Quantcast
Crítica: ‘Star Trek: Discovery’ 1x14 — ‘La guerra exterior, la guerra interior’ - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘Star Trek: Discovery’ 1×14 — ‘La guerra exterior, la guerra interior’

¿Está la tripulación de Discovery preparada para hacer lo que sea necesario para sobrevivir?

Saru y Burnham se enfrentan a una situación muy complicada en su regreso. (Fuente: CBS All Access)

Después de la intensidad del arco en el universo espejo, Star Trek: Discovery necesitaba un episodio de recolocación de piezas antes de su final de temporada. La nave acaba de regresar a su universo, de descubrir que han vuelto nueve meses más tarde y que la guerra contra los klingon está prácticamente perdida. Antes de lanzarse a por el último paso, hay que saber cuál es, que es a lo que se dedica este La guerra exterior, la guerra interior.

Porque hay mucha información que todos tienen que procesar. La más apremiante, por supuesto, es el estado crítico en el que se encuentra la Federación, mermada y acosada por unas casas klingon también enfrentadas entre sí, y que basan sus reclamaciones como líderes de su imperio en el número de bases de la Flota Estelar que destruyan y de humanos que maten.

Se encuentran justo en el punto en el que la filosofía de Lorca de que el fin justifica los medios empieza a parecer la única opción posible no ya de ganar, sino de sobrevivir. Y la presencia de la Emperatriz Georgiou refuerza esa idea. Un momento de debilidad de Burnham, de dejarse llevar por su culpa, añade una complicación más a toda la situación, porque va a hacer que todos se enfrenten a esa oscuridad en su interior. La reflexión de Tilly es una muy obvia metáfora de por dónde se moverá el final de temporada, con esa peligrosa maniobra para infiltrarse directamente en el corazón del imperio klingon.

Michelle Yeoh regresa justo para el final de la serie. (Fuente: CBS All Access)

Que Georgiou se haga pasar por su homóloga del universo principal ya es un paso en la entrega a esa oscuridad. Está, desde luego, muy preparada para pelear contra los klingon con sus propias armas y sabe dónde golpearles para causarles el mayor daño posible. Pero no va a detenerse hasta que no los extermine. ¿Está dispuesta la tripulación de Discovery a llegar hasta ese punto? ¿Va a permitirlo Burnham?

Ésta tiene otro frente emocional abierto con la recuperación de Tyler (aparentemente, al menos). Cualquier rastro de Voq ha desaparecido de él, excepto sus recuerdos, lo que quiere decir que este Tyler no es el mismo de antes. Es alguien nuevo, como explica Tilly, y alguien que tiene que aceptar todo lo que hizo mientras su programación de espía klingon pugnaba por salir de su subconsciente. La conversación de Tilly con Burnham de que el entorno puede ayudarlo a mantener sus mejores cualidades humanas, a no dejarse llevar por su guerra interior, puede aplicarse también al enfrentamiento con los klingon. Sobre todo si Discovery tiene éxito la semana que viene y logran derrotarlos.

Para Burnham, por su parte, enfrentarse a él y dejarlo atrás es otra parte de su maduración como personaje. Se pasa todo el episodio lidiando con todas las emociones que están cociéndose en su corazón. La sorpresa del regreso a su universo, la culpa que le lleva a rescatar a la Emperatriz, la rabia, la decepción y el amor que se mezclan en su reacción ante Tyler, el miedo de la última despedida con Sarek… Sonequa Martin-Green necesita poco para transmitirlo todo, del mismo modo que parece que su conexión con Saru va a ser importante para el final.

Podcast: Recap – Star Trek: Discovery 1×13 — ‘El pasado es prólogo’
Dani Simón y C.J. Navas analizan el decimotercer y antepenúltimo episodio de la primera temporada de Star Trek…fueradeseries.com

Y L’Rell también debería pasar a un primer plano entonces. Su respeto por la almirante Caldwell, y su más que probable indignación por la manera en la que las casas klingon están peleando unas contra otras, es la mejor baza de Discovery para conseguir una tregua. Hasta ahora, apenas ha participado en la “curación” de Tyler, y es un activo que no se puede desperdiciar en el final de temporada. Qué papel va a jugar es un misterio, porque puede ser tan imprevisible como “Georgiou-nate”, pero es probable que sus intereses y los de la Federación acaben siendo los mismos.

Caldwell y Sarek optan por una decisión muy arriesgada. (Fuente: CBS All Access)

La misión que Discovery va a llevar a cabo en Qo’Nos, el planeta natal klingon, es muy arriesgada no sólo porque está en pleno corazón enemigo, sino porque entre su tripulación hay variables difíciles de controlar. Saru y Burnham empiezan a ser conscientes de que, probablemente, van a tener que tomar decisiones aún más complicadas de lo que lo han hecho hasta ahora. La almirante Caldwell y Sarek han puesto en marcha un juego del que no está claro que sepan a ciencia cierta todo lo que puede salir mal. Pero situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas.

Notas al margen

Todas las críticas de ‘Star Trek: Discovery’

‘Star Trek: Discovery’ está disponible todos los lunes en Netflix España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir