionistas”

Pequeñas Mentirosas nos tenía mal acostumbrados. Tras tantas temporadas donde los muertos revivían, los vivos desaparecían y nacían hermanos, amantes y cuñados de la nada, esperábamos que Perfeccionistas tuvieran un tono parecido. Y aunque la serie daba mucho de lo esperado, tenía cierto sentido común que no encajaba. Lo que añorábamos era otra cosa. Pero, por fin, esta semana ha llegado el descontrol más absoluto. Vamos a repasarlo.

Vayamos por partes. Taylor vive, la lucha sigue. No, no es una sorpresa, desde el primer capítulo lo sabíamos, y es bueno que hayan hecho partícipe a Alison de ese dato. Nadie lía las cosas como ella. Ya sólo nos falta que Mona lo sepa y se pongan las tres a desparramar haciendo que la situación no sólo salga de control, sino que además se metan en mil líos más. Porque espero que todos tengamos claro que, lo que sea que esté planeando Taylor, ahora será también batalla de las de Rosewood.

Realmente no tenemos del todo claro qué llevó a su desaparición, y espero que esa madre maligna y ambiciosa que pretende que sus hijos sean calcos perfectos tenga algo que ver. Desde el arranque, su personaje está algo desubicado, no parece que vaya a ser simplemente una jefa, pero tampoco acabamos de saber cuál es su papel en la serie.

El otro punto a favor de la aparición de Taylor es que da sentido a la presencia de Ali. Por mucho que nos gustara que se metiera en los follones de los estudiantes, no era del todo natural. No deja de ser una profesora, pero además llevan diciéndonos desde el principio que el hecho de que ella haya sido aceptada como docente en esa universidad de élite tiene algo más detrás que simplemente su calidad como pedagoga.

Y, bueno, que nuestros alumnos están ya bastante ocupados sin necesidad de una Alison que lo líe todo. En serio, ¿atropello? ¿Otra vez? El recurso ya lo hemos visto, es cierto, pero también hace que tengamos que aceptar que hay una especie de nueva A que amarga al trío calavera. Sabemos que los recuerdos del padre de Ava son obra de la agente (para mi gusto, de hecho, se ha descubierto bastante rápido), pero sigue habiendo cosas poco claras que tienen que venir de una mano que no conocemos.

Si algo nos enseñó Pequeñas mentirosas es que nunca sabes realmente cuántos actores han entrado en escena ni cuántas vueltas dará la trama. Es muy difícil jugar a las deducciones porque siempre hay hilos que te estás perdiendo. Pero van aquí algunas de mis apuestas.

Alison y Mona, toda una vida huyendo la una de la otra para acabar trabajando juntas.

Mason no pinta nada. No tiene personalidad. Su presencia tiene que ser simplemente una forma de mantener vivo el espíritu de Nolan, pero no creo que sea una pieza importante en la trama. Es más, espero que tenga un final dramático y de lo más perdedor. En una serie como esta, donde nos han enseñado malos maravillosos, el papel del jugador es de lo más anodino. Extorsiona con secretos que ni él ha descubierto y que sus víctimas están dispuestas a admitir entre ellas. No se merece demasiado protagonismo ni escenas muy épicas.

El padre de Ava aparecerá. Pero no en esta temporada. Tanta foto, tanto recuerdo, tantas vueltas con el dinero, tienen que traernos algo más que una fotografía. Y a esta secuela le faltan adultos liándola. Por otro lado, ¿qué sucede con la madre? Si echamos la vista atrás, Ava sólo le ha dedicado una frase, y no muy cariñosa. De volver su padre, ¿lo haría solo? Reconozco que los tres protagonistas me despiertan poca curiosidad; así como Spencer, Hanna y Aria tenían una vida personal bastante interesante, no me parece lo mismo con el nuevo trío.

Posiblemente, sea lo que menos me gusta de Perfeccionistas. Sus protagonistas me dicen poco, y sus vidas personales aún menos. Me cuesta imaginar seis temporadas únicamente con hechos externos. Y ellos aguantan poco el examen al que sometimos a las estudiantes de Rosewood. Mona no tenía prácticamente vida personal, es cierto. Pero es Mona. Quiero decir, ella sola llena el escenario. Pocos papeles como ese vamos a poder encontrar en la televisión.

Hablando de Mona, ¿quién juega con ella al ajedrez? Necesita un “amienemigo” a su altura, y por el momento no parece que hayamos visto ninguno. Quizás Ray Hodagorn. El papel de bedel da mucho juego para esconder a un todopoderoso. Su presencia pasa inadvertida y es quien puede recorrer el campus con menos supervisión. Posiblemente, ni el programa de control de la universidad le tenga muy en cuenta. En él deposito muchas de mis esperanzas para tener una contienda en condiciones.

(Fuente: Freeform)

Y por último, Nolan. Casi estamos olvidando que todo esto comenzó con un muerto. ¿Quién lo mató? ¿Por qué? Tengo dos apuestas en este tema: la primera es esa mano negra. Pero no quiero jugármelo todo a un ser invisible que de golpe arregle todos los cabos. ¿Y si su madre tuviera algo que ver? Necesito que esa mujer tenga un papel maligno, y matar a su propio hijo sería un girito interesante.

Las teorías están lanzadas. Aquí y en la blogosfera. Si bien la serie no está haciendo tanto ruido como su predecesora, aún tengo fe. Es sólo la primera temporada, sabemos que Sara Shepard tiene un segundo volumen escrito con esta historia. El primero ya ha sido editado en España. Esto puede ir para largo y acabar siendo un follón a la altura de sus expectativas. Tengamos un poco de paciencia y démosle un voto de confianza.

‘Pequeñas mentirosas: Perfeccionistas’ se emite todos los jueves en HBO España.

Crítica: ‘Pequeñas mentirosas: Perfeccionistas’, con las ideas claras
La serie arranca con un enfoque más maduro pero el mismo saber dejar la intriga abiertafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir