Fuera de Series Fuera de Series

Artículos

‘The Politician’, cuando la identidad de género del actor no define al personaje

El verdadero avance llega con papeles en los que actores y actrices trans no necesitan justificar su existencia en la trama

Theo Germaine interpreta a James en ‘The Politician’. (Fuente: Netflix)

Cuando Transparent se estrenó en 2014, fue la primera serie en colocar la experiencia trans como protagonista de su historia central. Hasta aquel momento, la inclusión de un personaje trans en la ficción seriada era más bien anecdótica y la mayoría de sus apariciones solían producirse como la víctima de la semana en procedimentales: su presencia estaba asociada a la narrativa del trauma y la violencia que sufrían sus cuerpos.

Transparent tenía como protagonista a Maura, un personaje trans que tenía un pero, porque estaba interpretada por un actor cis. El primer gran paso en materia de representación había llegado realmente unos meses antes, en verano de 2013, en Orange is The New Black y con Laverne Cox, que en la edición de los Emmy del año siguiente consiguió una nominación como mejor actriz invitada.

Los casos de Jeffrey Tambor en Transparent o el de Paco León en La casa de las flores confirman la falta de oportunidades para actores y actrices trans, algo que se explora de forma muy lúcida con la trama de Laura Corbacho en la tercera temporada de Paquita Salas: sus opciones están limitadas, porque ni siquiera se piensa en ellos para interpretar los contados personajes disponibles que han vivido sus experiencias personales.

En la entrevista que le hizo nuestro compañero Álvaro Onieva a Corbacho (que recomiendo leer completa), ella da con la clave cuando explica que el proceso de pensamiento habitual es que si necesitan a una mujer trans para un papel, lo primero que les viene a la cabeza es un actor. Esto es algo que explica muy bien la dramaturga y activista Vida Morant: “Si por defecto siempre se piensa en un varón para interpretar a una mujer trans, es porque la sociedad ve a la mujer trans como un hombre”. Hay un claro problema en cómo la sociedad lee los cuerpos cuando al pensar en una mujer trans no ven una mujer, sino un hombre “disfrazado de mujer”.

Sigue existiendo en algunos círculos un problema cultural, pero en otros se han visto avances, como la elección de actores y actrices que le han dado vida a la experiencia trans de series como Euphoria, The OA o Las escalofriantes aventuras de Sabrina, por ejemplo. O Pose, una producción con profesionales trans delante y detrás de cámaras, que ha conseguido una nominación como mejor serie dramática en los premios Emmy de 2019.

Hari Nef es Blythe en ‘You’. (Fuente: IMDB)

Lo mínimo es que los actores del colectivo tengan acceso a esos papeles, pero últimamente se está produciendo un avance realmente importante: también empiezan a tener la oportunidad de interpretar personajes que no están definidos por su identidad de género. Tenemos un ejemplo muy reciente en The Politician, donde el actor Theo Germaine interpreta a James, uno de los mejores amigos y asesor político del protagonista de la serie. También vimos el año pasado a Jen Richards en Blindspot, o a Hari Nef en You, donde interpreta, como el resto del elenco, a un personaje detestable; una mujer detestable, en su caso.

Esos personajes no están obligados a justificar su existencia en la trama porque se identifiquen o no con el género que se les asignó al nacer. Identificarse como trans puede formar parte de la lucha activista de quienes los interpretan, pero como profesionales no deberían verse limitados por su persona pública (o privada) porque antes que todo lo demás son actores y actrices que, como el resto de sus compañeros, aspiran a tener la oportunidad de interpretar cualquier personaje. Este es el camino.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir